En nuestro canal de YouTube

Análisis: Below — un viaje solitario y muy difícil de supervivencia y exploración

Below, un videojuego con una particular perspectiva aérea e isométrica, nos ofrece una propuesta de rol y acción al estilo roguelite, invitándonos a explorar el interior de una misteriosa y extraña isla..

Calificación:


Desarrollador: Capybara Games
Distribuidora: Capybara Games
Lanzamiento: 14 de diciembre 2018 (PC), 7 de abril 2020 (PS4)
Plataforma: PC, PS4, Xbox One


Análisis basado en una copia digital para PS4 facilitada por Capybara Games

El término “roguelike” hoy en día es conocidísimo, habiendo sido explotado por títulos como Spelunky, The Binding of Isaac o Don’t Starve, pero refresquemos nuestro conocimiento: En 1980, un juego llamado Rogue desarollado por un equipo pequeño salió a la luz. En él controlábamos a un arquero que tenía que llegar al final de una mazmorra repleta de peligros y tesoros, para recuperar un amuleto y salvar así al mundo. La mecánica de Rogue era, justamente, un roguelike, donde los mapas se desarrollaban de forma aleatoria, haciendo que cada experiencia sea diferente.

Con la llegada de Steam a la escena, los roguelike vieron un paraíso, ya que los desarrolladores indies podían incursionar en este estilo que no exigía mucha inversión y permitía experimentar. A medida que fueron saliendo títulos, los roguelike fueron tomando forma e implementando bases como las perma-death (muerte permanente), el desbloqueo de muchos personajes con diferentes habilidades o penalizaciones, dificultad elevada, recompensa con ítems o secretos por perseverar, etc.

Al ser un género tan versátil es muy fácil incursionar en él, ya que permite mucha libertad para experimentar con conceptos sabiendo que uno tiene el permitido de ser cruelmente difícil o no ofrecer una historia clara porque es un roguelike. Aunque en algunas ocasiones se siente el esfuerzo por ofrecer algo único y diferente dentro del género, a veces eso solo no es suficiente. Éste es el caso de Below.


Lanzado a fines del 2018 para PC y Xbox One, Below recibió fuertes críticas por su cruda dificultad. Morir era más fácil que comenzar a jugar, antes de que siquiera entendamos lo que estaba sucediendo, pum, ya estábamos muertos.

En la versión actual de PS4 tenemos dos modos de juego: Survival y Explore. Survival es el mismo juego que experimentaron todos los que jugaron su versión de PC y Xbox One: Una misión casi imposible, cruel e injusta.

Que digamos esto se debe a lo rápido que uno puede morir y sin necesidad de haber siquiera peleado con un enemigo, ya que una de las mecánicas más crueles de Below es el medidor de hambre: si no nos alimentábamos pronto (algo así como 10 minutos en tiempo real) comenzábamos a perder vida hasta morir.

Y esto no sería un problema significativo de no ser por el segundo punto que convierte a Below en una verdadera experiencia masoquista: la falta de tutoriales. En Below podemos cauterizar nuestras heridas, crear alimentos, herramientas y hasta nuestras propias armas pero, ¿cómo hacemos esto? Pues probando, porque en ningún momento el juego nos tira un solo centro de lo que debemos hacer o, como mínimo, cómo hacerlo.


Un gran ejemplo es la cocción: Una de las primeras cosas que encontraremos en nuestro viaje a las profundidades es una fogata, la cual podremos prender una vez que encontremos los materiales para hacerlo. Por suerte se encuentran cerca y uno los toma porque son puntitos brillantes en el suelo y, si algo nos enseñaron los videojuegos, es que si brilla, se agarra. Una vez que encendemos la fogata se abrirá nuestro menú, pero obvio aún no tenemos nada en el inventario así que seguimos. El tema es que cuando llegamos a la segunda fogata sí tenemos más ítems, pero ninguno parece seleccionable, sólo el frasco con agua (si es que lo agarramos y tuvimos la suerte de pasar por un charco de agua y tocar el botón X por pura curiosidad). Lo que sucede aquí es que, para cocinar y evitar así morir de hambre, debemos primero usar agua, recién ahí se nos habilitan los demás ingredientes para cocinar.

Lo maravilloso es que lo críptico no acaba acá. Una vez que cocinamos, el frasco que teníamos con agua se va a llenar de lo que sea que hayamos hecho, ya sea una sopa, una poción, un estofado, etc., por lo que si queremos conseguir más agua deberemos usar la poción o conseguir otro frasco. Además, si lo queremos usar no podemos entrar al menú y usarlo, tenemos que asignarlo al botón direccional izquierdo o derecho, salir del menú y recién ahí tocar el botón correspondiente para consumirlo.

