En nuestro canal de YouTube

¿Ya jugaste a... Anna: Extended Edition?

Anna es un videojuego de género terror psicológico lanzado en el 2012 para Microsoft Windows, OS X y Linux. El 13 de abril de 2013 se re-lanzó con el subtítulo de Extended Edition, versión que añade nuevos ambientes, rompecabezas, interfaz de usuario, música, gráficos mejorados y un nuevo personaje. Anna desafía al jugador a descubrir pistas horrorosas y utilizarlas para resolver acertijos relacionados con el oscuro pasado del personaje del jugador. El comportamiento del jugador lo lleva, no sólo a determinar la salud mental de la protagonista, sino que también puede cambiar de ubicación y desvelar nuevos secretos que conducen a diferentes finales.

Calificación:



Desarrolladora:  Dreampainters
Distribuidora:  Kalypso
Plataforma: PC (Windows, Mac, Linux)


En "¿Ya jugaste a..." recomendamos juegos de horror no tan recientes pero que vale la pena que descubras. 


En Anna: Extended Edition encarnamos a Franco Benvenuti, un profesor de arqueología que sufre un dolor de cabeza crónico y pesadillas que apenas le dejan dormir. Un día encuentra en el sótano de la universidad un sobre con fotografías recortadas en las que aparece retratado en lugares en los que no recuerda haber estado, así que decide visitar un aserradero abandonado situado en las montañas del Valle de Aosta (Italia), ya que este aparece en sus sueños y parece tener conexión con sus recuerdos perdidos, entre ellos la identidad de una misteriosa mujer llamada Anna…


Aventura gráfica de terror en primera persona que presenta similitudes con títulos como Dear Esther (2012) o Gone Home (2013) por su cuidada narrativa. En 2013 se lanzó esta edición extendida, que incluye un nuevo personaje y más escenarios, puzzles y música, así como gráficos e interfaz mejorados. El argumento está basado en leyendas reales del país de origen de los desarrolladores, en particular una de un leñador que mató a su propia familia en un aserradero. Para promocionar su lanzamiento se publicó un tráiler de imagen real rodado en localizaciones que utilizaron como referencia para modelar los escenarios.

Como en cualquier juego del género, su gameplay se basa en recorrer, examinar e interactuar con los escenarios, recopilando documentos y recogiendo los objetos necesarios para poder resolver puzzles y acertijos que nos permiten descubrir pistas y avanzar en la trama.

Aunque el juego comienza en un entorno bucólico, en cuanto entramos al aserradero se denota el componente de terror psicológico del juego, ya que su ambientación es decrépita y lúgubre, vagamente iluminada por velas, y el llanto de una mujer resuena tras una puerta cerrada con símbolos pintados sobre ella. Pronto comienzan a ocurrir sucesos paranormales, objetos que se mueven solos o maniquíes que aparecen de la nada. Cuando presenciamos uno de estos eventos (hay 16 distintos y ocurren de forma aleatoria), nuestra cordura mental desciende, por lo que tenemos que completar puzzles para recuperarla, ya que si el medidor del menú de inventario desciende al mínimo abandonaremos el aserradero y finalizará la partida. Sin embargo este aspecto del gameplay es secundario y podría estar mejor implementado, ya que presenta ciertos errores.



La jugabilidad de Anna: Extended Edition se basa principalmente en los puzzles de objetos, es decir, usar los objetos de nuestro inventario con los de los escenarios o combinarlos entre ellos para obtener otros nuevos. Su dificultad es algo irregular, ya que aunque al principio del juego las combinaciones entre objetos son bastante lógicas, conforme avanza la trama se vuelven más enrevesadas. Además hay ciertos objetos que almacenamos en el inventario pero no se utilizan en todo el juego, por lo que hay momentos en los que prácticamente obliga al jugador a recurrir al método de “ensayo y error” para dar con la combinación adecuada que le permita avanzar. Cuando examinamos o usamos ciertos objetos, leemos algunos documentos, resolvemos puzzles y visitamos ciertos lugares obtenemos “intuiciones”, pistas que aparecen en la zona de superior del menú de inventario y pueden combinarse entre sí para relacionar ciertos hechos y completar nuestra investigación. También contamos con un diario en el que nuestro personaje toma anotaciones de los hechos relevantes que descubre al realizar algunas interacciones. Además, al alcanzar un punto determinado del juego, obtenemos unas máscaras que nos permiten ver objetos o mensajes ocultos en las paredes que no son visibles sin ellas. Hubiera sido recomendable incluir un mínimo tutorial que explique estos conceptos al jugador, ya que en determinados momentos la experiencia de juego se vuelve algo confusa y no sabemos qué es lo que realmente hay que hacer para avanzar.

