En nuestro canal de YouTube

Análisis: GTFO — Terror alienígena extremadamente difícil para jugar en coop


De los creadores de PayDay, GTFO es un shooter survival horror pensado para jugar en co-op con un desafío extremadamente difícil: enfrentar monstruosos enemigos y pensar una extrategia mientras se reúnen recursos para sobrevivir.
Calificación:


Desarrollador: 10 Chambers
Distribuidora:  10 Chambers
Lanzamiento: 11 de diciembre de 2021
Plataforma: PC (Steam)

Análisis basado en una copia digital para Steam facilitada por 10 Chambers

El estudio sueco 10 Chambers, fundado en 2015 por Ulf Andersson (diseñador de PAYDAY), bajo la promesa de renovar el género multijugador, se puso manos a la obra desarrollando un videojuego titulado GTFO, acrónimo de Get The Fuck Out. Se trata de un FPS de terror cooperativo en el que los jugadores tienen que dar todo de sí para poder avanzar a lo largo de unas laberínticas instalaciones subterráneas que se encuentran plagadas de espantosas criaturas de pesadilla.

Los jugadores tomarán el control de cuatro prisioneros que se encuentran en hidroestasis. Cuando despiertan, son enviados a diferentes niveles de una base científica a cientos de metros bajo tierra. Estas instalaciones son un enorme complejo con numerosas salas que se deben explorar para identificar su dimensión y habilitar accesos para cumplir con claros objetivos que nos dará una entidad denominada The Warden. El recorrido no será para nada sencillo porque los prisioneros no estarán solos, en la oscuridad se encuentran en estado de letargo cientos de criaturas que reaccionarán violentamente a la más mínima alteración de su entorno.

Como lo indica su lema: “Trabajar juntos o morir juntos”, GTFO propone a los jugadores un recorrido para nada amigable que exigirá la máxima coordinación y organización para poder cubrirse unos a otros. El nivel de dificultad esta establecido como para poner a prueba a 4 jugadores a la vez, así que ya pueden ir haciéndose una idea. El título no se anda con vueltas innecesarias; da por sentado que si agarramos este juego es porque ya estamos acostumbrados a otros FPS, ya sea de los de estilo frenético o en aquellos donde hay que usar un poco más la cabeza. 

Asimismo, si llegamos a jugar GTFO es porque queremos ponernos a prueba como jugadores experimentados que somos… Mas temprano que tarde, a muchos se les caerá esa imagen de “buen jugador” que la mayoría cree que tiene al darse cuenta que incluso en los primeros niveles uno puede ser protagonista de aplastantes derrotas. Estas no son causadas por un nivel de dificultad injusto y desmedido, sino por la mala costumbre de no frenar un momento para definir una estrategia que optimice el gasto de recursos.

Como ya mencioné, los desarrolladores no nos toman por tontos ni por jugadores primerizos, es por ello que ni bien comenzar nos vamos a ver envueltos en un ambiente muy oscuro y terriblemente opresivo de ciencia ficción en el que tendremos que desenvolvernos prudentemente, cuidando nuestros pasos, explorando e investigando el entorno. Hay que ser cautelosos, racionar al máximo la munición y, como se imaginaran, evitar que el equipo se separe más de la cuenta. No cabe lugar para los apurados, ya que, por lo general, estos son los primeros en caer, comprometiendo al resto de jugadores que serán castigados con bajas provocadas por pura insensatez. 

Lo mejor que se puede hacer desde el vamos es tomarse las partidas con calma ya que pueden llegar a durar en promedio (con resultados exitosos) aproximadamente 1 hora y monedas. ¿Por qué tanto? Por el simple hecho de la exploración es muy importante para obtener recursos valiosos que permitan una travesía un tanto más amena y la limpieza metódica de cada sala que se deba atravesar.

Las misiones están separadas por las secciones de la instalación que se vaya a explorar, modificando de esta manera la dificultad, que estará definida por el nivel en la que se encuentre. Cuanto más profundo se vaya, la amenaza incrementará tanto en número de enemigos como en variedad. De igual manera, los objetivos serán más complicados y, lógicamente, se dispondrá de una menor cantidad de recursos. Las mecánicas de juego son las básicas de cualquier juego de disparos, pero juega a su favor la necesidad de tener que hacer uso del sigilo para poder avanzar de manera segura ya que es extremadamente raro poder terminar con éxito una misión disparando a todo lo que se mueva, principalmente porque el titulo no fue concebido para ese fin.


Para dar inicio a una partida es recomendable utilizar el grupo de Discord que se encuentra en la pantalla principal del juego para unirse con mayor velocidad ya que el matchmaking estándar puede dejarte esperando largos minutos antes de encontrar una sala acorde. Esta segunda opción ofrece establecer ciertos parámetros de búsqueda para unirse a una partida, pero la mayoría de las veces va a cansarte. Con el lanzamiento de su versión 1.0, es posible jugar solo o completando los puestos vacantes con bots. Pese a lo que uno podría llegar a esperar, estos bots resultan ser bastante competentes: no son una maravilla de la inteligencia artificial, pero se defienden sin estorbar al jugador y lo cubren cuando es necesario hacerlo.

Antes de lanzarse a las profundidades, el equipo debe preparar su inventario teniendo a disposición un arsenal bastante completo con la posibilidad de seleccionar un arma principal, una especial, un arma cuerpo a cuerpo y hay un slot reservado para herramientas. En esta categoría se encuentra una variedad de lo más útil siendo mi favorita la Bio Tracker, una especie de radar que señaliza cuantos enemigos hay en un radio de varios metros marcándolos para que sean visibles para todo el equipo. También hay otras herramientas interesantes como una pistola de minas de proximidad, otra con proyectiles que se basan en munición que congela/detiene a las criaturas y puede ser utilizada para reforzar puertas; y, por último, se dispone de tres tipos diferentes de torretas.

Cada misión cuenta con un objetivo principal, y un par de objetivos secundarios completamente opcionales que consisten en encontrar algún artefacto que luego tiene que ser depositado en X punto o habilitar una sala bloqueada o reestablecer el orden de un sector eliminando todas las criaturas que allí se encuentran. En pantalla, aparecerán indicaciones que, en pocas palabras, detallan qué hacer. La manera en la que se ejecute esto corre por cuenta del equipo: primero buscar la terminal o el objeto en cuestión, matar a todos los monstruos, hacerlo sigilosa o ruidosamente, explorar hasta el último rincón, rush por B, etc. Lo importante es estar atento a las amenazas y evitar cometer errores, que a esta altura serían de novato. Las bestias reaccionan ante las linternas, la proximidad y, sobre todo, el ruido, ya sea provocado por nuestros disparos, por correr, por activar alguna alarma o el bramido de una criatura alterada.

Hay un par de mecánicas interesantes en GTFO bastante simples, pero que cumplen son la interacción con las terminales y los puntos de seguridad. Vamos con la primera: En las salas o zonas principales siempre encontraremos, por lo menos, una terminal que tendremos que usar ya sea porque un objetivo indique teclear cierto código o para que indaguemos acerca de los elementos que nos rodean. ¿Cómo? Una vez que interactuemos con estas computadoras veremos que hay diferentes comandos en pantalla que podemos ingresar. Entre ellos destaco 3 super útiles: LIST, ofrece un listado de todos los ítems esenciales y cuantos quedan en el nivel; QUERY, da detalles de cualquier ítem buscado por su nombre; y PING, comando que precisa la ubicación de todos los ítems en la zona. El conocimiento es poder; y conocer la ubicación de algunos elementos es clave porque ciertos objetivos consisten en encontrar algún ítem, pero no contamos con una brújula en pantalla que marque el camino a seguir para hallarlo.

En segundo lugar, tenemos los puntos de seguridad. Son marcas holográficas que requieren que la totalidad del equipo que aún siga en pie se posicione en esa ubicación hasta que se cargue una barra que permitirá habilitar ciertas puertas. En algunas oportunidades, será un punto fijo y en otras nos complicará la vida ya que el punto en cuestión necesita que nos mantengamos dentro mientras este se mueve por el escenario, y para complicarla más todavía, otras veces este holograma se subdividirá en múltiples puntos que obligan al equipo a separarse bastante para pararse sobre las marcas para activarla. Si a esto le sumamos que posiblemente nos estén asediando las aberraciones de este complejo, tenemos la receta perfecta para el desastre.


Tanto las puertas, como las valijas y los lockers que nos encontremos pueden llegar a tener candados que se pueden romper con las armas cuerpo a cuerpo, o en su defecto será necesario que se hackee con un dispositivo que requiere de precisión a la hora de accionarlo en un sencillo minijuego en el que debemos acertar a una franja azul y en caso de errar sonará una alarma que puede atraer a los enemigos cercanos.

Como pueden notar, a priori el juego en si esta plagado de complicaciones que exigen que revisemos cada rincón, leamos hasta la ultima línea, que prestemos atención a todo y seamos cautelosos. Es por ello que se habla de este titulo como un multijugador cooperativo super exigente y difícil de superar.

Las criaturas son variadas y algunas destacan por características que las vuelven enemigos especiales. Físicamente son engendros con una apariencia antropomórfica deformada, llena de dientes puntiagudos o tentáculos, rostros deformados, comportamiento errático y constantes espasmos que vuelven sus movimientos más escalofriantes, sobre todo cuando se arrastran. Con esta descripción pareciera que tranquilamente podrían formar parte del bestiario de títulos como Dead Space o The Thing, pero, en términos generales, son mas bien poco imaginativos o inspirados. 

