En nuestro canal de YouTube

La representación LGTBIQ en los juegos de horror es más que positiva


La exploración de la sexualidad viene de la mano con el terror, desde tiempos inmemoriales, rematándose a sus orígenes en el gótico del Siglo XVII, que era muy sexual. Ahora bien, el terror, al igual que la ciencia ficción, no conoce tabúes, tal es así que cuando hablamos de sexualidad dentro del género, no solo hablamos de la socialmente aceptado. El terror siempre fue muy abierto a la representación LGBTIQ, incluso en los tiempos en los que estaba mal visto en todo el mundo, al punto que hoy en día podemos hablar de Queer Horror para referirnos a las ficciones de género que tienen representación positiva de personajes y relaciones no-heterosexuales.

Los videojuegos se han tomado su tiempo para ser socialmente relevantes e inclusivos. Pero finalmente lo han hecho. Han madurado, y hoy en día podemos encontrar inclusión en el sentido más amplio de la palabra hasta en los juegos de grandes compañías (con excepciones, claro).

Volviendo al terror, en esta nota vamos a ahondar en videojuegos particulares. Todos ellos se centran en un personaje LGBTIQ y ponen el foco en lo queer de manera positiva. La única queja, seguro lo van a notar, es que hay muy pocos videojuegos que se animen a poner de protagonista a un hombre abiertamente queer.  


Phantasmagoria 2: A Puzzle of Flesh | Disponible en Steam



La era de oro de las aventuras gráficas fueron aquellos tiempos en los que abundaban los videojuegos para adultos. Sierra buscó competir con LucasArts desde ese palo, y aunque no le fue del todo bien, nos dejó joyas atípicas, como Phantasmagoria 2. Lanzado en 1996 para PC, con más de 20 años, es quizás primer videojuego que nos dejó jugar con un hombre abiertamente bisexual. Curtis (Paul Morgan Stetler) es nuestro protagonista, quien tiene una relación con una mujer que forma parte de la comunidad BDSM, pero que también tiene sentimientos por Trevor, quien es abiertamente gay. 

Phantasmagoria 2 es lo más cercano que hay en videojuegos al terror urbano y paranormal de Clive Barker, escritores atrevidos como él hay pocos. No es una aventura que haya envejecido del todo bien por el intrincado diseño de puzles, pero en lo demás, hasta tienen cinemáticas FMV con actuaciones competentes. 


Enola | Disponible en Steam


Antes que nada, llega el warning obligatorio: no recomendamos que personas con depresión jueguen Enola. Al igual que The Cat Lady, es uno de esos pocos juegos de terror con una historia dramática oscurísima, que cala hondo y que toca varias fibras sensibles sobre el abuso sexual. En Enola tomamos el control de Angelica, una mujer que llega a su casa para encontrarse que su novia desapareció.


Mientras menos sepas de esta aventura desarrollada por The Domaginarium, con sede en El Salvador, mejor, ya que tiene varias sorpresas. Que el apartado gráfico no te eche atrás, porque es un survival horror clásico, que supo diferenciarse en su momento de los clones de Slender, con una narrativa potente. 

The Missing: J.J. Macfield and the Island of Memories | Disponible en Steam


El más reciente título de Swery, el excéntrico diseñador japonés que nos trajo Deadly Premonition, es mucho más de lo que parece. The Missing nos pone en la piel de J.J, quien se embarca en un viaje de camping con su mejor amiga Emily. 


Las cosas se vuelven complicadas a los 15 minutos de juego, cuando terminamos inmersos en un mundo de pesadillas a lo David Lynch y el juego se convierte en un plataformas de puzles en el que literalmente arrancamos partes de nuestro propio cuerpo para superar obstáculos bastante sádicos

La narrativa está impulsada a través de mansajes de texto. J.J. nos irá mostrando secretos de su vida, de su relación con Emily y de lo difícil que es aceptarse a sí misma. Otro gran título de terror con una historia desgarradora y una representación queer más que positiva, que no vamos a destripar para que descubran ustedes mismos.

Saga The Last of Us | PS3, PS4


The Last of Us recibió críticas positivas por cómo se llevó adelante la homosexualidad de Bill, un personaje secundario que ayuda a Ellie y Joel. Sin embargo, si vamos a hablar de presentaciones LGBTIQ en personajes principales, Left Behind, el único DLC de historia del juego que retrata la relación de Ellie con su mejor amiga Riley.


Left Behind es un contenido corto, un ejemplo adorable de cómo se explora la sexualidad en la adolescencia. También es triste, porque en ninguna ficción post-apocalíptica las cosas salen como queremos. Naughty Dog presentó a Ellie como una mujer lesbiana en la secuela, The Last of Us 2, en este tráiler que dio mucho de qué hablar. 

Saga Life is Strange | Disponible en Steam, PS4, Xbox One.


Life is Strange fue uno de esos videojuegos bisagra en lo que respecta a presentar protagonistas femeninas fuertes en videojuegos comerciales. Sus desarrolladores, el estudio DONTNOD, son claramente un equipo chico, pero contar con el impulso de Square Enix les permitió estar en boca de todos.

El juego es una aventura gráfica con una mecánica muy particular: la posibilidad de retroceder el tiempo y repetir nuestras acciones. No es precisamente un juego de terror, pero tiene claros elementos del género y una historia de lo más oscura. Aunque la relación entre las protagonistas Max y Chloe es opcional, y se reduce a una escena corta en un final, esta primera entrega preparó el terreno para lo que sería la saga Life is Strange en sí: una de las más inteligentes y maduras para mostrar la sexualidad adolescente. 

Before the Storm es la secuela, que refuerza más el coming-of-age y pierde mucho de los elementos de thriller que hicieron tan inquietante a la primera entrega. Sin embargo, es un videojuego igual de recomendable, igual de demoledor y bastante más arriesgado en lo que respecta a representación queer.

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

3 Gritos :

  1. Confieso que jugué The Missing solo porque me gustaba DP y al final me gustó más de lo esperado, incluso teniendo controles como la mierda.

    ResponderEliminar
  2. Sebastián Gómez-Latorre Insúa28 de junio de 2019, 20:14

    más mierda que los de DP?

    ResponderEliminar
  3. No, creo que igual. Solo que creo que cada vez que dejamos de jugar DP olvidamos lo tosco que es en controles. DP y Missing son juegos de gran corazón. Son recomendables

    ResponderEliminar