En nuestro canal de YouTube

1000 películas de terror que debes ver antes de morir: The Haunted (1991)


Siempre cuento que tuve la suerte de que mi padre me contagiara el amor por el cine desde muy pequeño. Como buen amante del terror, hay dos películas que tengo muy presentes como parte de mis primeros sustos: la primera de ellas fue The Entity (1982), que la habré visto cuando tenía 6 o 7 años. La segunda fue The Haunted (1991), donde al verla tendría unos 10 u 11 años. De todas las películas de terror que venía consumiendo (A Nightmare on Elm Street ya había conquistado mi corazón), la gran diferencia fue que estas dos estaban basadas en hechos reales, y creo que me atormentaba saber que todo lo que veía podía ser real.

Y The Haunted tiene algo en particular: si yo les hablo de Ed Warren y Lorraine Warren, ustedes automáticamente van a pensar en The Conjuring, del gran James Wan. Y sí, en parte tienen razón. Pero lo particular sobre The Haunted es que ésta fue la primera película que cuenta el caso que luego en la película de Wan se deforma un poco, aunque mantiene matices similares bastante fieles.

Esta cinta está basada en el libro que escriben los propios Ed y Lorraine Warren junto a los padres de la familia atormentada, Jack y Janet Smurl. En la película, muchos de los nombres, incluyendo los de la familia principal se mantienen para así otorgarle más veracidad al caso. De todas formas, y a diferencia de lo ocurrido en The Conjuring, la participación de los Warren es casi anecdótica, y todo se termina resolviendo de una forma mucho más religiosa, por así decirle.


La película, más allá de la nostalgia que me genera por verla de nuevo luego de más de 20 años quizás (la última vez fue en VHS), es un buen exponente. Es verdad, resulta un poco áspera y rústica para la visión que muchos pueden tener hoy en día, pero se deja ver y apreciar. Su fuerte no es el terror, ni siquiera el suspenso. Tiene pocos efectos especiales y son muy de esa época, claro está. En realidad, la película es más una narración visual de los hechos que tuvo que vivir la familia Smurl, no solo como familia que enfrenta a fantasmas o demonios, sino frente a sus vecinos, la prensa y la iglesia. En algunos momentos puede llegar a generar algunos climas incómodos, pero nada que culmine en los clímax a los que estamos acostumbrados hoy en día.

Dirigida por Robert Mandel (F/X, The Substitute, School Ties), esta adaptación está protagonizada por Sally Kirkland (Anna, Best of the Best, JFK), Jeffrey DeMunn (The Blob, The Shawshank Redemption, The X Files), George Wallace (Forces of Nature, Bicentennial Man, Minority Report) y Joyce Van Patten (Monkey Shines, Marley & Me, Grown Ups). Todas las actuaciones están bastante bien y se sienten muy creíbles. En esa época, los tiempos, la dinámica, era todo distinto, mucho más lento y pausado. Y lograr rellenar esos huecos solo con las representaciones de cada papel no era una tarea demasiado fácil, sobre todo en este tipo de historias.

Siendo una película con salida directa para TV en su emisión original, tuvo su revuelo entre los más interesados en el terror y en lo sobrenatural, sin llegar a convertirse en un clásico de culto por no tener el peso narrativo necesario para hacerlo (ni el marketing ni la prensa necesaria, siendo sincero). Ni el empuje, ni la calidad, ¿quizás? Aun así, no deja de ser un gran exponente de lo que eran las películas “basadas en hechos reales” de esa época. Un producto que no se puede perder nadie que ame al terror y que haya quedado impactado con la producción de Wan, sin hacer comparaciones.
Comparte en Google+
ESCRITO POR Lucas Robledo

Game Designer y Producer. Redactor mercenario. Cinefilo conflictivo. Casi músico y muy poco de ilustrador. Gamer de la vieja escuela. Aficionado al terror, a los comics y a la literatura.

0 Gritos :

Publicar un comentario

Si compras en la tienda de Epic, ¡usa nuestro código!