En nuestro canal de YouTube

Análisis: Dreams — un juego sobre crear juegos donde el límite es la imaginación

Dreams es la evolución más reciente de la máxima “juega, crea y comparte” del estudio Media Molecule, con la que podrás dar rienda suelta a tu creatividad. Haz que tus ideas cobren vida con herramientas innovadoras y fáciles de usar, y compártelas con una comunidad global.

Calificación:


Desarrollador: Media Molecule
Distribuidora: Sony PlayStation
Lanzamiento: 14 de febrero de 2020
Plataforma: PS4 (Disponible en PSN para descargar)


Análisis basado en una copia digital para PS4 facilitada por PlayStation Latinoamérica 

Los primeros pasos de Media Molecule en los videojuegos fueron con LittleBigPlanet, una joya dentro de los juegos de plataformas que incluía, además, el primer atisbo de la visión verdadera del estudio: la fascinación por crear. Con la secuela, LittleBigPlanet 2, esto quedó más claro. Media Molecule busca darles a los jugadores obras que inspiren y le den rienda suelta a su creatividad. Dreams es la mayor expresión de esa visión, la magnus opus de sus creadores, un sistema de creación de juegos que reúne a los mas creativos con quienes solo buscan jugar buenos juegos. 

El título de Media Molecule no se parece en nada a algo que hayamos visto anteriormente. Es un game engine listo para crear tus propios juegos, una red social en forma de biblioteca de juegos, en la que los usuarios pueden optar por crear lo propio o jugar lo que otros hayan creado.

En Dreams nos manejamos con un personaje jugable llamado Duende. Una pequeñita bolita hecha de pelos y ternura que será nuestro protagonista para crear y para jugar. Para agarrarle la mano al control de Duende, que no tiene limites para recorrer la pantalla, tenemos el modo historia llamado El Sueño de Art. 

El modo creativo es realmente complejo, como no podría ser de otra forma

Para dar nuestros primeros pasos en esta peculiar experiencia, Dreams nos ofrece el mencionado modo historia que nos lleva de la mano y nos deja familiarizarnos con los controles y las posibilidades del título. La campaña es corta, pero es una mezcla concreta de lo que podemos hacer en Dreams. Y si no somos creativos, es el primer acercamiento a lo que podrán ser las creaciones de otros jugadores. 

Por esta razón, la campaña explora varios géneros y está dividida en tres actos para qué veamos cómo con Dreams podemos crear un plataformas de acción, un juego de puzles y una aventura gráfica. Si jugaron el modo creativo de LittleBigPlanet 2, se sorprenderán de la capacidad de Dreams. Acá no hay moldes predefinidos, la realidad es que el único límite es la creatividad. Y su mayor logro es que todo esto funciona en comunidad. Todos los días hay algo nuevo para jugar. 

Si seguiste de cerca el desarrollo de Dreams, sabrás que hubo mucha expectativa sobre qué tan real era la posibilidad que ofrecería de desarrollar verdaderos juegos. La pregunta entonces es, ¿realmente podemos ser desarrolladores de videojuegos con Dreams? La respuesta es sí. Hoy, dos semanas después del lanzamiento, no podemos más que sorprendernos con las creaciones que hay disponibles en la comunidad de Dreams, a las que accedemos por un modo llamado Explorando Sueños. 

Silent Hills revive gracias a Dreams y podemos jugar esta creación de fans ya mismo

Han recreado P.T., han hecho un Fallout 4 que nos deja con los ojos bien abiertos por el parecido que maneja con el original. Y la lista de creaciones es inmensa. La promesa de PlayStation y Media Molecule es más que un sueño. Cobra vida cuando nos sentamos a admirar los juegos hechos por otros miembros de la comunidad. Y muchos de ellos los podemos jugar en co-op local de hasta cuatro jugadores.

Ahora bien, ¿qué podemos contar de la experiencia de jugar en el modo creativo? Este modo llamado Conformando Sueños puede ser abrumador al principio. Hay cientos de herramientas explicadas en decenas de tutoriales. Media Molecule nos explica con mucha energía y la verdad es que los tutoriales son llevaderos y divertidos. Si jugaste los títulos anteriores del estudio, sabes de qué estoy hablando. 

Sin dudas, Dreams es un concepto maravilloso por sí solo y no tenemos muchos aspectos negativos que destacar porque funciona y terminó superando las expectativas. Una de sus falencias es el control. Lamentablemente Media Molecule prefiero apostar a la innovación que a lo cómodo y nos invita a controlar a nuestro Duende con el control inalámbrico, ya sea mando o con PS Move. Por suerte esta opción se puede desactivar y reemplazar por un control clásico con los analógicos. Pero eso no resuelva la inestabilidad del personaje y el cursor. Tomará mucho tiempo acostumbrarnos a ubicar objetos, moverlos o rotarlos cuando estemos en el modo creativo porque el control es muy impreciso. 

¿Fallout 4 en Dreams? Es posible

De todas formas, crear es opcional. Es divertido experimentar con todas las herramientas, pero la creación de un nivel o un juego completo lleva semanas, meses e incluso un año, y no es para todo el mundo. En el acceso anticipado de Dreams trabajaron decenas de jugadores para concebir los geniales creaciones que están disponibles hoy en día en el modo Explorando Sueños. Una de mis favoritas hasta el momento es una aventura llamada Opposite Day 2: Regular Day que tiene toda la onda disruptiva y humorística de Stanley Parable. Y si buscamos, hay para todos los gustos y de todos los géneros. Los juegos de terror abundan, por si se lo preguntaban.

Palabras Finales:
Al final, la última palabra la tenemos nosotros: ¿creamos, jugamos o ambas? Sea cual sea que elijas, hoy por hoy, lo que ofrece Dreams es inmenso y único. Es una ventana a la creatividad con una herramienta que al principio parece sencilla, pero que esconde complejidades impensadas que dan lugar a los cientos de juegos que podemos jugar ya mismo, creados por la comunidad. Y lo mejor de todo es que estas creaciones no quedan en el olvido porque hay miles de jugadores dispuestos a jugarlas. Media Molecule combina la filosofía de las redes sociales, con lo lúdico y lo creativo para traernos uno de los juegos más innovadores de la generación.

Lo bueno:
- Un sinfín de herramientas y posibilidades para crear tus propios juegos, niveles, videos, etc
- Una comunidad enorme para jugar las creaciones de otros y compartir las propias
- La amplitud de la propuesta, hay para jugar de todo, todos los géneros y gustos.
- No hay nada igual a Dreams. Llegó para quedarse.

Lo malo:
- El sistema de control es tosco y poco preciso. Puede ser frustrante durante las primeras horas, tanto para crear como para jugar.

Nota Final:

9
Excelente
Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario