En nuestro canal de YouTube

Alan Wake Remastered es una remasterización digna y vale la pena si jugás en consolas


Jugamos Alan Wake Remastered en consolas PlayStation y PC gracias a la gente de Remedy Entertainment que nos brindó acceso al juego. En esta nota te contamos todo de la remasterización de este clásico moderno que no necesita presentación y sus mejoras con respecto al original. 

Alan Wake, aquel thriller que supo ganarse el amor de los fanáticos del terror, especialmente de los que siguen a Stephen King, desarrollado por Remedy Entertainment, que hace no mucho nos sorprendió y rompió algunos moldes del género de acción con Control. Lanzado originalmente en 2010 para Xbox 360 y un par de años después para PC, Alan Wake nunca tuvo una secuela, a pesar de que los fans la piden con ansias, pero Remedy se encargó de que el juego y su exitazo Control estén dentro del mismo universo. Entonces, ¿qué mejor momento que ahora para lanzar Alan Wake Remastered, justo que Remedy está trabajando en un título que conecte ambos juegos?

El juego sigue al novelista de suspenso Alan Wake, quien tras haber publicado su primer best seller se retira al tranquilo pueblo de Bright Falls, Washington, para vacacionar junto a Alice, su esposa. Los sucesos del juego nos muestran la pesadilla que vive Alan Wake luego de que su esposa desapareciera sin dejar rastro. En paralelo, experimenta cómo cobran vida los eventos de la trama en su última novela, que no recuerda haber escrito.



En su ritmo y estructura, Alan Wake es similar a una serie de televisión de suspenso, divido en episodios que contienen cinemáticas de introducción al estilo "Anteriormente en Alan Wake..." y cliffhangers que nos dejan con ganas de seguir jugando. El juego en sí consta de seis episodios y la historia continúa con dos episodios especiales, titulados "The Signal" y "The Writer", que se se vendieron como DLCs en la versión original y que ahora están incluidos en Alan Wake Remastered.

Ahora, antes de detallarles los cambios de esta nueva versión, quiero contarles mi historia personal con Alan Wake. Es un juego que personalmente nunca me terminó de cerrar. Tiene una historia atrapante, maneja bien el misterio y el ritmo de serie televisiva le sienta muy bien. Es un título que derrocha mucho amor por el material al que rinde homenaje: hay mucho de Stephen King y de Twilight Zone en sus personajes, sus estereotipos y el tono de su historia. También tiene un poquito de Twin Peaks, lo que hizo que me enamore de Bright Falls.


Pero también me pareció que su visión del terror se queda corta, a nivel estético y en lo que respecta a originalidad. La premisa es fuerte, pero es un juego que baja mucho a medio camino. Los enemigos (los famosos Taken, poseídos por la oscuridad) son todos iguales y su carencia de carisma llega al punto de que uno de los jefes es una topadora poseída. La atmósfera es impactante en los primeros compases, pero adentrados en la aventura el exceso de bosque, luces y sombras se torna repetitivo. 

Entiendo por qué es un juego que muchos pueden llegar a amar, a pesar de que para mí a veces peca de burdo al poner referencias muy obvias (como cuando Alan compara explícitamente a un psicótico con un hacha con Jack de The Shining). Es un juego que tiene varios puntos altos y creo que hay que jugarlo una vez en la vida por su historia, que vale muchísimo la pena.

Volviendo a Alan Wake Remastered, esta nueva versión está pensada para dos tipos de jugadores: quienes nunca jugaron al original y los fanáticos que lo amaron en su momento y quieren volver a la experiencia. Como dije más arriba, es claro que Remedy quiere hacer algo con el universo compartido Control/Alan Wake, así que estamos en el momento ideal para meternos de lleno en la historia de Alan Wake.



Si tu plataforma de juego es la PC, es muy probable que ya tengas la versión original de Alan Wake en tu biblioteca de Steam o de Epic Games Store. Y si no es así, se puede conseguir muy barato en ambas tiendas. Alan Wake Remastered no justifica su precio en PC porque no cuenta con dos funciones claves: no tiene HDR ni Ray Tracing. Y si bien Remedy dio una explicación de por qué no pusieron estas dos funcionalidades en la remasterización, pagar por una remasterización de texturas en PC no tiene sentido porque el juego original hace años que tiene mods.

En consolas, la cuestión es muy distinta, especialmente en PlayStation, ya que Alan Wake Remastered es la primera versión que aterriza en la consola de Sony. Tanto en Xbox Series X como en PlayStation 5, el título funciona en resolución 4K nativa a 60 fps. Si comparamos capturas con la versión original de Xbox 360, como podrán ver a continuación, la diferencia es enorme. 



Remedy no solo ha retocado la resolución, sino que las texturas son más que nítidas ahora. Las cinemáticas también recibieron su tratamiento, algo que se agradece mucho porque hay remasterizaciones que ni las retocan. En este caso, perdieron ese color lavado que tenían en Xbox 360 y el lipsync fue tremendamente mejorado. Siendo Alan Wake un juego tan cinematográfico, no hubiese sido lo mismo si las mejoras técnicas estaban limitadas solo a los visuales in-game.

Lamentablemente no hay cambios en los controles, aunque Alan Wake no es un juego que haya envejecido mal. La maniobra de esquivar y las secuencias de plataformas (que por fortuna son pocas) son los aspectos más rústicos. El combate y la cámara siguen sintiéndose cómodos y eso habla muy bien de Remedy, sabiendo que estamos ante un sistema de juego que tiene más de 10 años. 

La ambientación y los escenarios en general lucen mejor que nunca. Es una pena, nuevamente, que Remedy no haya apostado por Ray Tracing después del increíble trabajo que hicieron en Control. Pero si dejamos las penas de lado, la iluminación en Alan Wake Remastered está muy bien y los paisajes, sobre todo lo diurnos, tiene un realismo que apenas muestra que se trata de una remasterización.


Alan Wake Remastered tiene un tratamiento a la altura de lo que podemos esperar de una remasterización de un juego con poco más de 10 años. Claro, si juegas en consolas. Si es tu primera vez con Alan Wake, sugiero que agarres la versión que te quede más cómoda y que lo experimentes a toda costa. Es un título que hay que jugar y que supo ganarse el mote de "juego de culto" por más aciertos que falencias. Un clásico del terror moderno. 
Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario

Si compras en la tienda de Epic, ¡usa nuestro código!