En nuestro canal de YouTube

Análisis: Escape Dead Island (PC - 2014)

Escape Dead Island es un juego de supervivencia y misterio que se desarrolla en la enigmática isla de Narapela después del brote zombi del juego original de Dead Island. En este título, descubrirás los orígenes del virus zombi a través de los ojos del aspirante a periodista Cliff Calo. Cliff Calo, hijo del magnate de los medios de comunicación Tom Calo, ha llevado siempre una vida despreocupada y al margen del negocio familiar. Sin embargo, cuando descubre la decisión de su padre de ceder la empresa a su hermana pequeña, Heather, Cliff se siente insultado y excluido. Por eso, consciente de la obsesión de su padre por obtener información sobre los inexplicables acontecimientos ocurridos en Banoi para poder difundirla en sus canales de noticias, Cliff reúne a sus amigos y zarpa rumbo a la historia que demostrará su valía.

Calificación:


Desarrolladora: Fatshark
Distribuidora: Deep Silver
Lanzamiento: 20 de noviembre de 2014
Plataforma: PC, PS3, XBOX 360

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam, facilitada por el equipo de Deep Silver

Olvidemos todo lo que sabemos sobre Dead Island. El primer juego, allá por el 2011, era el sueño de todo amante del terror: poder aniquilar zombies de todas las maneras posibles. Ese gran juego era un FPS con todas las letras, sin entrar en esas denominaciones del estilo “action RPG” o “juego de mundo abierto”. Así como esta primera entrega, Dead Island: Riptide llegó en el 2013, y pretendía ser lo mismo pero con más acción. Y si bien cosecho buenas críticas por parte de los usuarios, para nadie fue lo mismo, ya que resultaba ser poco jugado con su creatividad y su propuesta. Dead Island: Epidemic, que salía a mediados del 2014, rompía un poco las reglas, y se jugaba haciendo un cambio de género rotundo, pasando del clásico FPS al MOBA. Un action RPG, si se quiere, de esos más que entretenidos que sirven exclusivamente para jugar online. Un multiplayer sólido. Y llegando a fin de año, la saga Dead Island vuelve a aparecer de la mano de Escape Dead Island, esta vez convertido en un Survival Horror. Si me permiten:


Escape Dead Island no es genial ni impecable, para no levantar falsas esperanzas. Pero si es muy bueno, entretenido y convincente, cosa que no es poco decir. El juego empieza con mucha fuerza: los combates, la historia, la necesidad justa de exploración, los momentos épicos. Pero de repente, todo adquiere un gran “slow motion” a nivel gameplay y el juego se vuelve bastante menos dinámico de lo que aparentaba.

Todo se convierte en misiones a cumplir. La exploración es completamente necesaria, y a eso le podemos sumar la necesidad de hacerlo para poder avanzar, y la necesidad de hacerlo solo por curiosos que somos. Claro que, si elegimos la primera opción, tendremos un juego correcto, aunque si elegimos la segunda, las recompensas serán mejores y los logros a desbloquear llenaran la pantalla. De esta forma, todo se entrelaza con la historia, bastante inteligente y original, teniendo en cuenta que poco podemos hacer con un mundo rodeado de zombies. Siempre se va a caer en el ejército haciendo algo junto al gobierno, armas químicas y biológicas, cosas que salen mal y… claro, muertos vivos por doquier comiéndose a todo ser vivo que se les cruce por su camino.



Acá es donde el juego, lejos de ser original, intenta plasmar algunos detalles relevantes para poder entretener hasta al más pretencioso. De entrada, podemos notar que ya no se trata de un FPS, sino que pasa a ser un TPS, un juego en tercera persona. ¿Un Survival Horror? No completamente. La estética que eligieron esta vez, abusa del cel shading y del aspecto visual de un comic, utilizando onomatopeyas para los ruidos y un montón de gestos y guiños dignos de este tipo de arte. En este caso, este tipo de uso de sombras es un aspecto acertado para poder llegar a la mayor cantidad de máquinas posibles y disminuir así el peso del juego, ya que si nos fijamos minuciosamente, veremos que todo lo que vemos en el juego esta detallado con una certeza compleja, y de haber pretendido tener una calidad gráfica como la del, por ejemplo, Dead Rising 3, el juego y su peso se hubiesen ido por las nubes.

El personaje principal puede y debe sacar fotos de ciertos puntos específicos que nos marca el juego, y que muchas veces debemos descubrir por nuestra propia cuenta. El sistema de ataque es como el de cualquier Survival Horror, solo que un poco más dinámico, impulsado por el estilo tan comic que tiene. En ciertos momentos, podemos ir silenciosamente hacia nuestros enemigos y matarlos por la espalda, como cualquier juego de sigilo.


La exploración se va a volver fundamental a la hora de progresar en el juego, aunque todo se vuelve bastante lineal. No hay mundo abierto y las metas son tan claras que es imposible quedarnos atascados en algún lugar. En algún punto, la dificultad del juego se basa en la paciencia para matar a todos los zombies sin ser atrapado por la horda mayor. Debemos esperar, escondidos, hasta que algún zombie estúpido se aleje de la manada, nos dé la espalda, y así podamos avanzar. Para esto, podemos crear distracciones con teléfonos que suenan, o con radios que podemos prender. Todo sirve.