Pero a veces notaremos que aunque comamos y se llene de nuevo nuestra barra de hambre, nuestro corazón quedará con una porción en rojo. Si esto sucede es porque nos hicieron daño de corte y estamos perdiendo sangre. Eso significa que si no hacemos algo rápido nos vamos a morir desangrados igual de rápido que si tuviésemos hambre.


Entonces, ¿qué debemos hacer si esto pasa? A lo largo del juego podremos encender fogatas y también braseros. Los braseros nos permiten encender antorchas para iluminar nuestro camino, pero también, si tenemos la suerte de tocar el botón de acción una vez de más, nuestro personaje meterá el brazo en el brasero y cauterizará su herida. Obviamente que el juego no nos comunica nada de esto, es a prueba y error que podemos sobrevivir.

Y es en esto donde Below resalta: realmente es un juego de supervivencia. Todo es una amenaza y en cualquier momento la muerte puede llegar. Y, lo que es peor, puede llegar con un solo golpe, ya que hay trampas ocultas por todos lados que nos matarán con sólo rozarlas. Por suerte el sistema de combate es muy intuitivo y ágil, por lo que es realmente difícil morir en combate, aunque a veces sucede porque no se ve mucho a causa de una constante neblina y nos pueden matar sin siquiera entender ni ver lo que nos está pasando.

Pero con la neblina y la poca visión entra una nueva mecánica en la que el jugador deberá juntar cristales de luz que no sólo iluminarán su camino, sino que además son vitales para avanzar en las profundidades de esta misteriosa caverna, ya que contaremos con algunos puzzles y secretos donde estos cristales serán cruciales.

Pero como todo en Below, este recurso es finito, por lo que a veces deberemos alternar nuestro sistema de iluminación con las antorchas y así guardarnos los cristales de luz para cuando realmente los necesitemos.


Lo que seguramente se estarán preguntando es por qué no hablamos aún de la historia. Pues bien, esto se debe a que no hay casi. Al comenzar el juego recibimos una intro de cinco minutos donde lo único que se ve es una cámara muy, pero realmente muy lejana que va bajando desde los cielos hasta enfocar un pequeño bote que encalla en la orilla de una playa. Una misteriosa figura emerge de él y eso es todo. Esa figura somos nosotros y ya estamos jugando. Y esto termina siendo una especie de premonición a lo que nos espera: no tengas preguntas, porque no habrá respuestas.

No nos olvidemos que aún nos queda el modo exploración, del cual no hay mucho qué decir, excepto que es el factor que permite que este juego sea relativamente disfrutable y no dinero derrochado. En él contaremos con todo lo mismo de la versión Survival pero no moriremos de hambre, de sangrado y ya no hay muertes instantáneas, sino que nos sacarán una porción de vida en su lugar. Esto nos permitirá explorar la isla más libremente y descubrir sus secretos, los cuales son muchos.

Y no sólo eso, una vez que nos sacamos de encima la sofocante sensación de la muerte acechando, descubriremos lo hermoso que es visualmente Below y lo excelente y ambiental que es su apartado de sonido, desde su música hasta los sonidos de las cavernas que hacen sentirla viva y sentiente. Esto nos hace dar cuenta del diamante en bruto que es Below, y de lo mucho que su dificultad perjudica al título, prohibiendo que uno pueda apreciar el verdadero brillo que consigo trae. Este modo fue implementado para la versión de PS4 y se espera que en un futuro cercano llegue a sus anteriores versiones de PC y Xbox One.


Palabras Finales:
En Below encontramos un juego cruel, que jamás nos toma la mano y no perdona un solo error. Su dificultad puede aún más que sus aciertos y su corazón críptico nos alejan y elimina nuestras ganas de descubrir más. Pero por suerte el Explore Mode subsana todas esas fallas y nos deja con una muy buena experiencia que todos deberían probar al menos una vez.

Lo bueno:
- El modo explore y todo lo que el mismo trae a la mesa
- La música y la ambientación
-La visual

Lo malo:
- El modo survival es innecesariamente cruel
- No hay casi historia
- La falta de tutoriales o aunque sea ciertos hints para no sentirnos perdidos todo el tiempo

Nota Final:

6
Decente
Comparte en Google+
ESCRITO POR Rodrigo Scarlata

Amante del terror en todos sus medios y aspirante a artista marcial. Ama a Hokuto no Ken casi tanto como a sus gatos.

1 Gritos :

  1. La actualización para el modo Explore está disponible en Steam desde el 7 de abril.

    ResponderEliminar