Teniendo en cuenta que en si hay un trasfondo bastante alienígena/lovecraftiano sobre estas bestias, se podría aprovechar para darles un aspecto aún mas intimidante y deforme. Incluso con este detalle (no menor) logran poner los pelos de punta cuando somos rodeados por hordas de estos seres o cuando se ingresa a un recinto completamente obscuro donde reposan alerta a cualquier anomalía.


El sigilo va a ser clave para eliminar a los menos agresivos, aquellos que solo atacan en caso de que se los ilumine con una linterna, se los choque al avanzar o escuchen ruidos provocados por el equipo; son los denominados ‘Sleepers’. Estos se encuentran por todas partes en retorcidas poses temblando en un reposo constante. Es posible determinar su temperamento ya que se puede notar que pasan por tres etapas o estados: reposo, están quietos con algún que otro espasmo, en este estado son mas vulnerables; alerta, cuando algún personaje corra cerca de ellos, los ilumine con la linterna o provoque algún ruido estridente comenzarán a chasquear y realizar sonidos guturales; y el estado de colera, va a ser la ultima advertencia para dejar de hacer lo que sea que lo este molestando para restablecer su tranquilidad o preparase para empezar a repartir plomo. Una palpitación junto con un brillo interior en las bestias indicará esta fase.

Entre los especiales podemos encontrar la versión de estos mismos, pero notoriamente más grandes y resistentes, otros llamados Scouts que están en constante patrulla frenando solo para desplegar uno tentáculos muy largos que se suspenden en el aire esperando tocar o rozar alguna entidad hostil, al detectarlo produce un grito que atrae a todos los monstruos que estén cerca. Otros despliegan de sus entrañas pequeñas abominaciones, otros levitan, en fin, por suerte hay algo de variedad. Personalmente el boss final me dejo con una sensación de poca exigencia más allá del atrincheramiento para acribillar bichos y dar en los puntos débiles para acabar con el monstruo.

En cuanto a la ambientación, GTFO es muy inmersivo tanto grafica como sonoramente. Los desarrolladores hicieron uso del motor gráfico Unity y la verdad es que se nota que explotaron esta herramienta al máximo. La iluminación es un factor muy importante tratándose de una aventura que exige el uso de la linterna la mayoría del tiempo porque existen pocas fuentes de iluminación. El apartado sonoro se destaca mucho con efectos de sonido muy bien logrados y una musicalización intensa basada en sonidos ambientales que transmiten inquietud y mucha tensión de manera constante.


GTFO posee una gran rejugabilidad ya que los ítems y enemigos de los escenarios se generan aleatoriamente entre partidas. Oto dato no menor es que el estudio está comprometido a seguir generando contenido nuevo como escenarios, armamento y enemigos. Como es de esperarse, posee algún que otro bug, pero me resultaron completamente inaceptables solo aquellos que me obligaron a cerrar la partida porque se bloqueaba alguna puerta o terminal para poder avanzar, sobre todo si tenemos en cuenta que algunas partidas (especialmente las de mayor tier) pueden llegar a durar más de una hora. No estaría de mas agregar mas indicios acerca de lo que ocurre argumentalmente ya que la historia no se cuenta directamente, para ello tenemos que recurrir a las conversaciones que los prisioneros tienen entre sí o con The Warden, u optar por la curiosidad y atención al detalle atando cabos con lo que se puede encontrar en los escenarios. 

Tratándose de un videojuego creado por personas que diseñaron uno de lo mejores títulos cooperativos que hay en el mercado, se esperaba que hagan un buen trabajo con GTFO, y no defraudaron. Ofrecen un título muy sólido. No fueron pocas las veces en las que la gran inmersión y exigencia para el trabajo en equipo me resultaron realmente gratificantes. Completar las misiones dan una especial sensación de satisfacción por el hecho de que terminar exitosamente una partida requiere una coordinación y aguante interesante por parte de los jugadores porque constantemente se ven en la obligación de comunicarse para armar una estrategia preparando el escenario antes de los enfrentamientos, ya sea colocando las torretas en los lugares adecuados, bloqueando puertas, desplegando minas o garabateando en el mapa para dar indicaciones de que sectores cubrir. Si tienes un grupo de amigos con los que juegas regularmente, no debes dejar pasar este juego.

Lo bueno:

- Inmersión y ambientación
- Apartado sonoro
- Nivel de exigencia
- Diseño de niveles extenso

Lo malo:

- Falta de contexto en su trama
- Matchmaking agotador
- Diseño de enemigos bastante básico
- Bugs excepcionales que obligan a perder la partida

 

Puntaje Final

8.5

Comparte en Google+
ESCRITO POR Daro_Wolf

Licenciado en Logistica, aficionado por la redacción. Fanatico del horror, la fantasia y la ciencia ficción. Apasionado por el gaming. Adicto a los Metroidvanias, los RPG, la musica pesada y el synthwave.

0 Gritos :

Publicar un comentario

Si compras en la tienda de Epic, ¡usa nuestro código!