En nuestro canal de YouTube

Una última partida: P.T, el Silent Hill que no pudo ser



Hoy retiran P.T. de Playstation Store, la demo jugable que corresponde a un prototipo de Silent Hills, novena entrega de la conocida saga de survival horror que ahora sabemos que jamás podremos jugar. P.T. quedará en nuestras tristes memorias. Hoy decidimos recordarlo, ¿y qué mejor forma de hacerlo que re-subiendo el análisis que compartimos con ustedes el año pasado? ¿Hay algo más triste que leer estas palabras, llenas de esperanza y especulación, y saber qué nunca se harán realidad? Hagamos el duelo juntos. 

En el interín, ya hay gente vendiendo Playstation 4 con P.T instalado por más de 1.000 dólares en ebay...

Análisis de P.T, el Silent Hill que no pudo  ser

Publicado originalmente en SHD Magazine #19

P.T. Para reírse. Es decir, ¿P.T? ¿En serio? Mientras miraba la conferencia de Sony, no pude sino evitar pensar: “Hubiesen escogido otro nombre, no sé…”; claro, claro, sé muy bien que para ellos –es decir, allá– no significa… eso. Ya saben. Pero sí, hubo una sorpresa absoluta de mi parte y estoy seguro que fue algo bastante general. De pronto, Sony nos salía con el anuncio de algo de lo cual nadie, nadie estaba enterado y, no sólo eso, sino que también ya se podía descargar la demo. Mi primera impresión, ya antes de si quiera probar el producto, fue que “era algo del montón”. Un indie de terror puro y duro, que intentaba atrapar al consumidor con su tráiler de sustos varios y exagerados. Pero bueno, lo descargué –más por compromiso que por otra cosa– y empecé a jugar.



Éste pasillo me parece conocido.

Estuve unos segundos hasta darme cuenta de que tenía que jugar. ¿Me entienden? Es decir, se veía tan realista ese cuarto en penumbras, y esa hermosa cucaracha, que por un momento vacilé y razoné que se trataba de una cinemática. Pero no, estaba jugando. Ya me tocaba a mí, así y sin más, sin previa introducción más que una brevísima pantalla de configuración. Entonces bueno, miré alrededor y llegué a la conclusión de que tenía una sola opción: ir a través de la puerta. Y eso hice para, una vez más, deslumbrarme con la factura gráfica del juego. De verdad sentía que estaba en los desolados pasillos de una casa que, otrora, había visto a una familia vivir entre sus paredes. Avancé, doblé la esquina, ninguna puerta abría… y comencé a oír la radio. La siempre mítica radio, cuya ensalada lúgubre entre la voz del locutor y el ruido de la señal siempre cumplen para meterse bajo tu piel y darte, al menos en un mínimo nivel, escalofríos. Sensación de precaución. Alguien había matado, papá había matado a alguien y no era un caso único. Algo estaba ocurriendo con los padres del mundo, como si de repente perdiesen toda fe y se rindiesen a los brazos de la oscuridad.

Proseguí. ¿El mismo pasillo de nuevo? Ahí ya me empezó a gustar cómo venía la mano. Y sonreí, sonreí porque tuve la sensación de que había desvalorizado a P.T. y olvidé las burlas que comenté de su título con mis amigos. Estaba jugando un juego de terror y sentía que iba a asustarme, al menos una vez. Tenía todas las claves para hacerlo y reinaba el misterio absoluto…; después de todo, ¿Cómo es qué dicen? El humano le teme a lo desconocido.



“No cambies de línea. Apenas estamos empezando.” La radio no se callaba y comenzaba a crisparme los nervios. Creo que era debido a que, más que nada, tenía la certidumbre de que mi querido locutor, aquél bondadoso que me informó de los recientes homicidios, ya se había marchado. Quizá incluso había perecido, brutalmente asesinado de forma símil al resto del creciente y ampuloso número de cadáveres. Sí, sí; estaba seguro de que esa nueva voz en la radio era el espectro que respiraba en mi nuca cada vez que viraba. Ese que murmuraba en la lluvia. El fantasma de Lisa.

“Mira detrás de ti. Dije que mires detrás de ti.” ¿Y qué tal si no? Gracias, estoy bien así. Pero bueno, uno ya sabe que, según el dicho, pertenecemos todos a la rama de los felinos, ya que la curiosidad del humano, esa necesidad de hurgar en donde no tenés que hacerlo…; y lo peor es que uno está enterado de que NO tenés que meterte ahí. De que NO tenés que hacerle caso a esa ominosa voz de la radio. Y, aun así, volteé. Mi corazón respiró aliviado entonces, vivía un momento más, ya que no había nadie. Estaba solo. ¿Solo?

Lo que sigue ya lo conocen. O bien tuvieron la fortuna de jugarlo o lo vieron en alguno de los millones vídeos que alimentan YouTube. El juego se desenvuelve en una serie de puzles para nada sencillos si no sabes ni en dónde estás parado. Hasta hoy en día sigue sin haber una solución precisa para el último de estos mencionados. Primero hace esto, primero hace esto otro…; un lío de los lindos. Y encima, con aquélla indignada aberración que se rehúsa a abandonar éstas tierras y te sigue de aquí para allá. En la ventana. En el baño. En el pasillo mismo. Haciéndose una con la ambientación que te envuelve.



Nunca fue tan lindo terminar la pesadilla.

Pero, si tenés la valentía para superar el desafío, recibirás una llamada que te hará saber que fuiste elegido. Entonces la puerta se abre, avanzas y… salís a la calle. Saben, me tomó más de veinte minutos asimilar la situación y aceptar de que esto era completamente verdadero. Un nuevo Silent Hill(s), por Hideo Kojima y Guillermo del Toro con el estrellato de Norman Reedus. Era todo muy raro y tan soñado –hablando de las primeras dos figuras–.

Y al final sí, todo resultó ser la verdad y nada más que la absoluta verdad. Haber superado ese interminable laberinto del mismo pasillo y del mismo pasillo, una y otra vez, nos recompensó con el mejor anuncio en la historia de los vídeo juegos. Una vez sabido esto, todo se hizo tan claro. Kojima es de las pocas personas que se aventura a hacer cosas así de despeinadas, así de locas. Y mi alegría era… y es… tan inmensa. Tuve una sonrisa de oreja a oreja un par de días, comentando el suceso con todo extraño que se me cruzase en el día.

Claro, la saga Metal Gear Solid –así como Zone of the Enders– es diferente a Silent Hill. Pero yo creo que Kojima será capaz de hacer un gran juego y sin duda el mejor Silent Hill luego de la partida de Team Silent. Fueron años escabrosos, con una expansión que no le vino del todo bien a la saga –en donde, lo mejor, vino en 2012 con el ambiguo Downpour–. Pero Kojima cuenta con el respaldo de un equipo plagado, absolutamente, de japoneses. Y además está Del Toro, quien tiene maña para hacer unas criaturas hermosas. E incluso encontramos también a Junji Ito, reconocido artista de mangas cuya fama también proviene por tener mano para dibujar a seres que no querés ver en tu habitación una vez que apagaste las luces tras medianoche.

Cómo evitar no emocionarse. Cómo evitar que no te tiemblen las extremidades al oír el Main Theme del eterno primer Silent Hill al finalizar la demo.



Pensando en Silent Hills.

Al final del avance se nos menciona que ésta demo no tiene relación directa con el producto final. Pero obvio, muchos nos pusimos a analizarla igual de punta a punta y lo primero que resalta es el título y esa frase del principio… “Cuidado. La brecha en la puerta… Es una diferente realidad. El único yo soy yo. ¿Estás seguro de que el único vos sos vos?” ¿Querrá esto decir que veremos doppelgängers? ¿Más de un Norman Reedus? Que la saga tanteé con las teorías de dimensión múltiple no es ninguna novedad, pero aun así no dejan de ser extremadamente curiosas éstas líneas.

¿Y la S en el título? ¿Se deberá aesto mismo o será que… Silent Hill continuó expandiéndose? No es ninguna sorpresa, ya en los últimos dos títulos de la antigua Team Silent éramos testigos de cómo el morboso poderío del pueblo crecía sus ramas… hasta, quizá, consumir todo. El mundo entero. ¿Se imaginan? Un mundo absorbido por la honestidad enferma de Silent Hill. Qué lindo, y uno que anda quejándose de los precios, y de los políticos y de pronto todo eso carecería de sentido, cuando te ves cara a cara con el peor de tus miedos: la realidad.
Comparte en Google+
ESCRITO POR gonzzCABJ

Escritor en ratos libres. Gamer por la noche. Cineasta en el futuro.

3 Gritos :

  1. ¿Y si Kojima nos esta troleando una vez más? Entre esto y el doctor que trasplanta cabezas con sospechoso parecido a Kio Marv. Han conseguido que se hable de este juego , de MGSV y de Konami en todos los blogs y revistas incluso ajenos a los videojuegos, gratis.

    ResponderEliminar
  2. Esto es como ir a un funeral y escuchar lo bueno que fue en vida el fallecido...

    ResponderEliminar
  3. es loco ver como se venden PS4 con la demo instalada a mas de 1000 dolares, habra sido un teaser interesante y bien logrado pero tampoco para llegar a tal extremo aparte es solo una muestra del motor y nada mas, no es un Silent Hill nunca fue uno y ademas Silent Hill nunca debe ser en primera persona.

    ResponderEliminar