Análisis: Corridor Z — otro runner, otro de zombies... el mismo olor

Otro runner, otro de zombies, el mismo olor... a podridoco
Calificación:


Desarrollador:  Mass Creation
Distribuidora:  Mass Creation
Lanzamiento:  5 de mayo de 2016
Plataforma: iOS, Android, PS4, PS Vita

Análisis basado en una copia digital del juego para PS4 facilitada por Mass Creation.

Si existe un género saturado en el mercado mobile, son los runner. Esos juegos a base de giros rápidos, reflejos instantáneos y superación de obstáculos en los que el jugador pasa por diferentes escenarios juntos ítems o monedas del juego para habilitar nuevos ítems o vestimentas.

Corridor Z tiene todo eso y poco más.



Intenta tener una historia que roza lo anecdótico. En un principio seguimos el diario de una tal Jill, que conoce a un doctor rechazado por la comunidad científica, pero que tiene un laboratorio en una base militar abandonada con el suficiente capital como para proseguir sus investigaciones, mientras ayuda a alumnos en clases de biología de un instituto educativo adyacente. Un día, se desata un brote zombie y empieza el juego. Ese es todo el trasfondo. Frente a juegos clásicos de este género como Temple Run o o Agent Dash, cuyas historias se basan en "robamos un totem nos persigue el monstruo" o "somos un espía, escapemos del enemigo", Corridor Z se esfuerza por introducir este apartado sin mucho éxito y ninguna incidencia en el juego.



En cuanto a lo jugable, recorremos un pasillo con la cámara enfocando para atrás. Tendremos estantes o muebles que podremos tirar par entorpecer la carrera zombie o armamento para destrozarlos, aunque siempre aparecerán tres zombies mas. Podremos recolectar suministros, notas del diario de Jill, grabaciones, videos y armas tiradas por los corredores. La cámara es frontal, algo totalmente extraño y difícil de asimilar dado que los obstáculos (si los tuviera) estarán por frente, no por detrás.


Tendremos misiones comunes o misiones según el personaje, lo que hará que una vez completadas, se pase a otro sector de salas. Contamos con tres personajes: Logan (el típico mariscal de campo), Megan (porrista del colegio) y el sargento William, quien curiosamente no habla con lenguaje militar, sino como un rapero más.

Los únicos elementos que podrían hacernos perder una partida son los zombies que vienen detrás o doblar mal en una esquina. A diferencia de lo típico en el género, que basta con dos tropiezos o chocar con un elemento hacen terminar la carrera, en Corridor Z no estorbar el camino de los zombies es suficiente para perder. Entiéndase, si no le tiramos un estante en los pies, los zombies nos alcanzarán irremediablemente, tirando al suelo toda la base de un runner para mobile. Siempre corren más rápido que nosotros como si de los zombies de 28 Days Later se tratase.


Corridor Z tiene lo que podría llamarse peleas contra jefes, los cuales son enemigos o más grandes o los mismos de siempre, pero con una barra de vida. Solo pueden derrotarse con armas y son ligeramente más rápidos que los normales.

Gráficamente corre en Unity. No se entiende por qué al iniciar el juego se tarda tanto en cargar. Hemos visto el detalle que puede tener un juego hecho con este motor (Layers of Fear es un ejemplo) por lo cual, ver lo lavado y poco detallados de los entornos junto a los zombies es asombroso.


Palabras finales
Con un precio de 8 dólares en PSN, no justifica su valor ni su compra. Con tantos ejemplos demostrados de cómo hacer un runner mobile, Corridor Z toma decisiones más que criticables de diseño que junto a su torpe implementación del control táctil (muchas veces queremos tirar un mueble para que el personaje termine agachándose o saltando) terminan por dilapidar un juego sin sorpresas y con muy poca inspiración.

Lo Bueno:
-Es un juego sin muchas pretensiones y puede entretener

Lo Malo:
- Gráficos horrendos en PS4 y Vita
- Historia llena de clichés y anecdótica
- Jefes irrisorios e innecesarios.
- Apuesta por mecánicas propias ajenas al runner clásico y falla estrepitosamente

Nota Final:
4

Comparte en Google+
ESCRITO POR Lucas Herrera

Padre y gamer compulsivo, Novio-marido-esposo-etc... Pendiente de terapia entre otros asuntillos mas...

0 Gritos :

Publicar un comentario en la entrada