Análisis: Baba Yaga, el tenebroso DLC de Rise of the Tomb Raider

En lo profundo de la selva de Siberia, hay un bosque prohibido en el que una expedición soviética desapareció sin dejar rastro. Lara se internará en el Valle Malditos en busca de un hombre desaparecido, pero lo que encuentra es una pesadilla que no puede explicar. ¿Será que La Bruja, Baba Yaga, verdaderamente reside en el bosque prohibido? ¿ O hay algo más detrás de la leyenda?
Calificación:


Desarrollador:  Crystal Dynamics
Distribuidora:  Square Enix
Lanzamiento:  26 de enero de 2016
Plataforma: XO, PC

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam, facilitada por Square Enix

Hace unos años Crystal Dynamics nos conquistaba con Tomb Raider, un reboot completo con la suficiente chispa como para revivir de las cenizas a la franquicia que estaba en agonía hace años. Un sistema de juego más moderno y, por sobre todo, una nueva Lara, más sensible al entorno y a quienes la rodean, fueron los ingredientes estrella de una fórmula que resultó vencedora e incentivó a Square Enix a lanzar una secuela, Rise of the Tomb Raider, que llegó la semana pasada a PC y que ya lleva varios meses conquistando el catálogo de Xbox One. 

En su momento, les habíamos comentado que Tomb Raider contaba con un montón de elementos de los géneros de supervivencia y rol, lo que convertía a Lara en algo mucho más que una arqueóloga. Rise of the Tomb Raider apuesta todavía más alto y duplica la tensión, ya que está ambientado en un mundo inmenso, en el que sobrevivir no es tarea fácil. La naturaleza no descansa y Lara deberá convertirse en toda una superviviente si quiere continuar con el legado de su padre. El frío, bestias como osos, lobos y leopardos y las traumáticas memorias de su niñez serán enemigos implacables a los que Lara deberá enfrentar para llegar a Kitezh, la ciudad de la inmortalidad.

El amplio mapa de Rise of the Tomb Raider esconde todo tipo de desafíos, muchos de ellos secretos y opcionales a los que sólo podrán acceder los aventureros más valientes. Son varios los NPC desperdigados por la fría llanura siberiana que pedirán ayuda de nuestra valiente Lara, algunos incluso acudirán con pedidos muy personales y hasta descabellados, como Nia, una joven que nos pide que rescatemos a su abuelo, quien emprendió una cacería solitaría para asesinar a Baba Yaga, una bruja milenaria...

En ese momento es cuando entramos de lleno en el DLC. Baba Yaga: The Temple of the Witch es un contenido que amplía la historia principal y al que se puede acceder desde la campaña, poco tiempo después de que conocemos a Jacob. Lara se internerá en el Valle Malvado, una porción del oscuro bosque siberiano de la que nadie a podido escapar jamás, para terminar enfrentando una pesadilla muy personal.


Lara entra en un lisérgico mundo de pesadillas donde comienza a ser atormentada por los fantasmas de su pasado. De visuales hipnóticas, Baba Yaga ayuda a cortar un poco con la monotonía estética de la campaña principal, que nos zambulle continuamente en escenarios apagados tapados por la nieve.  Desafortunadamente, no sube la vara en lo que respecta a la historia: los nuevos sucesos no aportán demasiado a la construcción de Lara como personaje y la leyenda de la bruja no está lo suficientemente inspirada. Lamentablemente, esto entona perfectamente con la campaña principal de Rise of the Tomb Raider, cuyo elemento más flojo es, justamente, la historia. Quienes tenían esperanzas de encontrar un poco de épica y sorpresas en este DLC, lamento tener que pincharles el globo. 


No estoy queriendo decir que Baba Yaga no valga la pena. Justamente, a pesar de ser corto, condensa en una única misión los mejores elementos de la jugabilidad de  Rise of Tomb Raider. Agrega puzzles desafiantes y entretenidos, de esos plagados de plataformas, palancas y sogas. También nos obliga a explorar nuevamente escenarios de la campaña principal, lo que ayuda a que el DLC no se sienta para nada descolgado, más bien se vive como un momento más dentro de la aventura. Eso sí, se echa de menos una nueva tumba. Podrían haber cortado un poco con la vuelta a la Instalación Soviética para darnos una tumba tenebrosa que explorar, 

Baba Yaga culmina con una batalla final muy intensa y táctica ante un jefe que desafía todas nuestras habilidades. Toma lugar en el siniestro mundo de pesadilla que tanto atormenta a Lara y concluye revelando los misterios detrás de la milenaria bruja así como también con un pequeño regalo para el jugador: un nuevo traje y un arco mejorado. 



Palabras finales Baba Yaga: The Temple of the Witch es un DLC un poco corto que condensa lo mejor de la jugabilidad de Rise of Tomb Raider en una nueva misión aterradora. Se echan de menos algunas novedades y su historia no se siente del todo aprovechada, pero en definitiva, es un DLC que ofrece mucho más contenido del que estamos acostumbrados a recibir. Lara ya es toda una heroína. .

Lo Bueno:
- Visuales increíbles.
- Una jugabilidad sólida que condensa lo mejor de la campaña principal.
- Batalla final muy intensa.

Lo Malo:
Poco inspirado argumentalmente
- Se echa en falta una nueva tumba o alguna novedad por el estilo
- Un poco corto

Nota Final:

7.5

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario en la entrada