En nuestro canal de YouTube

Los mejores juegos de terror de 2021


Los fans del género tuvimos un 2021 excelente ya que muchos de los juegos que aparecen en las listas de lo mejor del año son de terror. Tuvimos tanques AAA que nos pusieron los pelos de punta y nos hicieron saltar de la silla, juegos independientes que nos atormentaron de formas originales, nuevas IP y también vivimos el regreso de varias sagas. 

En este artículo encontrarás los 10 mejores juegos de terror de 2021. Este enero es un mes bastante pelado de lanzamientos, así que, si estás buscando qué jugar mientras llegan los grandes lanzamientos de 2022 el mes que viene, estas recomendaciones te llevarán a pasar terror de varias formas. Hay para todos los gustos. 

10. The Dark Pictures: House of Ashes

Aunque Supermassive Games sigue sin lograr que su antología The Dark Pictures llegue al nivel de Until Dawn, House of Ashes es la mejor entrega hasta la fecha. En esta ocasión nos llevan a recorrer un templo subterráneo milenario al final de la Guerra de Irak. Hay criaturas sobrenaturales y terror puro, pero también hay una lectura política más que interesante. A nivel gameplay, las decisiones que nos lleva a tomar la historia son complicadas y nos van a poner entre la espada y la pared. Es más, el sistema de QTEs esta vez no está basado en acertar o fallar, sino que decisiones como errar un disparo o dejar que un personaje muera acá no son vistas como negativas, sino como verdaderas elecciones que llevan la historia a otro lado.


9. Chernobylite

The Farm 51, desarrolladores de Get Even y Necrovision, nos trae su mejor juego hasta la fecha. Chernobylite es un survival horror con fuertes dosis de RPG y base building que nos lleva a escenarios calcados de la zona de exclusión de Chernobyl. Literal, es una recreación realista del lugar con una historia de ciencia ficción que nos lleva a descubrir los horrores detrás (y posteriores) a la explosión del conocido reactor. Su jugabilidad centrada en gestionar una base y salir a exploraciones puede volverse repetitiva, pero los horrores que nos encontramos en el yermo y la historia nunca dejan de resultar impactantes. 


8. Little Nightmares 2

Es probable que muchos se hayan olvidado de Little Nightmares 2 porque llegó a comienzos de 2021. Esta secuela refuerza todos los apartados del original y nos trae una experiencia de corte plataformas cinemático que no se detiene nunca y que nos recuerda a grandes del género como los juegos de PlayDead o el propio Another World. Es una lástima que no se haya aprovechado la posibilidad de tener dos personajes para incluir cooperativo, pero, aún así, Little Nightmares 2 consigue atraparnos al hacernos sentir indefensos en un mundo que nos supera en todo aspecto y nos pone en constante desesperación.


7. From The Darkness

¿Quién dijo que se necesitan muchos escenarios y monstruos para generar miedo? En From The Darkness estamos atrapados en un condominio soviético y casi todo sucede en un mismo departamento. Es el juego más reciente del desarrollador N4bA y nos presenta una premisa simple: entrar en un bloque de viviendas, encontrar el apartamento de nuestro abuelo fallecido que estuvo vacío durante mucho tiempo y llevar sus álbumes de fotos a casa. Pero el lugar guarda secretos oscurísimos que no vas a imaginar. From The Darkness se puede jugar en una sola sentada. Es terror corto, efectivo e impactante. 


6. Back 4 Blood

El sucesor de Left 4 Dead, desarrollado por la misma gente de Turtle Rock y publicado por Warner Games, resultó ser un FPS zombi efectivo, atrapante y divertido, además de desesperante. Si bien salió con algunos problemas de IA, especialmente en lo que respecta a las hordas, que podían volverse un caos incontrolable y sin sentido, con los diversos updates, el juego se convirtió en una propuesta sólida. No va a destronar a Left 4 Dead 2 como el shooter zombi definitivo, pero sí resultó ser el mejor de su género en el año, por encima del modo zombi de Vanguard y de World War Z: Aftermath.


