En nuestro canal de YouTube

Especial: Silent Hill 2, un gigante imbatible que hoy cumple 13 años



Trece, el número maldito para muchos y por ende el aniversario ideal para recordar la grandeza de este inolvidable survival horror ¿Qué convierte a Silent Hill 2 en una obra maestra de su género?

Si hay algo sobre lo que me encuentro reflexionando más seguido de lo que quiero admitir es sobre la evolución de los videojuegos en estos últimos diez años. Hemos visto progreso a nivel técnico en todo aspecto ¡vamos que hasta la realidad virtual ya es un hecho! Pero este avance no ha sido uniforme, ya que en un apartado muy puntual a los que llamamos "fichines" todavía les falta madurar.

¿En qué? Pues en todo lo relacionado a su apartado argumental y narrativo. La opinión de quienes afirman que los videojuegos son cosa de niños viene fundada en algo más que un prejuicio, no nos engañemos, hay culpa de ello en el modelo actual de la industria también. Muchos videojuegos aún tienen elementos que nos hacen verlos como algo poco serio en algunos aspectos. Más de una vez nos hemos encontrado pensando "Es un videojuego, tampoco pretendamos tanto.", refiriéndonos a su apartado lógico o argumental. Lo cierto es que sin darnos cuenta, los propios gamers con este tipo de comentarios condenamos al medio a no ir "más allá".


De todas formas, hace no mucho más de cinco años, algo ocurrió en la industria y se dio el conocido "Boom indie" que todavía vivimos. Un fenómeno que ha permitido que casi cualquiera desarrolle su propio videojuego gracias a herramientas como el crowfunding y Steam Greenlight. Y así han surgido muchísimos videojuegos a los que se los engloba en la simple categoría “indie” y que se han dedicado a experimentar a nivel gameplay y a nivel narrativo, lo que hace que generalmente se los aprecie por su carácter innovador.

Títulos como Braid, Gone Home, los hechos por thatgamecompany, The Chinese Room y Tale of Tales entre otros, incluso otros realizados por empresas más grandes como Spec Ops The Line o The Last of Us, todos ellos suelen ser apreciados por ser "osados", es decir, por ser videojuegos que además de un mero entretenimiento, son también una interesante forma de hacernos reflexionar sobre asuntos realmente complejos. En el año 80 cuando surgieron ¿Alguien habrá imaginado acaso que a futuro estaríamos jugando a videojuegos que nos hagan ver el lado crudo de la guerra o el egoísmo del ser humano, entre otros temas?

Y aquí es dónde Silent Hill 2 entra en escena. En 2001, en una época en la que era incluso más difícil encontrar un videojuego “osado” y que tampoco existía el término indie, Silent Hill 2 nos demostró que el terror puede ser algo más que enfrentar a una plaga de zombis o a vaya uno a saber qué monstruo que esté de turno; nos hizo ir “más allá.” Adelantado a su tiempo, nos envolvió bajo su manto gracias a su potencia narrativa y nos hizo reflexionar sobre la soledad, los impulsos sexuales, la infidelidad y muchísimos otros temas que hoy en día siguen siendo un taboo en el medio gamer, incluso en el género de horror.

Por esa razón, y muchas más, Silent Hill 2 es de los pocos juegos (no solamente de terror, sino en general) de los que uno puede decir que se mantuvo intacto ante el tiempo. Sobre Silent Hill 2 jamás nos encontraremos diciendo “Pero en su época te volaba la cabeza”, porque justamente jamás ha pasado “su época”. Mejor dicho, tan adelantado ha sido que incluso hoy en día, después de trece años de vida, tiene el potencial para seguirle volando el marote a cualquier nuevo gamer que se acerque a él.


Silent Hill 2 se sostiene como un gigante del terror imbatible, una joya atemporal. Mi lado más egoísta quiere que esto se mantenga por siempre, pero también confieso que me gustaría poder jugar a más videojuegos de horror como él – que los hay pocos, pero los hay – y que sus enseñanzas se vuelvan standard. Así, entonces, dejaríamos de hablar de videojuegos "diferentes", "indies" u "osados" y diríamos simplemente videojuegos.

Felices malditos trece años Silent Hill 2.

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

11 Gritos :

  1. Indiscutible título que le da un verdadero significado al género del survival horror... Bien merecidos 13 años Silent Hill 2 y que se vengan muchos mas...

    ResponderEliminar
  2. Bella reflexion.Los juegos han demostrado varias veces que pueden ser un gran arte.Y no hay que guiarse por "grupitos" de juegos para encasillar al videojuego en general como algo sin seriedad.Como has dicho.

    ResponderEliminar
  3. Bueno por fin alguien que comparte mi vision de los videojuegos como obras de arte que pueden ofrecer mucho a nivel tecnico y argumental y que a veces es mejor que cualquier libro o pelicula bueno eso es lo que yo pienso, que decir de Silent Hill 2? una obra de arte es la palabra correcta aunque se quede corta en la descripcion total de este gran juego y concuerdo totalmente no solo con este titulo si no que con cualquier Silent Hill desde la magistral primera entrega hasta "The Room" han superado la prueba del paso del tiempo.

    ResponderEliminar
  4. Es la saga de terror Excelencia. Creo que voy a dedicarle un video para mi nuevo canal de youtube para Octubre.

    ResponderEliminar
  5. Que lindo leer esto justamente ahora que estoy rejugando el Silent Hill 2. Estoy enamorado de los primeros 3! Felices 13 años SH2!

    ResponderEliminar
  6. Uno de los que más me voló el matete junto con rule of rose. Y la historia es perfecta para un video juego, porque en los detalles se va construyendo (la foto, la carta, los monstruos, los diálogos, los mensajes, etc) y te involucra mucho más de lo que podría hacerlo una película. Los que no concideran arte incluso a juegos de esta calidad es porque requiere un poco de "talento" el poder continuar la historia. Si una película es arte es más que obio que estas obras tienen los elementos nesesarios para conciderarse como tal... A ver cómo viene la nueva generación, espero que menos hollywoodisada que esta que se va.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu reflexión, como este juego trasciende épocas o generaciones para dar lección aún de como es realmente un Thriller Psicológico, porque no es mero "Survival Horror", su alcance se pone en evidencia cuando transforma metáforas mentales en expresiones visuales interesantes. Cada enemigo su historia, su razón... me encanto SH2 por ello, más aún por el infierno personal que arrastra cada personaje y el final de cada uno, incluso de James que hace ver un ciclo de nunca acabar a no ser por la muerte (incluso ello es relativo puesto que vemos como Mary se mantiene y sigue atormentando a James).


    Como fuese, es real cuando vemos que los Survival están orientados a la acción con obstáculos "monstruosos", y que el argumento solo se encuentre en Aventuras Gráficas (que en lo personal me gustan mucho), se desea ver complementadas ambas partes y que el vació interior, la reflexión en cada episodio, la expectativa y la mirada fija... no sé, me encanta los conceptos que maneja SH2, y debo admitir que es quien ha llegado más lejos en ello.


    Gracias por la mención a tan grandioso juego, después de jugar el SH3 y parte del SH4, supe que el 2 dejo una huella muy querida en mi :)

    ResponderEliminar
  8. TEAM SILENT ES UN GRAN EQUIPO!!!!!!! CREARON UNA DE LAS MEJORES ENTREGAS DE LA FRANQUICIA!!!!

    ResponderEliminar
  9. silent hill 1 tenia una historia diferente en ese tiempo un padre en busqueda de su hija pero en su camino se encuentra con personajes que cad quien enfrenta sus propios demonios(mentales), el 2 tambien tiene una muy buena narrativa, ambos me hicieron erizar la piel en algunas escenas y no de terror, de silent hill 4 en adelante ya se volvio un mas de accion, el 3 esta en un limbo entre narracion terror y accion

    ResponderEliminar