En nuestro canal de YouTube

Análisis Especial: This War of Mine (PC - 2014)

This War of Mine no es el mismo juego de guerra de siempre. No serás un superhéroe cargado de armas. Tampoco formarás parte de un ejército. Eres un ciudadano de a pie, atrapado en una guerra en la que no participas. No hay gloria, lo único que puedes conseguir es sobrevivir dentro del mundo desolado en el que te encuentras.

Calificación:



Desarrolladora: 11 Bit Studios
Distribuidora: 11 Bit Studios
Lanzamiento: 14 de noviembre de 2014
Plataforma: PC

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam, facilitada por el equipo de 11 Bit Studios

"En una guerra, no todo el mundo es un soldado."

Bajo dicho lema nace This War of Mine, un videojuego estratégico que nos presenta el lado más humano de una guerra y nos deja experimentarla desde el punto de vista de seres cotidianos: civiles, no soldados.

Para desarrollar este título, 11 Bit Studios se basó en un testimonio que encontró un miembro del equipo de desarrollo en un períodico. En él, un hombre declaraba haber sufrido muchísimo al verse obligado a esconderse en una ciudad en ruinas durante una guerra que azotó a su país. En base al horror que vivió este hombre, la gente de 11 Bit Studios decidió realizar un videojuego que plasme ese sufrimiento y el impacto que tiene la guerra en quienes no combaten en el campo de batalla, es decir, entre aquellos que sufren el hambre, el frío y las pestes desde sus hogares, que muchas veces son reducidos a ruinas y saqueados sin piedad. Ese videojuego es This War of Mine.


Cuando las necesidades llaman, urge calmarlas ¿Pero qué ocurre si vivimos en un ambiente hostil en el que las provisiones escasean? En This War of Mine tomaremos el rol de un grupo de personas que intentan sobrevivir al clima bélico, atrincherándose en una bastardeada edificación. Sin posibilidades de obtener bienes de las formas tradicionales, se ven obligados a redimirse a la economía de guerra, que se basa en el trueque y en la supervivencia del más fuerte. Obtener suministros es prioridad aquí y todo método que conlleve a ello es válido. Queda en manos del jugador decidir cómo hacerlo.


En This War of Mine el objetivo es sobrevivir a la guerra. Para ello, deberemos mantener a nuestro grupo de supervivientes, que inicialmente está conformado de tres personas, unido y fuerte. Pero debido a que estos individuos pueden enfermarse, entristecerse e incluso morir, la tarea no es simple. De esta forma, se desenvuelve un gameplay estratégico que incluye elementos roguelike y del género supervivencia. Cada partida se compone de una determinada cantidad de días que el jugador desconoce y que debe sobrevivir para llegar a ver el final de la guerra.

Los miembros de nuestro grupo deben saciar distinto tipo de necesidades al estilo simulador de vida, entre las que se encuentran dormir, comer y permanecer a una temperatura ideal. También debemos evitar que caigan en tormentos emocionales como la tristeza y la soledad. Asimismo, pueden enfermarse o resultar heridos de distintas formas, por lo que deberemos cuidarlos de algunas amenazas puntuales. Para lograr esto, y mantenerlos saludables, deberemos hacernos con suministros, tarea no tan simple.



Las jornadas están divididas en día y noche. Durante el día deberemos hacer lo posible para estabilizar a nuestros sobrevivientes, física y emocionalmente, ya que durante la noche uno de ellos estará destinado a salir a buscar provisiones por la ciudad, mientras que otro deberá hacer guardia y el resto podrá dormir feliz. O algo así, porque este es sólo un esquema de actividad. Lo que probablemente termine sucediendo en alguna que otra partida es que varios terminen durmiendo porque están heridos o que incluso se pierda una noche de saqueo porque ninguno está en condiciones de salir. La guerra es dura y la capacidad de administrar provisiones es vital.

Durante las secuencias nocturnas viviremos las mayores emociones y riesgos, que tendrán repercusión en lo que suceda por la mañana. Al salir a saquear, podremos elegir si llevarnos armas u objetos para luego decidir desde una pantalla de mapa nuestra localización de rastreo para esa noche. Cada localización presenta una descripción que nos indica qué tipo de suministros encontraremos allí y cuán riesgosa es la zona. El jugador decidirá, entonces, el riego a tomar y cómo actuar en cada lugar. Y aquí es donde se desprende el componente moral del título, ya que en varias ocasiones se nos planteará una decisión moral, y nosotros decidiremos qué hacer ante ello, siempre teniendo en cuenta que lo elegido afectará al jugador y sus compañeros.


Lo más destacado de This War of Mine es que esos planteos morales no detienen la acción ni se anuncian como algo transcendental, sino que se colocan en escena con naturalidad, como si se trataran de algo cotidiano. Y eso mismo es lo que le da al clima del juego esa hostilidad y esa credibilidad de ambiente de guerra. Podemos llegar a escuchar una conversación indebida a través de una puerta y decidir nosotros si abrirla o no. Y en el caso de abrirla, si hacer algo por ello o no. Al otro día, lo que hayamos hecho será anotado en el diario del personaje y probablemente repercutirá en sus emociones de alguna forma. Como verán, cada decisión, por más simple que parezca, cuenta, y tiene sus consecuencias.

Muchos han criticado la perspectiva 2D del título, tratándola de poco inmersiva para la temática del juego. Lo cierto es que quizás no sea la cámara ideal para retratar el lado más crudo de la guerra, pero eso no significa que This War of Mine no logre hacernos estremecer con las situaciones que plantea. No es un juego violento, ni duro a nivel visual, como si lo es, por ejemplo, Spec Ops The Line (que trata temas parecidos), pero lo importante es que sí logra ampliar un poco el abánico del género bélico en videojuegos, colocándonos en situaciones ásperas que generan en el jugador cierta empatía con el personaje.



Como punto negativo sí quiero mencionar la repetitvidad que se genera al inicio de una partida, una vez que inicias varias. La aleatoriedad del juego al comienzo no es la suficiente como para forzarnos a optar por estrategias variadas. Durante los primeros días de cada partida terminaremos haciendo lo mismo cada vez y eso puede volverse tedioso. Este karma lo padecen muchos títulos roguelike y This War of Mine no es la excepción.

A nivel técnico está más que bien, sobre todo a nivel sonoro, ya que despliega buena calidad en todo lo que es ambiental, haciéndose buen uso incluso de los momentos de silencio. Agrego, además, que el juego carece de voces. Visualmente cumple, pero sobre todo a nivel estético. En lo que respecta a los controles, se echa de menos la compatibilidad con joystick, ya que tratándose de un juego de desplazamiento lateral, jugarlo con teclado puede hacerse tedioso.


Palabras finales This War of Mine es un acercamiento al género bélico visto a través de un lente diferente. Hemos jugado al héroe infinidad de veces ¿Por qué no variar un poco y animarse a jugar el mismo juego, desde el punto de vista de los más vulnerables? Crudo, reflexivo y entretenido, This War of Mine va a envolverte en su encanto por largo rato.



Lo Bueno:
- El idea general, muy original y atractiva.
- La jugabilidad es tan divertida como desafiante y adictiva.
- Todo el apartado estético y el mood deprimente y desolado que se consigue.


Lo Malo:
- Mecánicas repetitivas.
.

Nota Final:

8

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

2 Gritos :