Otro de los puntos donde la paciencia va a tener un gran protagonismo, es al momento de recorrer una y otra vez ciertos lugares que ya recorrimos. Quizás por una falta de escenarios, hay misiones que nos van a poner en la necesidad de volver a explorar zonas que ya exploramos, aun cuando ya estemos bien lejos de ese lugar. Pero la historia sostiene todas estas idas y vueltas, con una narrativa muy cliché pero absurdamente contagiosa, ya que los puntos en común con cualquier historia de zombies son los que realmente nos atrapan, por estar contados de una forma bizarra y meramente irreal.



Acá es donde podemos hablar del “terror psicológico” dentro de Escape Dead Island. Si esperan algo como el Alan Wake, están perdidos… totalmente perdidos. Lo que hace el juego es meternos en situaciones reales, fuera del eje de la historia. Situaciones donde lo que vivimos parece tan real que no sabemos si es parte de la historia o de la densa y problemática imaginación de nuestro protagonista. Todo lo que hacemos en esos momentos de magnifica irrealidad, nada tiene que ver con la realidad lineal del juego, y el avance que hagamos solo va a servir para poder despertar de lo que nos haya ocurrido y seguir jugando como si nada hubiese pasado. Esta sensación de irrealidad que podemos tener por momentos, de no saber si lo que estamos viviendo es real o un sueño espantoso, es lo que han optado por llamar “terror psicológico”. Pero, lamentablemente, nada tiene de terror y mucho menos de psicológico.


¿Hay momentos surrealistas? Si, los hay. Y bastantes a decir verdad. Es el condimento del juego, lo que nos pone más locos, nerviosos, generalmente apoyados por cinemáticas realmente imaginativas que llevan la historia con una gran precisión narrativa. Y lo triste de todo esto, es que el juego no varía ni modifica su existir a pesar de tener dos fuertes corrientes narrativas, sino que sigue siendo lo mismo. Muchas veces llegamos a sentir que vemos más cinemáticas de lo que podemos jugar, lo que aporta unos puntos en contra si somos jugadores con poca paciencia. Teniendo en cuenta todos los aspectos, la balanza no puede quedarse en un lugar equilibrado, ya que va y viene dependiendo del entorno en el que estemos, de lo que estemos viviendo en el juego, o del lugar en el que la historia nos haya metido.


Palabras finales En resumen, Escape Dead Island es un buen juego, con varios desequilibrios que van a verse reflejados en mayor parte dependiendo del tipo de jugador que seamos. Si somos sinceros, el juego tiene acción, exploración, combates, sigilo. Tiene mucho de un Survival Horror, tiene muchos detalles de otros juegos que lo hacen interesante. Tiene una historia atrapante que nos lleva entre lo real y lo irreal, junto con una estética que por momentos parece no ser parte de la propuesta global, pero a la que terminamos acostumbrándonos. Le falta fuerza en muchos aspectos, hay cosas que están desaprovechadas, pero teniendo a mano el resultado final, personalmente creo que han hecho un buen exponente, que no debemos comparar con ninguno de los productos anteriores de la saga. Un buen aliciente para esperar Dead Island 2.



Lo Bueno:
- Jugabilidad variada que incluye combate, exploración y sigilo.
- Historia atrapante.
- Apartado visual interesante.

Lo Malo:
- Nos obliga a explorar varias zonas ya exploradas.
.

Nota Final:

8

Comparte en Google+
ESCRITO POR Lucas Robledo

Game Designer y Producer. Redactor mercenario. Cinefilo conflictivo. Casi músico y muy poco de ilustrador. Gamer de la vieja escuela. Aficionado al terror, a los comics y a la literatura.

7 Gritos :

  1. Esteban, pasa que, como digo en mi reseña, es un juego muy particular. Depende mucho del usuario que lo agarre y lo juegue. No es genial, pero tampoco es malo. No es original, y si lo comparamos con el original, claro que sale perdiendo. Pero aun asi, me resulto un juego muy entretenido, variado en varios aspectos. No lo observe con una mirada llena de expectativas, y quizas por eso me resulto bastante entretenido.

    ResponderEliminar
  2. También tené en cuenta Esteban que el juego sufre de las malas miradas por ser distinto a los anteriores y es inevitable que se lo compare.
    Nosotros en SHD en general preferimos evaluar a los juegos de forma independiente y es por eso que Lucas para colocar la nota final no se dejó influenciar por el hecho de que el juego es distinto a los anteriores.

    ResponderEliminar
  3. Jugué a todos los anteriores, así que lo voy a jugar.

    ResponderEliminar
  4. alexelander1342(reloader)21 de noviembre de 2014, 14:38

    8 ..... es decir a mi jamas me gusto el dead island 1, pero en serio un 8 ? ok ya no entiendo nada.
    pero X esta bien estar en desacuerdo no ? yo lo probe y me sentí asqueado y no me esperaba un 8 de esta pagina en fin!

    ResponderEliminar
  5. Lo quiero probar, Dead Island me encanta en su totalidad, lo que me cansa es esperar gente para jugar el epidemc, no entiendo como no tiene miles de jugadores, millones jajaj

    ResponderEliminar