En nuestro canal de YouTube

Análisis: A Plague Tale: Innocence — una aventura imperdible

A Plague Tale: Innocence, una historia de adversidad, fraternidad y supervivencia que deja a dos hermanitos huérfanos en plena Francia de Siglo XIV. La inquisición será el menor de nuestros problemas.

Calificación:


Desarrollador: Asomo Studio
Distribuidora: Focus Home Interactive
Lanzamiento: 14 de mayo de 2019
Plataforma: PC, PS4, Xbox One

Análisis basado en una copia digital para Steam facilitada por Focus Home Interactive.

Si echamos un vistazo al curriculum de Asobo Studio antes de jugar A Plague Tale: Innocence, probablemente esperemos poco y nada de esta nueva aventura. Lo cierto es que el estudio francés sorprende. Estamos ante una aventura inolvidable. Una historia de adversidad, fraternidad y supervivencia que deja a dos hermanitos huérfanos en plena Francia de Siglo XIV. La inquisición será el menor de nuestros problemas. 

A Plague Tale: Innocence nos pone en la piel de Amicia, la mayor de los hermanos. La historia comienza brutal: somos testigos del asesinato de nuestro padre en nuestra propia casa. Los sádicos inquisidores solo desean una cosa: a nuestro pequeño Hugo. ¿Por qué? No lo sabemos. Pero encarnando a Amicia, haremos lo posible para salvarlo.

La Inquisición nos pisa los talones
Tras la muerte de la madre en pleno escape, los pequeños quedan a la deriva. En medio de la Guerra de los Cien Años, el clima en Francia no es el mejor. Especialmente porque hay otro gran enemigo azotando al pueblo: la Peste Negra

En su periplo por salvarse de las garras de la inquisición, los hermanos enfrentarán directo a la plaga. Son enjambres y enjambres de ratas, con el poder de devorar un humano entero en minutos. A Plague Tale: Innocence consigue que nos pongamos en la piel de sus protagonistas, que sintamos su desesperación y su tristeza. No tanto con sus mecánicas, de las que vamos a hablar ahora, sino con su atmósfera y su narrativa, que nos trasladan de lleno a la época.

El título de Asobo Studio apuesta por el sigilo por sobre todas las cosas. Es un videojuego bastante lineal que divide su historia en capítulos. Cada uno de ellos se juega como un gran nivel con objetivos y obstáculos bien claros. 

Ratas, ratas everywhere...
En todos los niveles estaremos rodeados de enemigos, ya sean cientos de ratas, soldados de la inquisición o una combinación tremebunda de ellos. Las primeras le temen al fuego y a la luz. El enjambre de ratas más grande se doblega ante el poder de una antorcha. En cuanto a los inquisidores, será mejor escondernos de ellos, aunque, para sorpresa de todos, Amicia no es la clásica protagonista indefensa de los juegos de terror y sigilo: tenemos mecánicas de combate.

La cena está servida
Nuestra arma principal es su honda, que funciona casi como navaja suiza en la medida que nos permite interactuar con mecanismos del ambiente (para cortar una cadena y dejar caer una lámpara o puerta, por ejemplo), así como también nos permite atacar a los enemigos humanos y/o hacer ruidos para distraerlos. 

A medida que avancemos en la aventura, Amicia conocerá el arte de la alquimia y crearemos munición diversa, balas ácidas e incendiarias, por ejemplo. Necesitaremos recoger materiales para ello, que también nos servirán para mejorar la honda y nuestro equipamiento en distintas mesas de trabajo. De esta forma, tendremos más herramientas para enfrentar los desafíos más difíciles. Cada nivel está diseñado como un gran puzzle y hay que usar todo nuestro ingenio y poder de observación para evitar los enjambres de ratas y aprender a usarlos a nuestro favor. Todo soldado tiene el potencial de convertirse en comida de rata.

Mesas de trabajo para mejorar la honda y el equipo
A Plague Tale: Innocence es un juego muy crudo. La plaga de ratas es todo menos agradable. Hugo y Amicia tendrán que hacer sacrificios terribles si no quieren ser triturados a mordiscones. Es la supervivencia del más fuerte. La atmósfera que nos rodea trasmite el más puro pavor y el juego no escatima en violencia. Una vez que los hermanos escapan de su casa al mundo exterior, todo ahí afuera es oscuro, sucio y cruel. El juego recrea un clima único. 

El eje central de la trama es la química entre los hermanos. Es un vínculo humano que va creciendo a lo largo de la historia. El desarrollo de ambos personajes es impecable y es imposible no sentir empatía por ellos. Hay un contraste casi mágico entre la crudeza del mundo y el amor que se tienen ellos dos. La inocencia de Hugo choca también y vemos progresivamente como el personaje va ganando carácter.

El sigilo, el pan de cada día.
 A Plague Tale: Innocence tiene algunas asperezas, aunque ninguna de sus fallas empaña la aventura. Como suele suceder con otros juegos de Focus Home Interactive, los niveles de producción escatiman en algún apartado, en este caso en las actuaciones de voz. Las voces en inglés tienen un acento francés forzado y en algunas situaciones, es dificl distinguir qué personaje está hablando. Un guion magnífico, manchado por actuaciones pobres. 

Asimismo, con el correr de las horas, algunos desafíos se repiten. Hay muy poca variedad de enemigos también. Sin embargo, los escenarios son tan variados y detallados que ayudan a desempañar el asunto. El juego nunca llega a caer en la monotonía.

El combate es una opción, ¡sí señor!
Visualmente es impecable. Está muy bien cuidado desde lo técnico. No hay bugs que rompan la inmersión y sorprende lo bien acabadas que están las animaciones. No tiene nada que envidiarle a producciones AAA. Si sumamos la dirección de arte, el entorno que logra A Plague Tale: Innocence es magnífico. Un apartado gráfico único, recreación fiel histórica y aterrador retrato de una de las épocas más duras de Europa.

La banda sonora refina por completo el clima de desolación y resalta el carácter emotivo de la historia. Volvemos a hacer hincapié en la atmósfera: A Plague Tale: Innocence es un videojuego de climas únicos, que consigue una inmersión total y gran parte de eso se lo debe a la música.

Palabras Finales:
Asobo Studio y Focus Home Interactive traen una historia extraordinaria, oscura y cruel, pero que no pierde nunca la esperanza. La química entre Amicia y Hugo ya la vimos en juegos como Brothers: A Tale of Two Sons, pero la experiencia acá es otra. Los personajes tienen otro tratamiento, un desarrollo más profundo, y la lucha de ambos por sobrevivir la experimentamos los jugadores en carne propia. Con sus fallas y todo, A Plague Tale: Innocence es la sorpresa del año.

Lo bueno:
-Una historia emotiva, aterradora y maravillosa por igual
-Una ambientación que se siente fresca, tanto por el contexto histórico como por el trabajo atmosférico
-El desarrollo de personajes
-El cóctel de mecánicas, sigilo, exploración y combate bien balanceados...

Lo malo:
-… aunque algunas mecánicas no se profundizan como queremos
- Las actuaciones de voz
- Poca variedad de enemigos

Nota Final:

8.5
Comparte en Google+
ESCRITO POR Florencia Orsetti

Editor in Chief y fundadora de SHD. Aficionada por el horror tanto en videojuegos como en cine y literatura, tiene varios años de experiencia en redacción periodística. Seguidora y promotora de videojuegos independientes.

0 Gritos :

Publicar un comentario