Análisis: The Walking Dead Michonne — Final de temporada

Las aventuras de Michonne y compañía llegan a un final en este nuevo episodio cargado de acción y violencia...
Calificación:



Desarrollador:  Telltale Games
Distribuidora:  Telltale Games
Lanzamiento:  28 de abril de 2016
Plataforma: PC, PS4, PS3, XO, 360, iOS, Android

Análisis basado en una copia digital del juego facilitada por Telltale Games

Cuando una IP llega al pináculo de su éxito, lo más probable es que la mercadotecnia y las ansias de abarcar aún más la obliguen a desprenderse en más secuelas y hasta en spin-off. Esto no es algo necesariamente malo, pero sí es un riesgo —los usuarios, mal o bien, ya tienen expectativas formadas y esperan un nivel de calidad y coherencia acorde a las entregas anterioes. Telltale Games forjó su fama internacional con su visión de The Walking Dead, con la cálida, dramática y desgarradora historia de Lee y Clementine, que también funcionó muy bien para una segunda temporada de episodios. Ahora bien, tratar con un personaje como Michonne, que no surgió de la mente de los creativos de Telltale y que nunca antes había aparecido en la saga de aventuras, es una tarea totalmente distinta.


Recordemos que el inicio de la mini-serie de Michonne fue flojo. Fue claro desde un principio que los creativos no buscaron más que trabajar una trama a modo de excusa para dar rienda suelta a Michonne, reduciendo al resto de los personajes y a los sucesos en sí a la mera anécdota, con la única salvedad del trauma de la protagonista con sus hijos como único componente interesante y de congruencia a lo largo de los tres episodios.

Lectura Extra: 

Michonne es un personaje de lo más interesante y la gente de Telltale Games entendió eso. Muchas de las situaciones que se plantean a lo largo de la mini-serie generan espacios para que demos rienda suelta a la indiferencia y la brutalidad de nuestra superviviente favorita, e incluso, por primera vez en mi opinión, responder con silencios o con comentarios tajantes en las conversaciones tiene todo el sentido del mundo. Michonne es sádica, ruda, bastante apática y hasta un tanto nihilista. Los que amen al personaje, probablemente disfruten muchísimo varios momentos del título, aunque hay que tener en cuenta que no nos dejan nada que no hayamos visto en el cómic o en la serie de TV.


Es que sí, como ya mencionamos en los análisis de los episodios anteriores, The Walking Dead: Michonne no logra escapar de lo obvio. Los personajes se deprimen y nos cantan la misma sanata de siempre: que '¿cómo vamos a seguir?'; que 'el mundo es una porquería'; 'ya no quiero seguir viviendo' y una larga lista de etcéteras que los fanáticos de The Walking Dead ya escuchamos decenas de veces.

¿Pero no es que nos habían prometido alguna novedad del pasado de Michonne? Pues sí, aprendemos de la vida de Michonne antes del apocalipsis. De hecho, gran parte del climax del último episodio se centra en las secuelas psicológicas que le dejaron esos sucesos pasados. Aún así, al final termina por ser poco convincente la relación de los sucesos de la mini-serie con los traumas de Michonne, que se nos cuentan en forma de flashbacks. Sí, las escenas de violencia y acción planteadas son muy entretenidas y nos mantienen enganchados, pero no dejan de ser una matanza más de las tantas en las que participa Michonne.

Al igual que "Give No Shelter", el tercer episodio tiene un ritmo rápido, muy entretenido, y desborda de escenas de acción que, nuevamente, están muy bien ejecutadas. Como buen episodio final de Telltale, posee momentos de tensión en los que nos obligan a tomar una decisión incómoda, aunque es de notar que en todo momento sentimos que el final es cantado.


The Walking Dead Michonne es un producto bastante más lineal, directo y obvio que los anteriores trabajos de Telltale en el universo zombie de Kirkman. Y, lamentablemente, carece de una situación con verdadero impacto emocional, que es algo que ya venía siendo la marca registrada de los juegos. ¿A cuántos se nos escapó una lágrima con la historia de Clementine? También debemos mencionar que se trata de una propuesta bastante menos aventurera: aquí no hay puzzles, tampoco exploración; hay mucho machete, muerte y acción.

Tal vez hubiese preferido que Telltale optase por un lanzamiento completo esta vez. La forma episódica realmente no le sienta a Michonne de ninguna forma. Los episodios son excesivamente cortos y carecen de unidad en sí mismos. Quizás eso hace que se dificulte tanto hacer un análisis individual de cada capítulo. Para enriquecer la lectura y tener mi opinión completa de la mini-serie, los invito a leer los análisis anteriores.

Para cerrar, les cuento que en lo que respecta a producción, tanto sonora como tecnológica y en trabajo de guión (a pesar de ser bastante cliché), Telltale Games sigue dando un producto a la altura, con la calidad de una serie de TV.


Palabras finales En su totalidad, The Walking Dead: Michonne apenas llega a las cuatro horas de juego. Con dos posibles finales casi idénticos, que poco nos importará a cuál lleguemos porque, obviamente, el destino de Michonne ya lo sabemos (para algo están la serie y el cómic, ¿no?) y los personajes secundarios no se llegan a hacer querer; es difícil catalogar a esta mini-serie con otro adjetivo que no sea prescindible. Esperen a la oferta.

Lo Bueno:
Michonne es un personaje increíble.
- Escenas de acción muy bien llevadas.

Lo Malo:
- Se siente muy corto
- Personajes secundarios poco interesantes y situaciones cliché.
- Una historia pequeña que poco aporta y poco importa

Nota Final:

6

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario en la entrada