5. Bloodwash

El juego de Black Eyed Priest y Henry Hoare, publicado por Puppet Combo, es la experiencia de terror más cinematográfica del año, al menos en términos ochentosos y de estilo VHS. Bloodwash nos pone en la piel de una mujer que sale a lavar la ropa a los confines de la ciudad justo la noche en que anda suelto un asesino de mujeres embarazadas que acaba con ellas de una manera atroz. Es una experiencia de dos horas muy narrativa, muy atrapante y, sobre todo, perturbadora. Inspirada por la nostalgia de los juegos de PSX y el amor al cine giallo, Bloodwash es muy original por lo inteligente que es para contar una historia. 


4. Returnal

Aunque a sus desarrolladores no les gusta mucho decir que Returnal es de terror, lo cierto es que el roguelike de Housemarque y PlayStation tiene momentos muy espeluznantes y la historia escala a terror psicológico cuando menos lo esperamos. Es un shooter en tercera persona con una estructura roguelike que gira en torno a bucles temporales. Ambientado en un escenario de ciencia ficción futurista, el jugador controla a Selene, una piloto espacial varada en un planeta alienígena y atrapada en un bucle temporal. Con cada nueva muerte, Selene resucita y el juego va mutando y progresando. Returnal es difícil, pero muy atrapante y nos transmite sensaciones muy parecidas a las de un survival horror.


3. Tormented Souls

En los últimos años han salido varios juegos independientes que reviven el survival horror más clásico y Tormented Souls es de las propuestas más sólidas en ese género. Desarrollado por los chilenos de Duel Effect, el título, claramente inspirado en Resident Evil, pero con una esencia muy propia, nos pone en la piel de Caroline Walker. La joven investiga la desaparición de dos gemelas y termina luchando por sobrevivir en un hospital que luce como una mansión abandonada. Puzzles bien diseñados, cámaras fijas, combate muy hardcore y recursos limitados, Tormented Souls es un survival horror con todas las letras con pequeños agregados de calidad de vida en el gameplay que lo convierten en un juego increíble para jugarse hoy en día.


2. Inscryption

Cuanto menos sepan de Inscryption, mejor. Publicado por Devolver Digital, se trata del nuevo juego de Daniel Mullins, creador de Pony Island, que, si lo jugaron, se van a dar una idea de lo irreverente e impredecible que es Inscryption. Este juego indie se presenta como un roguelike de construcción de mazos muy perturbador en el que nada es lo que parece. Las sorpresas y lo turbio e impresionable están garantizados. Y lo mejor de todo es que trasciende géneros: Inscryption no solo es un buen juego de terror: está dentro de lo mejor de 2021 por su original, su diseño y su visión artística. Pero contarles por qué hace las cosas bien es spoiler. Como les dije, mientras menos sepan, mejor. Vayan a jugarlo.


1. Resident Evil Village

La última entrega de Resident Evil no solo es un increíble juego de terror y acción, sino que reúne todos los estilos que tuvo la saga alguna vez y los mete en un solo juego. En la piel de Ethan Winters por segunda vez nos trasladamos a una aldea europea a enfrentar a los terratenientes, explorando castillos, pantanos y enfrentando a la estrella del lugar, Lady Dimitrescu, que solo es el comienzo de nuestros problemas. 

Resident Evil Village es un ‘grandes éxitos’, un título que tiene survival horror puro, terror muy visceral y también acción de la buena, como la que trajo Resident Evil 4 en su momento. Es el juego favorito de muchos, el ganador de nuestra encuesta de la comunidad, el GOTY 2021 de Steam y el juego más completado del año. Sin dudas, el más fácil de recomendar.

Comparte en Google+

0 Gritos :

Publicar un comentario

Si compras en la tienda de Epic, ¡usa nuestro código!