En nuestro canal de YouTube

Análisis: The Lost Crown Steam Edition (PC - 2014)

The Lost Crown es una aventura inspirada en las historias clásicas de fantasmas, con las técnicas modernas de “cazafantasmas”. Ahora, los cuentos clásicos de Charles Dickens, Arthur Conan Doyle o E.F. Benson se combinan con cámaras de visión nocturna y otros ítems de expertos parapsicólogos. Viajaremos con Nigel Danvers a un fantasmagórico pueblo costero del este de Inglaterra, en el que nos esperan grandes dosis de misterio, suspense y asesinatos. La jugabilidad se basa en el uso del ratón a través de escenarios que recorreremos en 1ª o 3ª persona.

Calificación:


Desarrollador: Darkling Room
Distribuidor:  Icerberg Interactive
Lanzamiento: 18 de julio de 2008 (original) - Junio 2014 (Steam)
Plataformas: Windows PC


Análisis basado en una copia digital del juego para Steam facilitada por Iceberg Interactive

Jonathan Boakes nos regaló, hace ya algún tiempo, una serie de juegos llamada Dark Fall. The Lost Crown, el juego que nos compete en este momento, parece salido de ese mundo creado en la serie Dark Fall (Dark Fall: The Journal y Dark Fall 2: Lights Out.), donde supo tomar los aspectos más grandes y mantenerlos, y los puntos flojos supo pulirlos. Para quienes ya jugaron a los Dark Fall, pueden ver el regreso del personaje Nigel Danvers y la misteriosa empresa Hadden Industries. Todo esto, en un contexto visual y enigmático al mejor estilo Lovecraft. No sé si será mi fanatismo por dicho autor, pero todos los parajes, la actitud de la gente, el misterio y las locaciones son dignas de las curiosas ciudades que mantenían los secretos de los seres marinos que habían sabido ocultarse entre los humanos en el universo Lovecraft.

Sobre todo, por el comportamiento errático de los personajes con los que nos cruzamos durante el juego, donde todos parecen conocernos, donde todos parecen ocultar algo. El misterio está basado en el desconocimiento de todo lo que nos rodea, de que es poco tangible el objetivo final que tenemos. Y no de una forma negativa, sino de una forma enigmática. Porque se sabe, que en las aventuras graficas o en cualquier “point and click” que se precie, la historia y lo que te mantiene atrapado es uno de los puntos más fuertes de este tipo de juegos.



No es una aventura grafica convencional, ni de las más modernas, que cuentan con los “quick time events”, al estilo The Walking Dead. En The Lost Crown vamos a ver imágenes fijas, sin “scroll” en la pantalla. El cursor se va a volver nuestro amigo, y nos va a marcar los objetos con los que podemos interactuar. Podemos ver objetos de cerca, activar o interactuar con otros, y si nos acercamos hacia los extremos de la pantalla, el cursor se convierte en indicadores para que podamos seguir hacia otra locación contigua. Si queremos comparar, podemos recordar juegos como el Myst o el 7th Guest. (Nostálgico lo mío, ¿no?)
Y en estos juegos, de investigación pura y de recorrer parajes continuamente en busca de pruebas, la “prueba y error” son casi obligatorios. A veces, los desafíos que se nos presentan no son tan claros e intuitivos, por lo que debemos probar con varios objetos que tenemos en nuestro inventario hasta descubrir el correcto. Esto quizás le quita un poco de agudeza al estilo narrativo, ya que se pierde el interés practico del juego y todo se vuelve una mera casualidad. Pero, si estamos familiarizados con los fenómenos paranormales o si vimos alguno de estos realistas de “cazafantasmas”, vamos a poder apreciar ciertos elementos como los EMF, que miden las fluctuaciones electromagnéticas en el ambiente, una videocámara de visión nocturna, o el más conocido EVP, que capta fenómenos de voz fantasmales que el oído humano no puede registrar. Y claro, si somos más detallistas, el nombre completo del juego es The Lost Crown: A Ghost-hunting Adventure. Más claro, imposible.



En el juego no abunda la sangre ni lo sustos impulsivos al mejor estilo Outlast, sino que lo que intenta el juego es entrar por otro lado, jugando con nuestros sentidos. La estética fotográfica, en blanco y negro, resaltando algunas cosas puntuales con colores plenos, le da un aire bastante angustiante a todo. La música acompaña pero no molesta, y por momentos llega a ser perturbadora. La recreación de los escenarios esta tan bien lograda que por momentos llegamos a sentir esa desolación que azota a esta ciudad costera en la que nos encontramos, y ese sentimiento pasa directamente de nuestros ojos y oídos a nuestras venas. Por eso, quizás este juego no sea terrorífico en el sentido de lo explicito, pero si tiene un muy buen criterio a la hora de crear el contexto necesario para generar una tensión incomoda durante todo el tiempo que estemos jugando. Este factor, que parece ajeno al gameplay, es lo que más nos logra atrapar y logra que nos metamos de lleno en la historia.



Pero claro, de la misma manera que puedo mencionar de forma positiva el acertado uso de colores, y el detallado fotorealismo de cada escena, debo mencionar que el maquetado de los personajes y, sobre todo, sus toscos movimientos, quedaron en el pasado. Los personajes tienen una animación tosca, donde parecen flotar sobre el suelo mientras caminan. Sus movimientos, a la hora de enfrentar algún personaje o elemento, son rústicos e innecesarios. Y cuando hablo de “fotorealismo” no estoy siendo metafórico: el juego está basado en locaciones reales, habiendo fotografiado previamente lugares pertenecientes a Inglaterra. Por eso el contraste entre fondos y personajes, sin dejar de tener en cuenta que el juego fue originalmente lanzado en el 2008, desarrollado por Darkling Room utilizando Wintermute, el mismo motor que hoy en día está siendo usando por el genial juego nacional llamado Nosebound.



Es verdad que los puzzles del juego tienen, en su mayoría, una dificultad baja. El juego, si bien largo, es fácil, eso hay que admitirlo. Quizás no con el equilibrio necesario para poder hacerle homenaje a su historia, pero no es algo que se interponga a la hora de poder disfrutar el juego. Las situaciones se dan una detrás de otra sin demasiado obstáculo. Y salvo que logremos perdernos en el mapa, que es un poco difícil, la historia se va dando de una forma tan fluida que es casi como si estuviésemos viendo una película de los 70’s, por su dinámica y su verosímil. Pero a no relajarse: cuando digo “en su mayoría”, también quiero decir que en “su minoría”, hay algunos puzzles que son casi imposibles de deducir.



Palabras FinalesPara terminar, vale decir que entre la gran historia que rodea al juego, la excelente dirección de arte, la gran cantidad de puzzles, y el hecho de ser un juego casi independiente en su concepción, es algo digno de destacar. Algunos puntos flojos respecto a los personajes y sus animaciones, y ni mencionar las voces del juego, totalmente ajenas y extremadamente repetitivas. El resto, genialidad pura. Pulgar arriba para este lanzamiento en Steam de un gran juego que supo tener su horda de fanáticos.



Nota Final:
8.5
Comparte en Google+
ESCRITO POR Lucas Robledo

Game Designer y Producer. Redactor mercenario. Cinefilo conflictivo. Casi músico y muy poco de ilustrador. Gamer de la vieja escuela. Aficionado al terror, a los comics y a la literatura.

2 Gritos :