En nuestro canal de YouTube

Primeras impresiones: Valheim, supervivencia al estilo vikingo


Desarrollador: Iron Gate
Distribuidora: Coffee Stain Publishing
Lanzamiento: 02 de febrero de 2021
Plataforma: PC (Steam)

Análisis basado en una copia digital para Steam facilitada por Coffee Stain Publishing


Supervivencia, mundo abierto, Early Access. Son las tres etiquetas clave que inundan las plataformas de videojuegos, indies o no. No hay que ser un experto ni nada de eso para reconocer que cada vez hay más títulos que ofrecen una experiencia algo escasa, pero de alguna forma prometedora (que de promesas está lleno el cielo) y que nunca llegan a nada, siempre quedan en etapa de alfa y rara vez llegan a beta, porque claro, mejor que terminar el juego es sacar actualización tras actualización año tras año, y poder hacer los cambios que se les ocurran bajo el escudo de que es una alfa, un estado prematuro. Y así suceden las decepciones, con juegos que finalmente terminaremos aburridos de jugar por su escaso contenido y la demora de novedades, mientras que luego los creadores sacarán alguna actualización importante que les permita vender a más gente su juego en constante cambio. Y luego está Valheim.

Valheim se entrega al púbico como lo que es, un juego de mundo abierto (pero con unos límites), de supervivencia y, claro, en Early Access. Pero que esté en un punto temprano de su desarrollo no lo vuelve vacío ni mucho menos. Pero vamos por partes.


Valheim nos pone en el papel de un guerrero caído en la mitología nórdica, las garras de un cuervo nos llevan a un bosque y este animalejo nos cuenta que debemos ganarnos el favor de Odín si alguna vez queremos entrar en Valhalla (¿quién no querría?). ¿Y qué mejor forma de hacerlo que conquistar las tierras de Valheim eliminando a 5 guardianes de los 5 biomas generados proceduralmente? Y nos largan semidesnudos a comenzar la aventura. Nada más iniciar podemos notar algunas cosas: las texturas se ven como si fuesen de 2003 (en algunos casos) pero muy bien pulidas; las físicas del juego son excelentes y las sombras e iluminación hacen que todo se vea hermoso.

El elemento supervivencia viene desde varios lados, pero el juego es lo suficientemente generoso como para únicamente ponernos debuffs si sentimos frío, si estamos mojados, o envenenados, todas necesidades que tendremos que cubrir construyendo un refugio. Aquí hay que hacer un comentario totalmente aparte, que lo haré más adelante, porque la construcción es muy importante en este juego, pero prosigamos. Hay un sistema de hambre o comida, bastante particular y que yo no había visto antes, pero puede que se haya usado en algún otro lugar: cuando comemos, aumentamos nuestra vida máxima, stamina y regeneración de vida por un tiempo, depende lo que comamos y la variedad. Comer frutas aporta poco, mientras que las colas de gekkos y carne asada aportará mucho más, pero la miel hace que nos curemos más rápido. Todo un sistema que no implica mucho problema pero del que hay que ocuparse si queremos enfrentar a los antiguos guardianes.


Sobre la construcción, Valheim no trata de ser un juego demasiado realista en otros apartados, pero cuando se trata de construir una choza, se pone la gorra como el mejor. Para hacer una casa siempre dicen que no hay que empezar por el techo, y acá la situación no cambia: tenemos que aplanar el suelo, colocar cimientos bien asentados, y recién ahí podemos colocar paredes. Pero tampoco podemos subir hasta los cielos, cada cimiento soporta una cantidad de piezas encima. Si nos pasamos se viene todo abajo, por lo que la planificación y el uso de vigas de soporte es una constante. Otro detalle muy curioso y que aporta al realismo es que si tenemos una fogata dentro del refugio (que la tendremos, para dormir hay que dormir calentitos) tenemos que dejar una abertura en el techo, caso contrario, podemos morir por contaminación de humo.



Lo único que yo podría considerar un punto flojo es la música. Es hermosa, muy hermosa, pero a mi gusto demasiado chill, demasiado tranquila y no cambia en los combates, sólo en las batallas contra jefes. Además, el sonido está diseñado de forma hermosa. Si apagan la música pueden oír perros, pájaros, el sonido de la lluvia golpeando el techo o el crepitar de la carne mientras se cocina. ¿Mi consejo personal? Apaguen la música.

Por un precio bastante bajo, pueden comprar esta belleza en Steam, y jugarlo con amigos o amigas, divertirse y disfrutar de un mundo que está en desarrollo todavía, pero lo que tiene que ofrecer, vale las horas y el dinero invertido.

Comparte en Google+

0 Gritos :

Publicar un comentario