En nuestro canal de YouTube

Análisis: Resident Evil 7 End of Zoe — cocodrilo de alcantarilla

Conoce el destino de Zoe Baker en este contenido descargable que pone punto final a Resident Evil 7.

Calificación:


Desarrollador: Capcom
Distribuidora: Capcom
Lanzamiento: 12 de diciembre de 2017
Plataforma: PC, PS4, XONE

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam facilitada por Capcom

El contenido que puso el punto final a la más reciente entrega de la serie Resident Evil llegó casi un año después del lanzamiento del juego. End of Zoe es un DLC, incluido también en la Edición Gold del título, que nos pone en la piel de un personaje totalmente nuevo a experimentar mecánicas igual de novedosas. Hablamos de Joe Baker, quien comparte el mismo sentido de pertenencia familiar que todos los Baker que conocimos en Resident Evil 7, pero que persigue un fin más noble. Joe intentará salvar a Zoe de la infección a simple puño limpio… ¿Te imaginas un Resident Evil como beat ‘em up moderno? Ya no es necesario que te hagas la idea porque ahora es una realidad que todos podemos jugar.

End of Zoe llegó junto a Not a Hero, otro de los contenidos descargables del título. Si algo comparten, eso es la promesa de expandir la historia de la campaña original. Pero no se quedan solo en eso, ya que ambos despliegan un nuevo set de mecánicas que cambia la jugabilidad por completo, sin alejarse del núcleo survival horror. End of Zoe debe ser jugado una vez completado el juego y retoma los acontecimientos justo después de que Ethan se separa de ella. ¿Qué sucede con la joven? Nos enteremos un poco de ello y algo más también. 

La historia inicia con una Zoe infectada que apareció a orillas del pantano y fue rescatada por su tío, Joe, protagonista de esta desventura. La pobre necesita un antídoto y, en una cinemática, nuestro personaje les surte unos buenos puñetazos a unos agentes de Umbrella para que le revelen dónde puede encontrar lo necesario para salvar a su sobrina. Ya en juego, avanzamos por unos estrechos senderos lodosos y, en cuestión de minutos, nos damos cuenta de que no contamos con ningún tipo de arma en nuestro inventario. La primera interacción que nos toca nos permite recoger una larva de la corteza de un árbol. ¡Cosa ‘e mandinga! A partir de ahí, entendemos que en End of Zoe nuestras armas son los puños, las hierbas curativas son insectos y las granadas son lanzas. Joe es un tipo resistente y enérgico, y no tiene miedo de enfrentarse a nada con las manos desnudas. 

Cuando hablamos de beat ‘em up, hablamos de que End of Zoe toma las mecánicas más puristas del género para su sistema de combate. Con los gatillos del gamepad (L2/LT – R2/RT) atacamos con el puño izquierdo y derecho respectivamente, y podemos asestar golpes en combo. Podemos ejecutar una seguidilla de tres piñas con el brazo derecho o un gancho (uppercut) con el brazo izquierdo pulsando la combinación correcta de botones. Bloquear es vital para sobrevivir en las peleas, así como agacharnos, una mecánica que ya era útil en la campaña principal. 


Este capítulo está orientado a la acción en la medida en que se deshace de los puzles. De todas formas, lo estratégico está presente en la carencia de recursos. Las situaciones nos ponen a pensar cuál es la mejor forma de liquidar a los enemigos sin derrochar lanzas o bombas caseras, que están prácticamente contadas y son necesarias para acabar con cocodrilos y otros enemigos letales. A veces, la mejor opción es esquivarlos –haciendo uso del sigilo, ¿por qué no?– o huir de alguna forma. A pesar de que no pasamos miedo puro en ningún momento, la desesperación y el agobio sí llegan en grandes dosis. 

Es interesante notar que aun cuando tiene sus momentos estratégicos, hay otros ligados directamente al beat ‘em up. Hablamos de porciones en las que literalmente no nos dejan escapar de la zona si no acabamos con todos los enemigos. Intentar tirar abajo una puerta en esos momentos, como haríamos con cualquier puerta en otra zona, resulta en un cartel que nos dice explícitamente “debes acabar con todos los enemigos para avanzar”. El cambio de foco con respecto a la campaña es claro y los gustosos de lo brutal encontrarán en End of Zoe una experiencia similar a la de Condemned: Criminal Origins y su secuela, títulos que también logran un balance entre la acción cruda y el género de supervivencia. 


Como DLC de historia, End of Zoe se trae algunas sorpresas y es fiel a los tropos del cine de clase B tan presentes en los Resident Evil clásicos. Joe resulta un personaje muy querible también, para mi sorpresa, y, de hecho, tiene más carisma que Ethan y todos los demás personajes que pudimos controlar en Resident Evil 7 y sus contenidos extra. 

La mayor pega del contenido está en que se queda corto en algunas cuestiones. La duración, por el contrario de lo dicho, no está mal en opinión de esta servidora. Es cierto que puede acabarse en dos horas, pero al hacerlo, desbloqueamos una nueva dificultad y armas de fuego, además de un modo a contrarreloj, de dinámica “Mercenarios”; es decir, End of Zoe tiene buena rejugabilidad y eso se agradece. Los puntos flacos están en la poca variedad de enemigos (que, de hecho, salvo por los cocodrilos y un molded con prótesis, son prácticamente los mismos que en la campaña) y en lo tajante que es el final. El dato de color más atractivo de la historia llega por la mitad, todo lo demás es predecible. 


Palabras Finales:
End of Zoe es una agradable sorpresa y un obligado para todos quienes hayan disfrutado de Resident Evil 7 y sus contenidos extra. La dosis de novedad llega de la mano de la jugabilidad, más enfocada en la acción por estar emparentada con el beat ‘em up, pero muy fiel a lo que uno espera de un survival horror también. Hay una lucha constante por sobrevivir acá y aunque no sentimos miedo en la piel de Joe, la tensión y el desasosiego no se echan de menos. 

Lo Bueno:
- Una apuesta fresca en relación a la campaña de Resident Evil 7
- Balance ideal entre acción y supervivencia
- Joe Baker resulta ser un gran personaje


Lo Malo:
- Poca variedad de enemigos
- El final deja gusto a nada

Nota Final:

8.5
Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario