Análisis: Dead by Daylight — terror multijugador con corazón slasher

Behaviour Digital nos trae Dead by Daylight, un videojuego multijugador inspirado por películas de terror slasher.
Calificación:


Desarrollador:  Behaviour Digital
Distribuidora:  Starbreeze Studios
Lanzamiento:  14 de junio de 2016
Plataforma: PC

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam facilitada por Starbreeze Studios.


Luego de la cancelación de P.T. numerosos desarrolladores, -indies en su mayoría-, han traído una enorme ola de títulos que tomaban como base su idea. Algunos lograron un acabado decente y otros bueno... es mejor ni mencionarlo. Pero entre tantos juegos similares saliendo uno tras otro, ¿Hay algún otro videojuego que sea original y valga la pena? Y ahí es cuando nos encontramos con Dead by Daylight para contestar esta interrogante: y la verdad es que si... y no. La idea es bastante llamativa e interesante, pero como bien sabemos, lograr el éxito no siempre implica ponerle la mejor de las intenciones y la buena onda. Más de una vez nos hemos cruzado con buenas ideas mal ejecutadas y Dead by Daylight es un título que no se salva de caer en este abismo de títulos que ni pinchan ni cortan en el mercado.

Behaviour Digital nos trae Dead by Daylight, un videojuego multijugador inspirado por películas de terror slasher, en el que tendremos la posibilidad de encarnar a un horrible asesino o a uno de los cuatro adolescentes que deben escapar del engendro que los persigue.


Comencemos hablando de los supervivientes. Jugar como superviviente es una experiencia bastante tensa a lo largo de toda la partida. La cámara que se utiliza es en tercera persona, lo cual ofrece un amplio campo de visión, bastante útil para conseguir divisar al asesino merodeando a la vuelta de la esquina. El objetivo es reparar una cantidad determinada de generadores eléctricos que se encuentran repartidos por el escenario; una vez en funcionamiento, estos habilitarán una salida por la que tendrán que escapar los jugadores antes de ser atrapados. Completar el objetivo no es tan sencillo como suena debido que en determinados momentos de la reparación aparecerá en pantalla un quick time event, si este no logra ser completado a tiempo manifestara una pequeña explosión en el generador que será más que suficiente para alertar al asesino de nuestra ubicación.

Cabe mencionar que cada uno de los personajes posee habilidades y herramientas únicas que pueden ser mejorados. Estos pueden ser botiquines, herramientas de reparación o una linterna para cegar al asesino, entre otros objetos que funcionan en modo pasivo. Como supondrán, obtendremos estos ítems para nuestro inventario progresivamente con cada partida jugada sumando puntos de experiencia para subir de nivel.



Por otro lado, el rol del asesino es aún más sencillo, pero en cierto punto puede resultar bastante engorroso. Su objetivo será incapacitar a todos los jugadores antes de que estos consigan escapar. Para lograrlo, cada uno de los homicidas tiene en su poder un arma contundente y un arma especial secundaria, esta puede ser una moto sierra, trampas para osos o, en el caso de The Wraith, la habilidad de hacerse invisible. La vista es en primera persona, lo cual limita considerablemente el campo de visión. Si no prestamos atención es muy posible que los supervivientes puedan pasar sigilosamente detrás nuestro sin que lo notemos. De todas formas, una característica que facilitará encontrar a los otros jugadores en caso de que hayan corrido despavoridos al vernos es la posibilidad de "percibir" el rastro por donde han huido. La lentitud obviamente jugará en contra del asesino, quien se toma todo el tiempo del mundo en atravesar una ventana o romper algún obstáculo puesto por algun jugador.

Al incapacitar a sus objetivos, el asesino tendrá la opción de colgar a su víctima en un gancho que le provocará hemorragia, esta podrá ser detenida si alguno de sus compañeros lo libera. En caso contrario, si su barra de vida se agota, un "ser" para-dimensional reclamará su alma (por decirlo de alguna manera).

