¿Ya jugaste a... Lucius?

Hoy nos ponemos en la piel de Lucius, el mismísimo hijo de Satanás, a quien a la corta edad de 6 años se le encomendó una difícil tarea: ofrecerle almas a su padre. Y para ello, obviamente, tiene que asesinar gente. ¿Qué mas interesante que asesinar a los empleados que trabajan en la mansión de tu "familia" y simular que las muertes sean accidentes? La verdad uno piensa que con semejante planteamiento es difícil que Lucius no sea un juego macabro y sádico, ¿verdad? Pues sin duda lo es. Pero ¿será divertido también? Sigan leyendo y juntos lo averiguaremos.

Calificación:


Desarrollador:  Shiver Games
Distribuidora:  Shiver Games
Lanzamiento:  26 de octubre de 2012
Plataforma:  Windows


En "¿Ya jugaste a...?" recomendamos juegos de horror no tan recientes pero que vale la pena que descubras.

Indie Gala y Razer regalaron 100 000 copias de Lucius. Aprovechamos la oportunidad y revivimos este análisis de archivo para contarte por qué vale la pena que lo pruebes.

Esperado por muchos fanáticos del cine de horror clásico, Lucius se presentó desde un principio como el hermano “videojueguil” de la película The Omen, y al brindarnos una premisa tan atractiva ¿cómo no capturaría el corazón de más de un aficionado a este género?

Hoy nos ponemos en la piel de Lucius, el mismísimo hijo de Satanás, a quien a la corta edad de 6 años se le encomendó una difícil tarea: ofrecerle almas a su padre. Y para ello, obviamente, tiene que asesinar gente. ¿Qué mas interesante que asesinar a los empleados que trabajan en la mansión de tu "familia" y simular que las muertes sean accidentes? La verdad uno piensa que con semejante planteamiento es difícil que Lucius no sea un juego macabro y sádico, ¿verdad? Pues sin duda lo es. Pero ¿será divertido también? Sigan leyendo y juntos lo averiguaremos.



El juego lleva el nombre de su protagonista, un niño de familia importante y adinerada, nacido en cuna de oro, que nunca ha sido del todo normal, y ni siquiera sabe hablar, y eso que se acerca su sexto cumpleaños. Ahí es cuando comienzan a manifestarse sus poderes y una misteriosa figura mefistofélica, su propio Padre, el mismísimo Lucifer, se le aparece para detallarle la única forma de liberar todo su potencial: asesinando humanos… Y claro, su “pequeño” hogar es el escenario perfecto para planear la masacre. Lucius vive en una enorme mansión de varios pisos, con muchísimas habitaciones para huéspedes y gente de servicio, amplio patio, sala de juegos, etc... De la misma forma, hay mucha gente que vive en esa casa, aparte de sus padres. Y cuando digo mucha, hablo de cerca de unas 20 personas. Todas ellas formarán parte de una historia simple, llena de muchos personajes secundarios poco profundizados y bastante lineal. Pero el argumento y la trama no son lo importante en Lucius. Lo interesante es el gore, la sangre y el encarnar el papel de un asesino.



Como les decía, los mencionados asesinatos marcarán el desarrollo del juego a lo largo de las 18 misiones en las que nos las ingeniaremos para “provocar accidentes” de maneras diferentes. Entonces ya desde un principio, a modo tutorial, se nos muestra cual será el objetivo de todo el juego. Estos capítulos introductorios son muy importantes para entender las mecánicas, ya que el juego es más difícil de lo que parece. Por suerte contaremos con pequeñas pistas ingame que nos ayudarán de manera indirecta cuando estemos trabados.



Siendo un poco más específica en cuanto al gameplay, déjenme decirles que es uno de los aspectos más llamativos del juego. En un principio ya nos encontraremos con que tenemos la posibilidad de recorrer la mansión a nuestro antojo. El juego nos obligará a explorar poco a poco todas las habitaciones, ambientes y exteriores de la lujosa residencia. En cada capitulo tendremos la posibilidad de explorar todo el escenario, pero la misión principal del capitulo sucederá en un lugar especifico de la casa, con una determinada persona que debemos asesinar. Entonces, nuestro objetivo en cada capítulo es explorar la mansión en busca de la víctima que se nos indica en el cuaderno de notas y resolver puzzles para descubrir como matarla. Todo esto sin ser vistos. Lucius incorpora un elemento Stealth muy leve que puede ser interesante para varios. Personalmente creo que el realizar algo sin que te descubran aumenta en el jugador las ganas de hacerlo. Durante nuestra "cacería a por la víctima" podremos cruzarnos con distintos personajes secundarios, los cuales nos asignarán unas especies de “side quest” que tienen su recompensa, pero que no son necesarias para terminar el juego. No imaginen nada épico, Lucius es un niño de 6 años, por ende, nuestras tareas secundarias no serán más que sacar la basura, cepillarnos los dientes o encontrar algún objeto.

Su propuesta de exploración suena muy bien, pero en la práctica choca muchísimo con el desarrollo lineal del juego. La verdad que pasado el capitulo 6, probablemente ya estés harto de tener que recorrer toda la mansión una y otra vez. Los asesinatos pueden hacerse únicamente en un orden específico, de una manera determinada. Y para ejecutar ese asesinato debemos realizar acciones específicas en un lugar exacto de la mansión. Pero el problema es que nada ni nadie nos ayuda a saber donde ni como. Porque claro, si bien Lucius dispone de un cuaderno de notas que detalla los objetivos y las pistas para cumplirlo, estas son muy vagas o muy pocas. Además, es muy común que ocurran Bugs con esto, es decir, los objetivos/pistas NO se actualizan en nuestro diario o que aparecen en él justo cuando los hemos completado por pura casualidad También disponemos de un mapa, que si bien no es inútil, prácticamente  no ofrece mucha ayuda.



Resumiendo de manera simple: en la teoría Lucius se presenta como un juego con un “mundo abierto” lleno de secretos y cosas para hacer. Pero al final termina siendo una aventura lineal en la que por mucho que podamos movernos libremente por la casa, terminaremos haciendo exactamente lo mismo en cada episodio, sin darnos la más mínima oportunidad de actuar como queramos. En definitiva, el amplio escenario de la mansión Dante no hace más que molestar a la hora de cumplir nuestras lineales tareas.

Pero bueno, algo de entretenido tiene que tener recorrer la lujosa casa del hijo del demonio, ¿no?Es muy grato explorar los escenarios y ver el gran esfuerzo que han puesto los desarrolladores en recrearlo. Y aquí es donde nos incumbe el apartado grafico del juego. La verdad que Lucius cumple muy bien en cuanto a escenarios, la iluminación y las texturas de los mismos están muy bien logrados. El nivel de detalle en cada rincón es excelente, se siente como si realmente estuviésemos en los años 70. Además, creo que se sabe que en un juego de horror, la atmósfera es muy importante. En este aspecto Lucius nos deja muy satisfechos. Claro que no puedo decir lo mismo del modelado de personajes, el cual es un poco mediocre, sobre todo en sus expresiones faciales, las cuales son chatas y muy robóticas. Se presentan muchísimos Bugs gráficos también, la mayoría relacionados con físicas, como objetos que terminan saliendo fuera de mapa, puertas que se quedan trabadas o incluso que un personaje termine atorado en el piso o trabado con algún objeto.


En cuanto al sonido, tenemos sentimientos encontrados. La banda sonora está muy bien: violines lúgubres y sonidos melancólicos nos acompañan a lo largo de todo el juego. Yo creo que será del agrado de muchos. Pero por otro lado, el voice acting apesta. Al menos en su idioma original. No sé como será el trabajo de doblado al español que hizo FX, pero en inglés, no sólo los personajes suenan cliché, sino que también ejecutan sus líneas de dialogo de manera exageradísima.


Palabras finalesLucius daba para mucho más. Me ha gustado muchísimo, pero debo reconocer que tiene muchas fallas a nivel técnico y que no ha ejecutado de manera correcta una idea que podría habernos dado un juego memorable. Tratándose de desarrolladores indie, podemos perdonar su poco pulido apartado gráfico y su mala optimización, pero creo que el incorporar un escenario tan grande a un juego tan lineal no solo es un despropósito, sino que es un error de diseño. Sin mencionar su poco inspirada historia y su cortante final. Francamente, si tengo que recomendarle a alguien este juego, será entonces a los fanáticos del género de horror, ya sea en cine o videojuegos. Para los gamers aventureros, debo decirles que Lucius es una aventura grafica del montón y que no se pierden nada por dejarla psar. Pero si eres seguidor de los juegos de terror, no puedes ignorarla. Es un crossover entre The Omen y Final Destination, vale la pena que le des una probadita. Al fin y al cabo, ¿cuántas veces nos dejan encarnar al hijo del demonio?

Lo bueno:
-Premisa innovadora.
-Gameplay interesante, mezcla de puzzles, exploracion y stealth.
-Buena atmosfera y detalle de escenarios.

Lo malo:
-El apartado grafico es irregular.
-El voice acting de algunos personajes apesta.
-Problemas con los objetivos y con el sistema de "sidequests".
-Excesiva linealidad argumental que choca terriblemente con la no linealidad del gameplay.

Nota Final:

6

Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario en la entrada