En nuestro canal de YouTube

[Lo destacado de 2014] Análisis: Dark Souls II

Dark Souls II sigue la estela del primer título de la saga para ofrecernos altas dosis de acción en este desafiante RPG. Este juego conserva las bases jugables de su antecesor aunque también incorpora novedades como la libertad de exploración, que permitirá al jugador organizar las misiones a su antojo. Se trata de una secuela continuista que parte del primer título y que promete mantener el nivel de dificultad que caracteriza a los juegos de FromSoftware pese a la incorporación de elementos como los viajes rápidos o el aumento de elementos para recuperar salud.

Calificación:



Desarrolladora: From Software
Distribuidora: Namco Bandai
Lanzamiento: 11 de marzo de 2014
Plataforma: PC, PS3, Xbox 360

Análisis basado en una copia digital del juego para Playstation 3 que incluye todo los DLC, facilitada por el equipo de Namco Bandai. También jugamos el juego base en PC, a través de Steam. 


Una indefinida cantidad de tiempo después de los eventos de Dark Souls, en un mundo donde las Firekeepers son ancianas decrépitas que ya no cumplen su función, seremos el Elegido, otro individuo “hueco” en el mundo, pero aquél destinado a una empresa superior. Es necesario reemplazar al rey de Drangleic, y para ello debemos engrandecer nuestra alma absorbiendo las almas de épicas proporciones de determinados monstruos dispersos en el reino. Y esto ha de lograrse antes de quedar completamente hueco y perder nuestros recuerdos y conocimientos.

Este individuo que controlaremos es mucho más personalizable en el momento de su creación, pudiendo lograr que nuestra apariencia sea única, algo muy requerido por los jugadores de Dark Souls.


Como en la entrega anterior, cerca del primer punto donde aparecemos hay distintas zonas extremadamente señalizadas que funcionarán como tutorial, y para aquellos usuarios que son nuevos a la saga, es donde verán su cuerpo caer sin vida repetidas veces hasta que los errores los lleven a aprender cómo luchar (o no) en el mundo de Dark Souls 2.

Posteriormente, saliendo del oscuro tutorial a través de una luminosa brecha en las piedras, el juego nos ubicará en Majula, una aldea junto al mar. A partir de allí deberemos interactuar con personajes para obtener la críptica información que puedan aportarnos, y desplazarnos a las zonas aledañas donde tanto los habitantes como el entorno son extremadamente hostiles. A diferencia de la entrega anterior, en Dark Souls 2 tendremos la posibilidad de viajar automáticamente desde una hoguera a otras específicas una vez las vayamos descubriendo. Conoceremos diferentes personajes que nos contarán sus historias y veremos cómo progresivamente se van perdiendo en la oquedad del olvido que conlleva la muerte. Algunos nos ayudarán en combate, otros nos traicionarán, pero todos ofrecen líneas de diálogo memorables.



Las reconocidas mecánicas de combate de esta nueva entrega perfeccionan y mejoran lo perfectible en Dark Souls, sin perder en lo absoluto la esencia de las mismas. La abusadísima mecánica de “backstab” del juego anterior fue complejizada y es bastante más difícil de ejecutar. A su vez, la proporción de enemigos inmunes a este golpe es mucho mayor. Otro de los aspectos criticables en el juego anterior fue el roll, que podía zafarnos de situaciones donde claramente deberíamos haber recibido el embate de nuestro adversario. Aquí ha sido sensibilizado, y los enemigos tendrán más fácil la tarea de golpearnos mientras rodamos con ataques horizontales o transversales. Lo demás es prácticamente igual, con algunas pequeñas variaciones en cómo las estadísticas de nuestro personaje afectan en la velocidad de traslado y salto, de roll, carga de equipo, y demás.

Para aquellos usuarios que prefieran el camino de la magia y los hechizos, hay una nueva variedad de pergaminos para estudiar, y algunos cambios en la mecánica. En relación a la entrega anterior, son más las cargas que tendremos disponibles de los hechizos más comunes, pero esto ha sido balanceado mediante el consumo de stamina cada vez que un hechizo es ejecutado. De esta forma, a su vez, se complejiza un poco el modelo tortuga de Dark Souls, donde podíamos estar detrás de nuestro escudo todo el tiempo y jugar hechizos con mucha libertad. Aquí hay que evaluar mucho más la situación y decidir con precisión si prefiero usar mi hechizo o esperar unos segundos más para bloquear el siguiente ataque más cómodamente.

Un detalle nuevo y en extremo relevante en nuestro paso por Drangleic es la gradual reducción de la longitud de nuestra barra de vida con cada muerte. Dark Souls 2 es aún más cruel a la hora de castigar nuestros errores, pudiendo dejarnos con sólo la mitad de nuestra vida total sin mayor remedio que ubicar alguna Efigie Humana, ítem para nada común en el reino. Nos veremos obligados a mejorar nuestras conclusiones tras cada muerte y aprender de los errores debe ser enfatizado mucho más.



El diseño de enemigos es relativamente variado y bien logrado. Se podrían haber esperado una aún mayor variedad, teniendo en cuenta que la cantidad de zonas explorables es mucho más numerosa que en la entrega anterior. Nos esperarán detrás de cada puerta, ocultos en cada esquina, e incluso fingiendo estar muertos, con tal de enfrentarse a nuestra voluntad de avanzar.

Los jefes de Dark Souls 2, en relación a la entrega anterior, son apenas decepcionantes. No presentan mecánicas completamente nuevas, ni mucha variedad en cada jefe en particular. A su vez, el entorno en que luchamos con ellos no es interactuable en lo más mínimo, mientras que en Dark Souls una mayor exploración previa a los encuentros podía recompensarnos con ambientes más iluminados o grandes, menor vida y resistencias en los jefes, y demás. En esta entrega los jefes caen ante el acero o la magia por igual, dependiendo de nuestro nivel, equipamiento y habilidad si los superamos o no.

Y hablando de equipamiento, el surtido de sets e ítems es mucho mayor que en la primera entrega, pero sin llegar a sorprendernos. Una nueva característica que fue perfeccionada es la interfaz de inventario, que nos permite navegar a través de nuestras pertenencias con mucha mayor comodidad. Esto puede llegar a facilitar el cambio de equipo en combate, pero no es para nada recomendable. En esta edición podremos usar cuatro anillos a la vez, y los hay con efectos realmente interesantes y útiles. No sólo hay anillos para aumentar nuestras estadísticas, hay anillos para reducir el daño de caída, para hablar diferentes idiomas e incluso un anillo encantado con un fantasma que abraza nuestra espalda protegiéndonos de golpes a traición, entre otros.




El motor gráfico fue mejorado, teniendo como punto fuerte el sistema de iluminación, que es realmente muy bueno. Pero estas mejoras tuvieron un costo que para algunos usuarios puede ser muy alto: las texturas se vieron reducidas en resolución a fin de agilizar la tasa de frames y mantenerla estable, algo que claramente no pasaba en Dark Souls, donde los bajones de fps eran regulares y muy molestos, sobre todo en su versión para PC. Y ya que estamos, les comento que Dark Souls 2 en PC logró los 60fps estables que fueron reclamados por los usuarios del port del primer juego. Por lo demás, los models de los ítems y equipamientos son muy amenos de ver, los panoramas y paisajes nos dejarán anonadados, y si encontramos los binoculares escondidos podremos apreciarlos con mayor claridad.

El aspecto musical y ambiental del juego mantiene la línea sobria y melódica de la entrega anterior, con composiciones que se ejecutan en determinadas zonas del juego o en las batallas con jefes. Los efectos de sonido del juego son excelentes, y la sensación que genera oír nuestro personaje caminar, con su armadura emitiendo ruidos metálicos al chocarse con las cadenas, es genial.


The Lost Crowns: Los contenidos descargables

El universo de Dark Souls II recibió una expansión titulada "The Lost Crowns" en forma de tres contenidos descargables, la cual terminó de salir al mercado el pasado 1 de octubre, con la llegada del último DLC. Estos tres DLC expanden el gameplay en varios sentidos, agregando nuevo contenido como armas y otros objetos, escenarios y jefes. Los DLC en cuestión:


  • Crown of the Sunken King
  • Crown of the Old Iron King
  • Crown of the Ivory King




Los tres contenidos invitan al jugador a explorar nuevas zonas en busca de una corona perdida. El primero de ellos nos introduce a cuevas y paisajes claustrofóbicos, que asentúan la desesperación y la soledad que ya tanto caracteriza a esta saga. Siendo Dark Souls II un juego más abierto, este DLC tal vez sea el menos sorprendente a nivel escenarios, pero es satisfactorio a nivel gameplay ya que introduce nuevas mecánicas, como secuencias plataformeras y más interactividad con el ambiente durante las peleas.

El segundo, Crown of the Old Iron King, nos lleva a un mundo incandescente de cenizas. Este contenido descargable es tal vez el más flojo de los tres, ya que presenta escenarios bastante más lineales y jefes poco demandantes (si los comparamos con los demás, porque claro, Dark Souls II siempre requiere todo de nosotros).

Finalmente, el tercer DLC es tal vez el más bello de todos ya que nos pone de lleno en un plano de ventisca, un tipo de escenario que tal vez nunca imaginamos ver en el mundo Souls. Asimismo, muchos de los jefes más complejos de estos contenidos están aquí. Se destaca también la presencia de interacción con NPC, un detalle bastante ausente en los demás contenidos descargables.



Palabras finales En conclusión, Dark Souls 2 es un juego que logra conservar el aclamado estilo de su predecesor, pero agregando y perfeccionando lo suficiente como para que realmente sintamos que es un juego completamente nuevo. Los usuarios experimentados en la saga encontrarán muchísimas cosas nuevas y atrapantes, y aquellos usuarios que quieren iniciarse no sentirán que se pierden de cosas al no haber jugado la muy recomendable entrega anterior. Si aún no sabes lo que es morir a manos de un cruel adversario o del aún más cruel entorno, crecer como jugador y lograr vencer a ambos para seguir avanzando y sentirte glorioso donde antes habías caído fácilmente, esta es tu oportunidad, sumérgete en Drangleic, juega Dark Souls 2.



Lo Bueno:
- Una buena secuela con mejor desarrollo de los entornos que Dark Souls.
- Mantiene la esencia del primer juego.
- Multiplayer bien incorporado.



Lo Malo:
- Los jefes no se sienten tan originales.
.

Nota Final:

9

Comparte en Google+

3 Gritos :

  1. juegazo como el resto de la saga... algún año le meteré mano...

    ResponderEliminar
  2. He llorado sangre con el primero. A este aún no lo toco, pero me agrada leer que mantiene todo lo positivo de la entrega anterior

    ResponderEliminar
  3. No tengo las posibilidades ahora de poder probar ningun título de Dark Soul, ni demon souls, pero los conozco, he seguido Gameplay y me han apasionado profundamente, haciendo que sienta realmente que esta clase de títulos de historias ocultas, ambientación fantastica medieval, exploración y dificultad alta pero sin ser extremadamente abusiva me llegué al corazón.


    He visto el gameplay de este título y puedo decir, que no importa que lo haya hecho, cada partida es única y adorare cuando tenga la posibilidad de jugar los títulos.


    Es agradable leer estos articulos que aumentan el apetito por titulos así.

    ResponderEliminar