En nuestro canal de YouTube

Impresiones Gamescom: A Plague Tale: Requiem, huida en un mundo brutal y devastado


A Plague Tale: Innocence es un juego que amé. Me pareció genial su propuesta, su apartado visual, su historia y música. Es cierto que te llevaba mucho de la mano y casi no te daba margen a pensar antes de decirte cómo resolver algún puzzle, pero aun así lo disfruté un montón. Sin embargo, lo que más me tocó las fibras sensibles, fueron sus personajes. En especial Hugo y Amicia. Estos dos hermanos eran encantadores y su relación, maravillosa. Tan solo recordar algunos diálogos o escenas me hace poner los pelos de punta. Hacer la secuela de un juego que salió tan bien, no es una tarea fácil. Un pequeño paso en falso y todo el prestigio cosechado, puede irse al garete. Pero queridos lectores, creo que con A Plague Tale: Requiem, Asobo Studio ha dado otra vez en el clavo.

Si vienen leyendo las últimas publicaciones del sitio, esto les va a sonar a disco rayado, pero ahí vamos otra vez: En Gamescom 2022, tuve la dicha de poder probar este juego. Y fue una locura. No sé, los juegos (como el arte) son subjetivos. No a todos nos va a generar lo mismo. Tal vez crean que exagero con lo que voy a decir, pero terminé de jugar la demostración entre lágrimas. Creo que fue un conjunto de emociones que se agolparon: El lugar donde estaba, recordar las circunstancias en que disfruté de la primera parte y el reencuentro con estos entrañables personajes. Afortunadamente, A Plague Tale: Requiem sigue aferrándose a eso que ofreció en 2019 y todo apunta a que el resultado será otra historia fascinante.


Creo que en el evento hubo diferentes versiones de prueba. En mi caso, la que jugué comenzaba en el capítulo 4. Si bien me falta contexto para entender lo que sucedía, puedo deducir que después de los eventos de Innocence, los hermanos una vez más se encuentran huyendo. La diferencia es que esta vez buscan refugio en una misteriosa isla frente a la costa de Francia. Al igual que en su predecesor, hay segmentos que parecen ir sobre rieles. Pero estas secuencias tienen su razón de ser, puesto que es donde se dan conversaciones y es cuando más interacciones se ven entre los personajes.

La demostración comienza con los hermanos caminando por un prado. Amicia por algún motivo está herida y Hugo, bueno, tan inocente y adorable como de costumbre. Su búsqueda los lleva a un poblado y, cuando todo parece estar en paz, un grupo de soldados irrumpe buscando a los hermanos. Gracias a un personaje (un cura para ser más preciso) logramos escabullirnos y casi escapar de las garras de los persecutores. Pero un infortunio hace que nos vean y la persecución comience. Este momento fue sumamente tenso, puesto que vamos por un bosque, esquivando flechas, escuchando gritos y, lo más importante, intentando permanecer con vida. Hay una interesante dinámica propuesta, que se siente como una montaña rusa cargada de emociones.


En este aspecto, A Plague Tale: Requiem se desarrolla de forma muy similar a Innocence. Es decir, alterna entre segmentos jugables, con una fuerte carga narrativa, para luego, por diversos motivos, meternos en una zona llena de guardias. En estas partes más activas del juego, tendremos que transitar por zonas repletas de enemigos, evitando ser descubiertos y, por supuesto, evadir los focos de las ratas que aparecen sorpresivamente. Creo que aquí es cuando el título mejor funciona, porque te hace mezclar un poco de planificación y estrategia con la improvisación derivada del pánico. La demo presentaba algunas zonas impresionantemente grandes que atravesar, y mientras que en algunas logré abrirme paso sin ser descubierto, en otras simplemente tuve que correr hacia una puerta, llegando justo a tiempo para abrirla y poner el cerrojo que me permitió escapar de mis perseguidores.

Una vez más, volvemos a contar con un amplio abanico de herramientas para sortear a los inmisericordes soldados. Por un lado, está la honda que aparecía en Innocence, que además de todos los usos que tenía en la primera parte, ahora también puede disparar un proyectil envuelto en llamas. Y, por otra parte, se añade la ballesta, un arma ideal para realizar derribos letales a distancia, aunque es lenta de cargar y la munición es muy escasa. También está la posibilidad de defenderse cuerpo a cuerpo, aunque esto depende mucho del enemigo. Básicamente, es como escapar a las puertas de la muerte, de tener una segunda oportunidad antes de morir a punta de espada. Recordemos que Amicia es una adolescente, que si bien tiene mucha determinación y carácter, no deja de ser frágil ante estos soldados que, generalmente, suelen estar blindados por pesadas armaduras y la doblan en tamaño.


La demo también deja ver algunas de las nuevas capacidades de Hugo. Quienes hayan jugado la primera parte, entenderán de qué estoy hablando. No quiero hacer spoilers por si hay alguien que todavía no sabe cómo viene la mano, pero básicamente el pequeño niño ahora puede detectar enemigos y deshacerse de ellos con suma facilidad. Esto, claro está, si se cumplen algunas condiciones en específico dentro del escenario. Solo decir que dicho añadido se siente muy divertido.

Disfruté mucho de mi experiencia con A Plague Tale: Requiem. Una vez más, encuentro impresionante cómo Asobo Studio logra combinar de forma tan orgánica la narrativa con la jugabilidad. Los diálogos entre Amicia y Hugo son increíbles. La forma en que susurran mientras se esconden de los guardias, hacen que hasta uno quiera hablar bajito por miedo a que los descubran. Y todo esto englobado en un apartado visual precioso, pero también crudo y desgarrador. En este aspecto, Innocence tenía unos entornos realmente fantásticos, pero los de esta secuela están a otro nivel. En este sentido se nota que hubo una inyección notable de metálico en la producción.


A Plague Tale: Requiem pinta que va a ser un juegazo. Me gustó mucho lo que pude ver. Si bien de la historia no entendí demasiado, puesto que, como dije, arranca en un momento X, los diálogos y todo lo que cuenta su contexto me pareció superinteresante. Creo que lo peor, fue la forma en que la demo termina, con un tremendo cliffhanger que me dejó sin aliento. Honestamente, no veo la hora de poder disfrutar de esta aventura al completo. Solo decir que tenía muchas ganas de probar este juego y la demo de una hora que jugué estuvo a la altura de mis expectativas. Y sí, puede que no reinvente la rueda, pero no todas las secuelas tienen por qué hacerlo.

A Plague Tale: Requiem está siendo desarrollado por Asobo Studio y será distribuido por Focus Home. El título se pondrá a la venta el próximo 18 de octubre de 2022 para PC, PlayStation 5, Nintendo Switch (Cloud Version) y Xbox Series X|S, estando también disponible desde el día de su lanzamiento en Game Pass.
Comparte en Google+
ESCRITO POR Viejo Frank

Amante de los juegos, las series, películas y cómics... ¡Y del maldito rock n roll! Si no está jugando, está tocando su bateria.

0 Gritos :

Publicar un comentario

Si compras en la tienda de Epic, ¡usa nuestro código!