El apartado gráfico es uno de los puntos fuertes de Anna: Extended Edition, ya en su edición extendida sus escenarios han sido remodelados y alcanzan un nivel notable, donde destaca un texturizado de alta resolución, los distintos shaders aplicados dependiendo de la máscara que llevemos puesta, la iluminación dinámica de lámparas o velas y la recreación de neblina, fuego y humo. Sin embargo tras las cargas entre habitaciones hay ciertos errores gráficos que podrían haberse pulido. El juego también incluye físicas básicas, que nos permiten agarrar y mover ciertos objetos (p.e. puertas o cajones) como en los juegos de Frictional Games, pero su presencia es escasa y apenas hay puzzles donde se utilicen. Además se echa en falta una mayor variedad de escenarios, ya que la mayor parte del juego transcurre en el aserradero y este únicamente tiene ocho habitaciones. Para paliar este aspecto estas cambian de aspecto conforme avanza la trama, acentuando la vertiente sobrenatural del juego.



El apartado sonoro es el más acertado del título, ya que cuenta con una excelente banda sonora de canciones melancólicas y evocadoras interpretadas por instrumentos reales como pianos, guitarras y violines. Destacan especialmente aquellas que incluyen melodías vocales y, aunque se echa en falta un mayor número de temas, estos se encuentra bien dosificados. Los sonidos FX y de ambiente contribuyen de forma eficaz a crear la siniestra atmósfera del aserradero, enfatizando la tensión en el jugador mediante sonidos de pasos desconocidos, golpes repentinos, crujidos, chirridos, susurros, lamentos, etc. Sin embargo a veces se reproducen sonidos que no deberían escucharse en ese instante, p.e. en las pantallas de carga entre habitaciones.


Otro de los aspectos irregulares del juego es su guión, ya que este cuenta con una cuidada narrativa y su historia de cultos y rituales ancestrales es enigmática e invita a seguir jugando, pero se echa en falta una mayor profundidad en esta y su forma de contarla es demasiado críptica. El trasfondo de la trama se narra a través de voces del pasado, que escuchamos al realizar ciertas interacciones, y documentos (libros, cartas, etc.) que encontramos en los escenarios. Su duración es demasiado corta (entre 3 y 4 horas), pero plantea cierta rejugabilidad porque cuenta con 8 finales distintos (aunque en realidad únicamente uno es el verdadero, ya que los 7 restantes son los alternativos que obtenemos dependiendo del número de intuiciones, documentos y anotaciones del diario que hayamos conseguido durante la partida).



Palabras finales En resumen, Anna: Extended Edition es un título recomendable para todos los aficionados a las aventuras gráficas de terror, ya que nos sumerge en su siniestra atmósfera gracias a notables apartados técnicos y un guión absorbente que atrapa al jugador. Sin embargo es demasiado corto y presenta ciertos errores jugables, gráficos y sonoros que podrían haber sido pulidos y desmerecen el conjunto.


Lo Bueno:
- Su inmersiva atmósfera.


Lo Malo:
- Su corta duración.


Nota Final:

7.5

Comparte en Google+
ESCRITO POR rubensemp

Desarrollador de videojuegos / webs, músico y gamer empedernido, amante de los survival horror y las aventuras gráficas.

4 Gritos :

  1. Increible analisís, muy detallado :).Este y Gone Home me los debo para jugar este año.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por tu comentario Agustin! "Gone Home" es una genial alternativa, ambos son ejemplos de juegos que, pese a ser cortos, dejan buena sensación al terminarlos. Además son ideales para jugarlos como "descanso" de títulos más largos, ya que puedes finalizarlos en una sola sesión de juego.

    ResponderEliminar
  3. Me andaba demasiado lento ni siquiera pude jugarlo U_U

    ResponderEliminar
  4. Anna es un juego raro. Jugué su primera versión, que realmente estaba como para devólversela a los devs junto con la cena de la noche anterior... o sea, apestaba. La Extended Edition es realmente un acierto, que si bien no hace del juego un must play, le da un lavado de cara que lo hace más jugable.
    A mi personalmente, esta segunda versión me encantó. Pero si fuese quien escribe, tampoco le daría más de un siete. Tiene apartados muy bien trabajados pero otros dejan bastante que desear.
    Lindo review :)

    ResponderEliminar