El apartado gráfico es correcto sin demostrar detalles sobresalientes en escenarios o personajes. La iluminación es bastante reducida, con objetos que generan amplias sombras donde intentar ocultarse del peligro. El diseño de los supervivientes deja bastante que desear, se ven descuidados y hechos a las apuradas, como el juego en su totalidad. En cambio, los asesinos demuestran un poco mas de creatividad e interés en que se vean atemorizantes, eso sí, sin muchos alardes. La banda sonora no logra tener presencia más allá del menú de inicio, pero si podemos decir que su apartado sonoro es de lo mejorcito de este título. Los efectos son variados, y muchas veces te salvarás de perder la partida gracias a los sonidos característicos de cada situación, como por ejemplo cuando este por aparecer en pantalla el quick time event del que les hable párrafos atrás. Asimismo, oír ciertos sonidos hará que nos desesperemos, como un motor de motosierra seguido del grito de algún compañero de equipo o la campanita que suena para advertirnos que The Wraith se ha hecho invisible. Estos detallitos hacen que valga la pena jugar con unos buenos auriculares.



Ahora que ya hemos mencionado (dentro de todo) lo mejor que puede ofrecer este videojuego, ha llegado la hora de mencionar numerosos detalles que harán que evites llevarte más de una sorpresita indeseable.

Empezaré mencionando el sistema de búsqueda de partidas. Este no funciona correctamente, lo que prolonga el tiempo de sincronización con otros jugadores disponibles, por lo que se puede estar un buen rato esperando para iniciar una partida. Esta no solamente lleva su tiempo por el sistema de búsqueda, también son muy recurrentes los problemas de conectividad, basta con que el jugador que interpretará al asesino (el host de la partida) se desconecte para que estés otros largos minutos esperando. Los bugs son una característica que todos los videojuegos poseen, pero aquí te obligarán a abandonar la partida a la que lograste entrar con tanta paciencia. Más de una vez te vas a quedar atascado con algún objeto que te impedirá avanzar, te caerás del mapa, no podrás liberar a tu compañero del gancho porque este se fusionó con el poste que lo sostiene. En fin, una serie de bugs desastrosos que entorpecen la experiencia y pueden manifestarse más seguido de lo que tu, ya harta, paciencia puede darse el lujo de soportar.

Es notorio el desequilibrio entre los jugadores de distinto nivel. En un principio nos encontraremos en clara desventaja ante los usuarios más experimentados. Los compañeros de equipo con mayor nivel y mejor inventario se hacen odiar al abandonar a su grupo y aprovechar sus ventajas para fastidiar al asesino prolongando la durabilidad de una partida. Por último, se le echa en cara lo monótono que se vuelve al cabo de un par de horas de juego, esto se debe a la poca variedad de objetivos, escenarios y contenido en general, aburriendo inevitablemente al jugador.


Palabras finales Dead by Daylight parece un título lanzado a las apuradas. No se siente como un producto final ni por asomo. Sus falencias doblan el número de aspectos positivos; sin embargo, logra divertir de tanto en tanto. Necesita actualizaciones y contenido urgentemente (y eso que hemos esperado más de un mes desde el lanzamiento para hacer este análisis). Tal vez, con eso logre llamar la atención de más jugadores. Si te interesa sumarlo a tu biblioteca de juegos, recomiendo que lo hagas durante alguna rebaja para no sentirte estafado. Nuevamente, es una idea interesante mal ejecutada. Esperemos que Behaviour Interactive no lo deje estar, porque puede sacarse mayor provecho de este videojuego.

Lo Bueno:
- Ambientación bien lograda
- Apartado sonoro

Lo Malo:
- Poco contenido
- Bugs desastrosos
- Animaciones rígidas y acartonadas
- En pocas partidas se vuelve monótono

Nota Final:

6

Comparte en Google+
ESCRITO POR Daro Wolf

Técnico reparador de PC. Amante de las películas de terror y ciencia ficción; la música metalera y el dubstep.

0 Gritos :

Publicar un comentario en la entrada