En nuestro canal de YouTube

¿Ya Jugaste a... Breached?

Despierta de tu letargo criogénico, repara tu refugio y explora las ruinas para encontrar la verdad incómoda sobre qué ha ocurrido en el lugar.

Calificación:


Desarrollador: Drama Drifters 
Distribuidora: Nkidu Games

Lanzamiento: 22 de junio de 2016
Plataforma: PC

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam facilitada por Nkidu Games

Hay algunos juegos que no necesitan intentar ser perfectos en cada uno de sus apartados. No necesitan de una producción increíble, ni de gráficos impactantes, ni de una acción frenética que no te deje despegar los ojos de la pantalla. Hay algunos juegos que logran la inmersión total del jugador en la historia y desde allí, con bases sólidas, proponen una mecánica que sabe hacer un vaivén continuo por varios de los sentimientos del jugador, creando una atmosfera única que se genera dentro de quien está jugando, y no dentro del juego. Breached es uno de esos títulos, que saben aprovechar al 100% lo que tienen para ofrecer.

La historia es simple: futuro, nos despertamos mucho tiempo antes de lo que proponía el sueño prolongado en el que estábamos esperando, a causa de un choque de la nave en la que íbamos viajando contra un planeta desolado. Mucho no podemos hacer, no conocemos el planeta y no podemos aventurarnos, por lo tanto, lo único que apresuramos es la necesidad de salir de allí. Pero necesitamos recolectar minerales y otros objetos para poder reparar ciertas cosas que se han roto, y así poder volver a nuestro plan inicial. Para ello, mandamos a la superficie del planeta a un dron que será nuestros ojos, para recolectar lo que sea necesario.


Parece demasiado simple, un juego de supervivencia y no mucho más. Pero en realidad, lejos está de entrar en esa simple definición. La dificultad del juego no la dan unos villanos difíciles de vencer, o situaciones complicadas de resolver. La curva de dificultad la va dando el poder que se nos otorga para manejar las distintas variables que hacen al juego. Cuando empezamos, se nos permite contestar un par de preguntas para ir formando nuestro perfil, y una vez que terminamos, mientras se nos cuenta la historia, se nos avisa que, por ejemplo, solo tenemos una reserva de elementos para sobrevivir durante ocho días. Las distintas acciones que hagamos para investigar e ir resolviendo el gameplay propuesto, nos ira consumiendo energía, y para poder estar bien, debemos descansar, lo que hace que en cada descanso perdamos un día. Por ende, si nuestra aventura dura ocho días, vamos a tener que exprimir el tiempo lo mejor posible. En este punto, el juego termina siendo un administrador de recursos bastante flexible, por así decirlo.

Dicho esto, pasemos ahora a la parte donde controlamos a los drones que enviamos a los distintos lugares del planeta. En este momento, el juego es de exploración, dura y pura exploración, dentro de un planeta inmenso lleno de relieves, construcciones, y unas bolas de energía que van a tomar el papel de los villanos de turno. Estas bolas no hacen más que estar ahí, quietas o moviéndose indefinidamente, y solo van a venir hacia nosotros si nos acercamos demasiado. Y cuando se acercan, lo hacen lentamente, sin ofrecer mayor dificultad. Eso sí: no hay que confiarse. La energía que repelen estos objetos interfiere en la comunicación y comenzamos a perder el control de los mismos, e incluso otras veces parece como si esa energía nos absorbiera. Hay que esquivarlos, evitarlos si los vemos desde lejos, y huir a toda velocidad si por algún motivo necesitamos pasar cerca. Puede pasar, muchas veces, que los minerales que necesitemos recolectar estén rodeados de estos vigilantes interplanetarios y las cosas se pongan un tanto complicadas.




Tanto en los momentos de administración de recursos dentro de la nave, así como cuando mandamos a los drones a hacer su trabajo, todo lo que debemos hacer se encuentra a unos pocos clicks de distancia. Se utilizan los dos botones principales del mouse y nada más. Esta simplificación que a muchos les puede resultar absurda, termina siendo una de las mejores decisiones por parte de Drama Drifters, que para contraponer esta decisión, nos ofrece unas pantallas de menú muy claras y fácilmente navegables, sin demasiadas opciones y con diseños realmente muy bellos. Y ya que hablamos de la parte visual, no puedo dejar de mencionar todos los entornos 3D que vamos a navegar con los drones, pulidos hasta el más mínimo detalle y que nada tienen que envidiarle a otros juegos con mejor producción. Si bien Breached no es un título que vayamos a recordar por su apartado visual, si se puede decir que sabe lo que tiene para ofrecer, conoce sus límites y dentro de ese conocimiento, sabe dar lo mejor.

Un detalle muy original que tiene el juego es la forma de contar la historia que estamos viviendo. Ya expliqué en párrafos anteriores el hecho de que nuestro personaje debe dormir. Al despertar todos los días, escribe una suerte de diario donde va contando diferentes cosas en varios párrafos distintos, donde generalmente se destacan dos palabras a las que podemos hacerle click. ¿Para qué? Es una forma de desviar los pensamientos del personaje hacía esos temas en particular y poder ir entendiendo la historia de una forma más interesante dependiendo nuestra propia curiosidad. A nivel narrativa, me pareció un detalle excelente que le da una dinámica distinta a la forma de contar una historia.


Palabras Finales:Al final de cuentas, Breached es una gran exponente de muy corta duración. Cada “estadía” que jugamos no dura más de dos horas, si somos de explorar mucho en el planeta. Cuando volvemos a la cabina, cada acción de sintetizar minerales o de reparar las partes de la nave nos dejan casi sin energía y debemos ir a dormir, perdiendo otro día en nuestra corta aventura. La rejugabilidad está bien pensada, pero la poca variedad de elementos y situaciones hace que se vuelva demasiado monótona. Por lo tanto, estamos frente a un buen juego, que nos regala una experiencia muy corta pero realmente satisfactoria.

Lo bueno:
- La atmósfera en general.
- La narrativa.
- La inmersión.

Lo malo:
- Es demasiado corto.
- La rejugabilidad se vuelve monótona muy pronto.



Nota Final:
7
Comparte en Google+
ESCRITO POR Lucas Robledo

Game Designer y Producer. Redactor mercenario. Cinefilo conflictivo. Casi músico y muy poco de ilustrador. Gamer de la vieja escuela. Aficionado al terror, a los comics y a la literatura.

0 Gritos :

Publicar un comentario