En nuestro canal de YouTube

Hard&Tech: Silla Gamer Trust Resto GXT 707 — confort premium a precio increíble


Trust Gaming no hace mucho eco por nuestros pagos cuando hablamos de marcas dedicadas al gaming y, por ello, queremos contarles que se trata de una de las de mayor renombre en Europa. Trust cuenta con una gama amplísima de productos, que incluye en su mayoría periféricos, aunque también diseñan equipos de audio y sistemas de ventilación y refrigeración, tanto para los gamers modestos como para los más exigentes; para PC y para consolas. Con más de 800 productos, la marca desembarcó en Latinoamérica a fines de 2017 y hoy nos toca reseñar uno de sus productos más premium: la silla gamer Resto GXT 707.

Primera Vista:
Como siempre, el vistazo general del producto se los damos con un vídeo unboxing en el que pueden apreciar la estructura general de la silla. Viene presentada en una enorme caja y su peso es de 20,5 kg, lo que deja en evidencia el metal robusto que la sostiene. El ensamble es sencillo ya que cuenta con instrucciones claras y la caja incluye las dos llaves Allen necesarias para montarla.



Una vez armada, lo que notamos es el cuero sintético de poliuretano que recubre las zonas del asiento donde podrían rozar nuestros brazos y piernas, así como el centro recubierto en Poliéster, donde nos sentamos, una tela que deja respirar más al calor. Los apoya-brazos son regulables en altura y el cilindro elevador de gas es el clásico de las sillas de oficina para ajustar su altura. Los dos cojines extraíbles y ajustables, para la zona lumbar y cervical, también llaman la atención por lo sobrios que quedan en la silla en sí.

Más en detalle: 
Ergonomía: El respaldo de la silla tiene un diseño que recorre la curvatura de la espalda y se incluyen dos almohadones ajustables, pensados para dar descanso a la zona lumbar y cervical de personas de entre 1,60 y 1,90 metros de altura. La altura del respaldo es ajustable y también reclinable hasta en un ángulo de 90 grados. Los apoya-brazos también se ajustan en altura.


Estructura: La silla se sostiene sobre una estructura de metal. Las patas son del mismo material y cuenta con cinco ruedas de nylon para no rayar las superficies. El asiento es de gomaespuma de alta densidad de 35kg/m3 y los apoya-brazos son los únicos componentes plásticos, además de las pequeñas decoraciones laterales que rodean el respaldo.


Diseño: Viene presentada en color negro y rojo en un diseño de butaca de auto de carreras, como es costumbre en las sillas gamer de gama alta. Visualmente es sobria porque el logo de la marca figura en un tamaño relativamente pequeño, en la parte superior del respaldo. Los almohadones no están estampados.



Experiencia de uso: 
Luego de unas semanas de uso, solo podemos destacar el confort que ofrece y la durabilidad de los componentes con la que está armada. La superficie de poliuretano permite que no nos peguemos a la silla durante los peores días de calor del verano. Los almohadones se pueden retirar y están sujetos con una correa vertical que permite variar su altura, lo que convierte a la silla en un ideal para jugadores de distintas alturas. En mi caso, mido un poco menos de 1,60 metros de altura, y la encontré muy cómoda y ergonómica. También hay que destacar que los almohadones son lavables. Solo basta con quitarles el relleno (bien presentado en una bolsita) y mandarlos al lavarropas.

Ahondando más en la limpieza, la superficie de toda la silla es limpiable con un simple trapo humedecido en limpiador multiusos. El metal ya de por sí es un material más limpio que el plástico y las ruedas de nylon, que son dobles para que corra mejor sobre alfrombras y superficies del estilo, son lisas, de modo que no rayan el piso y son muy fáciles de limpiar también. En pocas palabras, es muy fácil mantener impecable a la Resto GXT 707. 

En lo que respecta a la inclinación, si bien el respaldo se rebata hasta en un ángulo de 90°, las personas más pesadas (de 100 kilos o más) comprobamos que las personas más pesadas podrían llegar a darse vuelta en esta posición, ya que si bien la silla soporta 150 kg, en la práctica pareciera que no está pensada para que personas de ese peso la utilicen en "posición cama".


¿Por qué comprar una silla gamer y no una común?
Las sillas para jugadores están pensadas para ser utilizadas durante ratos de ocio. Más allá del diseño deportivo y de los colores vibrantes, los sillones gamer son mucho más que una silla con buena pinta y cuentan con características extras destinadas a que la pasemos de la mejor manera durante la hora del vicio:

Tienen respaldo ergonómico y reclinable. Soportan más peso, en líneas generales, que los sillones de oficina. Están armadas con materiales que garantizan durabilidad, tanto estructura como asiento y respaldo, de ahí que lleguen a pesar más de 20 kg (lo normal es que una silla de oficina corriente no pese más de 10 kg). La ergonomía está reforzada con la inclusión de dos cojines, uno lúmbar y otro cervical, ajustables, que evitan que nos sentemos con una mala postura.

Palabras Finales:
Lo que logró Trust con la Resto GXT 707 es ofrecer una silla con prestaciones premium al precio de una silla gamer de "gama baja". En el mercado argentino, se vende a $7700 pesos, lo que la convierte en la mejor de todas en relación precio-calidad. No hay otra por ese precio que cuente con componentes premium como apoya-brazos ajustables, estructura de metal y superficie de poliuretano.
En Europa, se vende a un precio de $200 libras (un poco menos de $250 euros), lo que la convierte en una silla de gama media-alta (marcas como DXRacer siguen siendo las líderes en la gama más premium). A juzgar por el precio al que nos llega a nosotros, se nota el esfuerzo del importador por traerla a Argentina a un precio por demás competitivo.

Lo bueno:
Fácil de montar. Se ajusta a una amplia gama de cuerpos y soporta hasta 150kg. Estructura y materiales que garantizan durabilidad. Diseño deportivo y sobrio.

Lo malo:
Nada destacable. Podría tener un apoya pies para cuando la usamos con el respaldo inclinado, pero, por el precio... es mucho pedir

Valoración Final:
Excelente


Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario