En nuestro canal de YouTube

Análisis: Inner Chains — Buenas ideas... mal ejecutadas

Inner Chains es un FPS con una dirección de arte muy particular que nos recuerda a las obras grotescas de H.R. Giger y Beksiński.

Calificación:


Desarrollador:  Telepaths Tree
Distribuidora:  IMGN.PRO
Lanzamiento:  18 de Mayo de 2017
Plataforma: PC, PS4, XO

Análisis basado en una copia digital del juego para Steam, facilitada por IMGN.PRO.

Una vez alcanzada y superada la meta de financiación para el desarrollo del proyecto del equipo polaco Telepath's Tree en la plataforma Kickstarter, no fueron pocas las personas que ansiaban sumar Inner Chains a su biblioteca de juegos. Sin embargo, duele tener que anunciar que el producto final no logró cumplir con las expectativas de sus seguidores más allá de su trabajado apartado artístico que incitaban a imaginar que horrores nos esperaban el día de su lanzamiento.

En un principio Inner Chains logró impactar y atraer a fans del genero de horror y FPS gracias a un puñado de imágenes que exponían la ambientación que envolvería a los jugadores, y un avance que no dejo indiferente a nadie. Una utilización muy llamativa del arte conceptual que  al instante nos recordó al trabajo de H. R. Giger, enseñando un mundo biomecanico surrealista que pareciera reflejar la peor de las pesadillas.



Gráficamente es todo lo que esperábamos, un ambiente lúgubre completamente oscuro y demencial, representado gracias al motor Unreal 4. Un gran trabajo de diseño de la mano de Tomasz Strazalkowsi. Estos atípicos paisajes presentan una buena iluminación que contrasta con un diseño de personajes y enemigos que no desentonan, generando aún más incertidumbre las actividades que realizan entre antorchas, cadáveres, calaveras y aguijones con vida que nacen de la tierra y atacan a los que se aproximen.

La música y efectos de sonido son correctos, cumpliendo con lo justo y necesario especialmente con la música que resulta escaza a la vez que descuidada para sumergirnos en este ambiente. Muchas veces avanzaremos casi en silencio, completamente faltos de sensación de temor o tensión. Llama la atención que entre estos fanáticos o sectarios no escuchemos barullo producto de sus ceremonias mas allá de un voz grave y profunda proveniente del sectario posicionado en el estrado.


Si bien se nos presento una aventura ambientada en un mundo espeluznante y retorcido el resultado final no es más que una experiencia sosa completamente olvidable. No podemos evitar sentir que estamos ante una versión alpha del proyecto; un título que peca de numerosos traspiés que no generan otra cosa más que negatividad en el usuario final. Avance carente de emoción, IA enemiga muy torpe, musicalización repetitiva y agotadora, brusca caída de frames que obligan a reiniciar el juego y una paupérrima optimización que no permite ejecutar el juego correctamente ni en los equipos más potentes.

Y las críticas no acaban ahí. Una de las mayores fallas se ven reflejadas en su desarrollo FPS que deja bastante que desear. Solo contaremos con tres tipos de armas y una reducida variedad de enemigos en las 5-6 horas que cuesta completar el juego. Si bien se cumple el hecho de que el arsenal está ligado a nuestra vitalidad y si abusamos de su uso nuestra vida será puesta al límite, no existe una verdadera sensación de peligro, fuerza o impacto; ni en el protagonista, ni en los enemigos. Todo ello sumado a una inteligencia artificial en los enemigos que no desafía absolutamente a nada. Supuestamente se contaría con la posibilidad de atravesar escenarios sigilosamente sin tener que derramar ni una sola gota de sangre, pero los niveles son tan lineales que resultan angostos para tres personajes dispersos sobre el mismo camino gracias a otras "criaturas" que decoran el ambiente y pueden acabar con nuestras vidas si damos un paso en falso. Por ende, el sigilo pareciera haber sido suprimido a último momento.



Argumentalmente no se nos explica nada, o al menos no directamente, más allá de la cinemática inicial del juego. A lo largo de la aventura encontraremos textos tallados en piedras y muros en una extraña escritura rúnica, pero seremos incapaces de descifrar que es lo que dicen a menos que encontremos las letras del abecedario que están desperdigadas por lugares específicos de los escenarios, una vez que reunamos las suficientes podremos tratar de dilucidar que palabras se forman en los subtítulos y, de esta manera, tratar de comprender que es lo que está sucediendo. Cabe aclarar que hasta los últimos minutos del juego estaremos encontrando letras, por lo que nos perderemos los textos del principio, motivo por el que reiniciaremos la partida para saber qué decían.

Es una lástima que un videojuego que contaba con un gran potencial y esfuerzo desde el día cero acabe con esta clase de fallas imperdonables. El apartado gráfico es y va a seguir siendo algo para aplaudirles, pero esto no evita que el videojuego se vuelva monótono y pesado al cabo de una hora tanto para los seguidores del genero como a los casuales.

Palabras Finales:Otro título que cae en la fosa común de videojuegos con grandes ideas pésimamente ejecutadas. Hay poco y nada para rescatar de este videojuego, y todas ellas apuntan a que se trata de un proyecto que no ha sido pulido lo suficiente como para pisar el mercado. Creemos que si un título debe retrasarse por el bien de recibir el producto que se nos prometió, así debe ser. Se esperaban grandes cosas de Inner Chains, pero un resultado como el que se nos ha presentado no puede mantenerse en pie solo por su esmero artístico. Ha sido lanzado un parche de aproximadamente 1 GB y monedas, pero no ha hecho más que empeorar los tiempos de carga, pero ha solucionado algún que otro bug.


Lo Bueno:
- Ambientación tétrica
- Sobresaliente dirección artística

Lo Malo:
- Pésima optimización
- IA enemiga muy torpe
- Pobre trabajo musical
- Brutales caidas de frames


Nota Final:
4.5
Comparte en Google+
ESCRITO POR Daro Wolf

Técnico reparador de PC. Amante de las películas de terror y ciencia ficción; la música metalera y el dubstep.

0 Gritos :

Publicar un comentario