Análisis: D4: Dark Dreams Don't Die – con "D" de Delirante

D4: Dark Dreams Don't Die es un nuevo juego de misterio y aventura de SWERY, la mente tras Deadly Premonition. Esta inquietante historia se desarrolla a lo largo de series de episodios mientras el héroe persigue al asesino de su esposa y se sumerge en el pasado. La primera temporada incluye el prólogo, el episodio 1 y el episodio 2. Entra en el loco mundo de D4, conoce al estrafalario reparto y mira de cerca como se desarrolla esta fascinante historia.Delirante. Diferente. Divertido... Droga pura.

Calificación:



Desarrolladora: Access Games
Distribuidora: Playism
Fecha de Lanzamiento:
 5 de junio de 2015 (Steam)
Vas a poder jugarlo en:
 PC, XO

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam, facilitado por el equipo de PLAYISM.

Delirante. Diferente. Divertido... Droga pura.


Deadly Premonition es para muchos (me incluyo) una de las mejores experiencias dentro del género que un gamer puede jugar. El sandbox del excéntrico diseñador japonés, Swery 65, nos hizo descubrir que la personalidad lo es todo y que cuando un juego consigue atraparnos, podemos perdonarle hasta los fallos más agudos. Hoy toca el turno de analizar el port para PC de la nueva apuesta de Swery, titulada D4: Dark Dreams Don’t Die, una aventura bastante menos ambiciosas y acotada que Deadly Premonition, pero con un corazón igual de querible e intrigante. ¿Te animas a jugarla?



A D4: Dark Dreams Don't Die se lo ama o se lo odia. Es así de simple. Su empalagoso gusto a Japón puede no ser para cualquiera. Mucho menos sus conversaciones, que parecen sacadas del teatro del absurdo. Y ni hablar de sus personajes, que pueden parecerte más que carismáticos y divertidos o, por el contrario, una sarta de payasos insoportables. Claro está, entonces, que para que te guste D4, tiene que gustarte el humor japonés, un poco el cine de David Lynch y Terry Gilliam y, obviamente, el surrealismo y lo absurdo.

Aclarado el asunto, comencemos a desmenuzarlo un poco. Ante todo, D4 es una aventura similar a una película interactiva, pero que da un poco más de libertad al jugador ya que incluye algunos secretos para buscar y minijuegos optativos en sus niveles, que poco aportan a la trama, pero que pueden hacerse divertidos.

Pero claro, su mayor atractivo está en su trama. Controlamos a David Young, detective privado cuya esposa falleció hace un tiempo. Desde ese entonces, la muerte de su querida lo atormenta y no puede evitar recordar a diario sus últimas palabras: “Busca a D”. Pero, ¿quién es D? Con sus extraños poderes psíquicos y con la ayuda de Forrest Kaysen (¡Si!) y Amanda, verá la forma de recuperar a su esposa… si es que eso es posible.



Los guiones de Swery están abrumados de diálogos insólitos y D4 no es la excepción. La trama avanza lento, algo que viene dado gracias a la cantidad de situaciones y momentos delirantes incluidos. No estoy puntualizando esto como algo negativo, sino más bien para describir la forma en la que se narra la historia, que no deja de entretenernos y atraparnos en ningún momento, probablemente porque si bien hay momentos de relleno, estos no cortan para nada con el tono de la trama central y sirven muy bien para desarrollar a los personajes.



A nivel jugable, el título se centra en avanzar en niveles bastante cerrados e interactuar con ellos y sus objetos a través de un sistema de control por nodos. Navegaremos por los escenarios y tomaremos contacto con distintos objetos y personajes. Cada tanto nos veremos envueltos en una suerte de Quick Time Events no muy desafiantes pero bastante dinámicos.



La versión original del juego, para Xbox One, utilizaba de forma muy correcta el potencial de Kinect. En PC los controles se adaptaron como se pudo, lo que terminó en un control exclusivo para mouse, que hará que sólo utilices una mano para jugar, a menos que optes por un control de Microsoft, también compatible. Si bien hay mecánicas que no se adaptan del todo al control del mouse o que se sienten forzadas, la realidad es que el control basado en mouse funciona mejor, al menos desde mi experiencia, que el gamepad de Microsoft. Lo ideal antes de que decidas jugarlo es que pruebes la demo para PC, así formarás tu propia opinión sobre el sistema de jugo.

D4 incluye exploración libre que nos hará descubrir conversaciones insólitas, secuencias de acción optativas e interacciones secretas con distintos objetos. La recompensa para todo esto son créditos que podremos usar para comprar ítems que nos recuperen stamina, salud y el medidor de visión. Es un poco insólito, pero en D4 interactuar con lo que sea nos consumirá stamina. Si nos quedamos sin stamina, se acaba el juego. Pero no se preocupen, porque esto no va a pasar nunca. También podremos morir si es que fallamos demasiado en las secuencias de acción, algo que veo bastante difícil dada la nula dificultad de los QTE, pero que si llega a suceder, la penalización es muy leve. Esto nos hace preguntar: ¿por qué decidieron incluir la posibilidad de Game Over? Parece ser que Swery no es tan vanguardista como dice ser. De lo contrario, no hubiese necesitado incluir medidores inútiles que parece que cumplen la funcion de recordarnos que se trata de un videojuego y no de una película.

Pasando al lado técnico, el apartado visual de D4, al estilo cómic basado en Cell Shading, combina muy bien con la excentricidad de la trama. Los modelados están muy bien trabajados y se alejan mucho del acartonamiento que vemos en otros juegos de técnica similar, como los de Telltale Games. El sonido cumple también, con actuaciones de voz muy a la talla de un juego de alto presupuesto, y música de jazz sumamente pegadiza.

Sobre la versión de PC, el port es estable. La taza de imágenes por segundo es firme y no he experimentado ningún tipo de crashes. De todas formas, por alguna razón el consumo de VRAM del juego es excesivo. Mi tarjeta de video se vio más exigida de lo que esperaba, sabiendo que se trata de un juego con ambientes tan cerrados y gráficos tan simples. Asumo que viene dado porque es un port, y recordemos que las arquitecturas de las consolas actuales comparten la memoria de video y la RAM. Quiero mencionar, además, que el menú de configuraciones es bastante pobre. Sólo ofrece configurar el juego en dos resoluciones: 1366x786 y 1920x1080. Dado que se pueden forzar más resoluciones tocando los archivos del juego, queda más que claro que hubo pocas ganas al programar el launcher.

Para cerrar, les cuento que por el momento sólo está disponible la primera temporada de episodios, tanto en PC como en Xbox One, la que incluye el prólogo y los dos primeros capítulos. Llegarán más episodios a futuro, pero por ahora el final nos queda abierto. La partida de esta primera parte ronda las 4-5 horas y ofrece rejugabilidad para los más completistas que quieran obtener todos los secretos y logros.



Palabras finales
Swery nos trae otro juego cargado de personalidad única y excentricismo que llega por primera vez a PC. Access Games no ha hecho maravillas con el port, pero sí ha logrado una conversión estable y sólida que podrá ser disfrutada sin problemas por cualquiera que tenga una PC gamer de gama media. D4 brilla por su guion y personajes, y aunque no arriesga mucho en mecánicas, sí logra distanciarse de otras apuestas del género –película interactiva–, bastante más serias y centradas en cuestionarle al jugador sus elecciones morales. D4 sólo quiere divertir y le sale muy bien.

Lo Bueno:
- Derrocha carisma y personalidad únicos. Una propuesta como ninguna.
- Muchos easter eggs, secretos y material extra interesante.
- Guión y trama increíbles.

Lo Malo:
- El port de PC pierde mucho encanto: se nota que el juego fue pensado para Kinect
- Stamina, vitalidad, Game Over... metidos con calzador.


Nota Final:

8

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario en la entrada