En nuestro canal de YouTube

Análisis: Layers of Fear — El sucesor psicodélico de P.T.

¿Te atreves a ayudar a pintar una obra maestra del miedo? Layers of Fear es juego de terror psicodélico en primera persona con un fuerte enfoque en contarnos una historia y en la exploración. Nos sumerge en la mente de un pintor loco y nos invita a descubrir el secreto de su locura, al caminar a través de una vasta mansión de estilo victoriano en constante cambio. Destapa las visiones, los miedos y horrores que se entrelazan en la mente del pintor y termina la obra maestra por la que ha luchado tanto tiempo para crear.
Calificación:



Desarrollador:  Bloober Team
Distribuidora:  Aspyr
Lanzamiento:  16 de febrero de 2016
Plataforma: PC, PS4, XO

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam, facilitada por Bloober Team.

No es casualidad que las leyendas urbanas hablen de lo peligroso que puede ser despertar a un sonámbulo. Quien ose quitarte de ese estado taciturno probablemente termine provocándote una gran desorientación y un miedo irracional... una sensación muy extraña de sentirse fuera de lugar en un lugar familiar. Layers of Fear evocó momentos de mi niñez, cuando, sonámbula, deambulaba por los pasillos de mi casa y terminaba mareada y acobardada, sin entender cómo es que acaba de despertar en la cocina, lugar que conocía muy bien, pero que en ese momento lucía deformado, producto de mi delirio de sonámbula. La aventura que nos compete en este artículo nos pone en la piel de un pintor frustrado que llega una noche a su casa para emprenden un viaje surrealista que lo hará sentir indefenso. ¿Qué sucede cuándo no hallas respiro ni siquiera tras las paredes de tu cálido hogar?


Hace unos meses compartíamos con ustedes nuestras primeras impresiones de este título, que por ese entonces habían sido muy positivas. Los primeros compases de Layers of Fear me perturbaron y me dejaron con una sensación tan desagradable como de intriga absoluta, con ganas penetrantes de querer desvelar el irrebatible secreto que guardaban los muros de tan siniestra morada. Lo cierto es que Layers of Fear consigue un nivel de inmersión envidiable. Desde los primeros minutos nos sumerge de lleno en su ambiente lúgubre y en la piel del protagonista, que está tan desorientado y asustado cómo nosotros mismos.



De perspectiva en primera persona, en Layers of Fear experimentamos el horror de primera mano. Ante todo, estamos ante un simulador de terror, una aventura de exploración que recoge la mano del jugador para llevarlo a un viaje psicodélico que bebe tanto de P.T. como de juegos como Gone Home y de experiencias más directas como Afflicted. Comenzaremos explorando las habitaciones de una amplia mansión sin saber muy bien por qué hasta que, de buena a primera, terminaremos encerrados en un laberinto infinito de dimensiones ilógicas. Los primeros momentos son intensos, aterradores y despistantes y a medida que vayamos interactuando con el ambiente iremos revelando una historia que dará sentido a nuestra presencia.




A nivel narrativo, nos cuenta la historia de manera fragmentada, en base a flashbacks, muchos de ellos bastante simbólicos, La realidad es que Layers of Fear busca que el jugador vaya atando cabos y construya una historia en sí mismo en base a pistas y sucesos que "dan a entender". Los escenarios ofrecen retos a nuestros sentidos — algo así como puzzles cuyas soluciones solamente las hallarán los más observadores y expeditivos. La realidad es que Layers of Fear es una experiencia muy guiada, excesivamente lineal por momentos, que ubica las respuestas casi al lado de las preguntas que interroga. En este sentido, no es un título desafiante sino más bien una experiencia que se mastica sola.

Que sea fácil de "tragar" no es algo que esté necesariamente mal, pero lo cierto es que Layers of Fear sobreusa algunos recursos al punto tal que el encanto de la primera hora de juego se diluye rápidamente en un océano de repetitividad, excesiva linealidad y sustos reciclados. Los puzzles, que en un inicio son aliados de la narrativa, y acompañan el ritmo de juego, terminan duplicándose en varias situaciones, quitando así todo tipo de encanto al apartado jugable y reduciendo el atractivo del juego a su ambientación y su capacidad de generar terror, que se sostiene hasta mitad de juego para decaer abruptamente hacia el final como víctima del abuso de recursos.



La historia no está mal, de hecho, el terror gótico no es algo que veamos con frecuencia en videojuegos. Aún así, cae en una serie de clichés bastante vergonzosos que si bien no le quita el encanto a su atrevimiento de ir también por el tabú, le quitan sabor a la experiencia general.

Me atrevo a decir que Layers of Fear hubiese funcionado mejor como experiencia corta. No es un título largo (dura unas 4 horas), pero deja bien en claro que por mucho que intentes estirar la fórmula de explorar habitaciones y abrir puertas a los desconocido, su efectividad tiene fecha de caducidad. O tal vez simplemente no supo administrar su nivel de novedad, al fin y al cabo P.T. consigue mantener la vara muy alta por más de 2 horas con apenas un pasillo, un baño y una escalera. Lo cierto es que Layers of Fear plantea algunas situaciones jugables similares a las de la demo de Kojima, al fin y al cabo está inspirado en ello, pero que ni por asomo trasmiten esa sensación de extrañamiento que se vive en P.T.

Dejando de lado las comparaciones, Layers of Fear brilla a nivel audiovisual y en todo lo relativo a atmósfera. Maneja un nivel de inmersión que pocos títulos en primera persona consiguen, impulsado, además, por sus gráficos hiper realistas y por su apartado sonoro envolvente. Se crea, entonces, un ambiente muy propicio al terror que nos ataca desde lo psicológico y lo atmosférico aunque por momentos caiga en simplones jumpscares.



Palabras finales Layers of Fear es un paseo aterrador que pierde fuerza en la segunda mitad. Enfermo y perturbador, su fuerza aterradora y atmosférica y la personalidad de su protagonista son los incentivos más claros para dejarnos seducir por esta aventura de exploración y puzzles, que, a pesar de su linealidad y simpleza, para pasar una buena noche de sustos no está mal.

Lo Bueno:
- Atmósfera inquietante y envolvente.
- A nivel visual y sonoro casi no tiene pegas.
- Algunos sustos aislados están muy bien diseñados aunque...

Lo Malo:
... abusa de los jumpscares y repite recursos.
-Se repite a nivel jugable.
-Excesivamente lineal.
- Algunos cliché.

Nota Final:

6.5

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

3 Gritos :

  1. Hay algo que no entiendo muy bien: ¿si el juego salió hoy, cómo hacen para ya poder hacer una review?
    ¿Lo juegan a los palos, o lo adquirieron días antes?

    ResponderEliminar
  2. Como la mayoría de los sitios que hacen prensa de videojuegos: nos envían los juegos los desarrolladores, a veces antes de lanzamiento (como con este, Resident Evil Zero y Dying Light The Following) o a veces el día de lanzamiento. En este última caso el review se atrasa unos días.

    ResponderEliminar
  3. Pintaba mejor cuando no estaba terminado entonces porque en el acceso anticipado de Steam siempre tuvo buenas críticas

    ResponderEliminar