En nuestro canal de YouTube

Análisis: The Walking Dead Season Two "No Going Back" (PC - 2014)

No Going Back es el quinto y último episodio de la segunda temporada del videojuego de Telltale Games, adaptación en forma de aventura gráfica de la serie The Walking Dead, en la que sigue la historia de la pequeña Clementine en mitad de un apocalipsis zombi. Clementine y lo que queda de su grupo de compañeros están a las puertas del final. El viaje ha sido largo, ha tenido altibajos, contratiempos, decisiones duras y muchos momentos de tensión. Pero todo viaje tiene su fin.

Calificación:




Desarrolladora: Telltale Games
Distribuidora: Telltale Games
Lanzamiento: 26 de agosto de 2014
Plataforma: PC, PS3, XBOX 360, iOS


Análisis basado en una copia digital del juego para Steam, facilitada por el equipo de Telltale Games

Baja el telón y comienzan a correr lo créditos: acaba de culminar el quinto episodio y con él la segunda temporada ha llegado a su fin. Mirar en retrospectiva es inevitable. Al hacerlo, además de recordar ese sinfín de aventuras que hemos transitado de la mano de Clementine y sus compañeros, nos damos cuenta de una cosa. Ya no hay vuelta atrás.

Análisis sin spoilers.



No Going Back es un episodio de duración similar a la de sus predecesores, lo que hace que esta segunda temporada dure unas pocas horas menos que la primera. Aún así, aprovecha bien el tiempo y durante sus dos horas en pantalla nos trae las decisiones más complejas que hemos afrontado en esta saga de videojuegos hasta el momento. Por si esto fuese poco, por primera vez, nos deja sentir que nuestras decisiones toman peso en la trama. En efecto, No Going Back posee más de un final en base a ello, algo que se agradece mucho.

En mi análisis del episodio cuatro dejé ver mis quejas, describiéndolo como un episodio en el que sencillamente “no pasa nada.” Pues de hecho, mi opinión sobre ello no ha cambiado. Pero si mi forma de re-significarlo. Si alguna vez dije que esta segunda temporada parecía ser un ejemplo de narrativa character-driven, este episodio cinco terminó por confirmar eso. Además, me permitió abrir los ojos y notar el verdadero conflicto (que yo creía inexistente hasta el episodio cuatro y que por ello me quejé en ese análisis), pero que en realidad siempre estuvo allí. En palabras simples y sin spoilers, le cuento que el conflicto central de esta temporada explota en este episodio final y no tiene que ver con un suceso en sí, sino con la evolución descontrolada de algunas personalidades. Una evolución que se vino dando de forma muy gradual y que por ello no notamos. O quizás si notamos, pero no creímos que podría llegar a terminar así.

En consecuencia, Clementine deberá actuar como nunca; deberá moldearse a estos nuevos conflictos y enfrentar situaciones impensadas. Y nosotros seremos quienes nos veremos afectados por la forma en que la hagamos actuar. Así es, prepárense para vivir algunas situaciones emotivas y desgarradoras que quizás no sean tan memorables como las vistas en la primera temporada, pero no por eso son menos intensas.
En líneas generales, No Going Back es un episodio muy acertado a nivel narrativo, que redondea y re-significa una temporada que venía baja de calidad gracias a su episodio anterior. Quizás lo único que se le pueda reprochar en este aspecto es que, por momentos, Clementine parece despojada de protagonista y se le da escena a personas que, al final, terminan por importar poco y nada. Pero es un detalle menor y es algo que sentí yo pero que tal vez otros jugadores no sientan.

Antes de cerrar este corto y abstracto análisis, les confirmo que las partidas guardadas de la primera temporada cobran importancia aquí. De una forma no tan crucial, pero lo hacen.




Palabras finalesHaciendo honor a su título, la escena final de esta temporada realmente nos da la sensación de que no hay vuelta atrás. Pero no me refiero sólo a la incapacidad de regresar a un lugar físico, sino también a un estado psicológico y de personalidad pasada; a no poder volver a ser como antes. La pequeña y dulce Clementine ya no existe. Nuestra niña ha crecido y, lamentablemente, ha sido marcada de tal forma que podrá borrar jamás. Por mucho que queramos, ya no hay forma de volver a ver su dulce y alegre faceta. Porque, como he dicho, ya no hay vuelta atrás.

Lo bueno:
-Decisiones complejas.
-Varios finales.
-El desarrollo de los personajes.

Lo malo:
-Por momentos da la sensación de destinar demasiado tiempo a personajes que al fin y al cabo "no cortan ni pinchan."


Nota Final:
9

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

5 Gritos :

  1. Vengo evitando hasta los detallitos peqeños para no comerme spoilers, Más porqe esperaba a que termine la temporada para recién empezar a jugarlo.. No debería haber leído aún :D

    ResponderEliminar
  2. No se me cayeron los mocos mal como en el final de la primera temporada, pero (SPOILERS) cuando en la escena final, Kenny me decia que me quede para tener una oportunidad de sobrevivir, lo unico que pensaba, era que no podia abandonarlo despues de todo lo que pasamos en la 1ra y 2da temporada (mas q nada la 1ra). En todas con Kenny, siempre !!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Fue un episodio crudo. Muchas escenas son un gran balde de agua fría.

    ResponderEliminar
  4. Yo decidi quedarme con Kenny. El final es tan bueno como el de la primera temporada. Espero que salga otro capitulo que conecte las cosas en la tercera temporada, como The Walking Dead 400 days.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, voy a hacer una opinión sin spoilers "directos".


    El juego en sí, merece la pena, tiene un precio que es inigualable por la experiencia que vives, el problema que le veo es que en la primera temporada, con Lee tenías de objetivo a Clem, era imposible que nadie no quisiera ayudarla, por que su personaje transmitía demasiadas cosas buenas como para no hacerlo.


    A partir de ahora Spoilers.


    En esta temporada, se le ve... falto de un punto en especial, si Clem se hubiera quedado con Christa, y todas las experiencias hubieran ido y venido entre ambas, con la muerte o no de alguna de ellas probablemente la cosa hubiera cambiado, pero ella iba avanzando y la gente iba muriendo de fondo, y... no guardabas cariño a ninguno. Todos te creaban una desconfianza lo suficientemente fuerte como para no encariñarte con nadie (excepto Peter Joseph Randall), que curiosamente lo matan xD


    Una parte que me gustó mucho, fue que podías optar por ser más maléfico dado a que Clementine está creciendo y puedes ir eligiendo su evolución natural, pero se me hizo muy corto, en la primera temporada, cada capitulo era una bomba, en el capitulo 1, lee conoce a clem, conoces a Glenn, tienes la trama de la farmacia, conoces mucho a los personajes y puf! Todo se desmadra y tienes que elegir entre 2 personajes, dejando morir a uno. Y es así el resto de las temporadas, tienes siempre que decidir a quien "matar", a quien dejar morir.


    Supongo que lo que más le ha faltado a esta temporada ha sido eso, las "opciones" que en el primero te daban, y que cada capitulo era actualmente una trama. En esta temporada sinceramente, el capitulo 2 y 3 podrían ir juntos, el 4 y el 5 también, y le faltarían 2 más.

    ResponderEliminar